Tendencias
Procuraduría archivó investigación a dos generales por atentado contra Escuela General Santander

nación

Procuraduría archivó investigación a dos generales por atentado contra Escuela General Santander

La Sala Disciplinaria de la entidad estableció que los generales “no tienen responsabilidad disciplinaria frente a la acción terrorista que causó la muerte de 22 cadetes”.

Este martes la Procuraduría General de la Nación reveló que quedó archivado un proceso disciplinario en favor del director nacional de Escuelas de la Policía Nacional, mayor general (r) Carlos Enrique Rodríguez González, y de la directora de la Escuela de Cadetes General Francisco de Paula Santander, brigadier general Juliette Giomar Kure Parra, dentro de la investigación por los hechos que rodearon el atentado terrorista del ELN del 17 de enero de 2019.

Dice el Ministerio Público que, al analizar las pruebas recaudadas en el transcurso del proceso, la Sala Disciplinaria de la entidad estableció que los generales no tienen responsabilidad disciplinaria frente a la acción terrorista que causó la muerte de 22 cadetes, y determinó que cumplieron sus deberes legales según el ordenamiento jurídico, sin incurrir en irregularidades y omisiones para brindar seguridad al personal y a las instalaciones de la escuela.

A juicio de la Procuraduría, “en la actuación no hubo prueba de la participación, contribución o complicidad, por acción u omisión, de los servidores, y advirtió que no hay lugar a imputar o deducir responsabilidades disciplinarias”, dice un comunicado.

Y agrega que tampoco hay indicios de que, a pesar de no existir un riesgo extraordinario constatable, se hubiera omitido algún deber de controlar, amainar, evitar, contrarrestar o impedir el atentado.

Imputación al ELN como “reos ausentes”

El pasado mes de enero se cumplieron dos años del atentado terrorista en la General Santander, pero la Fiscalía no ha logrado completar la imputación de cargos en contra del comando central del ELN, señalado de ser responsable de ese ataque.

En abril de 2019, la Fiscalía obtuvo las órdenes de captura contra los principales cabecillas del ELN por los delitos de homicidio en persona protegida, tentativa de homicidio en persona protegida, actos de terrorismo y destrucción de institución educativa.

Desde entonces, un fiscal especializado ha tratado de imputar cargos, pero constantes aplazamientos han hecho que la judicialización de los responsables se alargue de manera absurda, mientras las víctimas exigen justicia.

El atentado dejó a 22 jóvenes muertos hace dos años. - Foto: Redes sociales

La Fiscalía intentó, a través de la contumacia, avanzar en el proceso; sin embargo, después de publicar los edictos y hacer las notificaciones correspondientes, la imputación de cargos sigue siendo solo una fecha en la investigación que completó dos años en el despacho de un fiscal y con la intención de llevar a juicio a los cabecillas del ELN.

“Las investigaciones realizadas por la Fiscalía General de la Nación para identificar y dar con todos los responsables del atentado a la Escuela de Policía General Francisco de Paula Santander, ocurrido el jueves 17 de enero de 2019, permitieron establecer presuntas responsabilidades de dos integrantes de la denominada Dirección Nacional del ELN en la acción que dejó 22 cadetes muertos y varios heridos”, señaló la Fiscalía al notificarle al país que se obtuvieron las órdenes de captura.

Las órdenes de captura, emitidas en abril de 2020, tenían vigencia de un año y 12 meses después la Fiscalía insiste en la imputación contra de los cabecillas de la guerrilla y por el ataque terrorista. Los citados son: Nicolás Rodríguez Bautista, Eliecer Herlinton Chamorro, Israel Ramírez, Juan de Dios Lizarazo, Luz Amanda Pallares, Gustavo Anibal Guraldo, Carlos Emilio Marín y Cipriana Isabel Leal.

“Información obtenida en el curso de las investigaciones darían cuenta que estarían fuera del país, probablemente en territorio venezolano, por lo que se cumplirán todos los trámites administrativos y legales para lograr su ubicación y efectiva captura”, explicó la Fiscalía.

Está por completarse ya un año y, de no cumplirse con la imputación de cargos, a través de la contumacia, como reos ausentes, el fiscal del caso deberá renovar las órdenes de captura y pedir al tiempo la circular roja de Interpol para que los cabecillas del ELN puedan ser capturados en cualquiera de los 120 países que tienen convenio con ese organismo internacional.