nación

¿Peligro por injerencia cubana en Colombia? Congresistas debaten

Un dosier conocido por SEMANA revela que, según investigaciones estatales, Cuba estaría tratando de tener influencia en el territorio colombiano, incluyendo las elecciones de 2022.


La portada de SEMANA se refiere a un informe conocido por la revista sobre información que tiene el Estado colombiano frente a la presencia de algunos cubanos en Colombia que intentarían tener injerencia en las elecciones de 2022. El informe de carácter oficial, que llegó a la Casa de Nariño, dice que hay planes también para desestabilizar el país e incluso dicen que la seguridad nacional podría estar en riesgo.

En el documento conocido por este medio, dice textualmente que “Cuba ejecuta una estrategia de injerencia en Colombia a través de la orientación de cubanos con cobertura diplomática en organizaciones sociales solidarias, la infiltración de programas de cooperación con autoridades locales y su financiación por medio del ELN”.

Debido a la polémica que ha despertado el artículo, Armando Benedetti, senador, y Edward Rodríguez, representante a la Cámara, debatieron en SEMANA sobre la importancia de la información presentada y sobre el riesgo que, por lo tanto, podría o no representar Cuba para Colombia en las elecciones de 2022.

Benedetti aseguró que, al hablar de la posible injerencia de un país sobre el nuestro, el racero debería ser el mismo para todos. Es decir, que de la misma forma debería hablarse de la embajada de Estados Unidos en Colombia.

El embajador de Cuba en Colombia, José Luis Ponce Caraballo, es mencionado en el informe. El diplomático empieza a perder confianza ante el Gobierno colombiano.
El embajador de Cuba en Colombia, José Luis Ponce Caraballo, es mencionado en el informe. El diplomático empieza a perder confianza ante el Gobierno colombiano. - Foto:

Como en el dosier conocido por SEMANA dice que José Luis Ponce Caraballo, embajador cubano en Colombia, “habría sido expulsado de Estados Unidos por espionaje el 19 de agosto de 1996”, el senador Benedetti considera que no se pueden sacar conclusiones semejantes “que por unas suposiciones de que alguien supuestamente fue sacado de Estados Unidos por espionaje, sabiendo las tensiones que hay entre ambos países, sobre todo en ese año”.

Para él, no hay “asidero o de argumentos fuertes” para creer que Cuba estaría tratando de influir en las elecciones colombianas. “No quiero creer que este es un capítulo más de las mal llevadas relaciones exteriores que ha llevado nuestro país en los últimos meses con referencia al tema de Guaidó, con el de los mercenarios en Barranquilla (…) a traer otra vez tropas gringas que siempre dije que no eran para el narcotráfico sino para meternos en una pelea con el hermano país”.

Benedetti sostuvo que ni Cuba puede convertir a Colombia “al castrochavismo” ni Estados Unidos pueden volver al país como Japón o Suiza.

Por el contrario, Edward Rodríguez, congresista del Centro Democrático, opinó que Cuba no es el país solidario que pretenden mostrar, sino “un país con intereses relacionados con Venezuela, con Rusia y esto no se trata de otra cosa, de lo que ellos han venido sembrando en el país”.

En el informe al que se refiere la portada de SEMANA, se dice que se están propiciando labores “de reclutamiento-adoctrinamiento de jóvenes”, con un perfil de inconformidad y vulnerabilidad al no recibir apoyos del Estado, y se impulsa la protesta social para golpear al actual Gobierno y generar un ambiente de inestabilidad y caos. Por esto, el representante sostuvo que es preocupante que haya incentivos a la protesta social, no porque esta no sea un derecho, sino porque “hay unos infiltrados, que efectivamente han venido generando pánico y nos preocupa que sea Cuba el país con el que hoy tenemos relaciones, que no tenga transparencia y que esté generando ese tipo de actividades”.

Además, Rodríguez considera que el gobierno cubano tiene intereses que no está llevando por la vía diplomática, sino que está yendo a ciudades en Colombia para hacer “cabildeo de supuesta cooperación”, como informó SEMANA. Para él, Cuba le está haciendo la tarea a Venezuela, por lo que es necesario prender las alarmas, porque “algo huele mal en esa relación”.

Por su parte, Benedetti señaló que le preocupa que el Gobierno nacional esté pensando más en lo que hacen los cubanos en el país que en lo que hacen el ELN en las regiones, el narcotráfico y otros bandidos. “Lo que habría que ver es cómo desarmamos esa cantidad de bandas que hay (…) Entonces el país hoy preocupado porque Cuba va a influir en las próximas elecciones. A nadie se le va a ocurrir que un país tan chiquito, tan poco poderoso militarmente pueda influir en unas elecciones en un país tan serio como este, que a pesar de todo lo que ha pasado, todavía tienen respeto por la institucionalidad”.

Rodríguez no solo aseguró que la Fuerza Pública sí ha dado importantes resultados en materia de orden público, sino que le dijo a Benedetti que no se puede tapar el sol con un dedo y que Cuba, al ser un aliado de Venezuela, sí tiene gran influencia, porque en el territorio del país vecino están también los integrantes de la guerrilla del ELN.

Frente a una posible actitud xenofóbica de parte de las entidades que hacen inteligencia sobre la población cubana en Colombia, Rodríguez dijo que todos los extranjeros son bienvenidos al territorio nacional, pero que es necesario atacar cualquier crimen nacional o transnacional, más allá de la ideología, que es lo de menos.