Tendencias

Home

Nación

Artículo

ñoño Elías y Alfonso Prada
Bernardo Miguel ‘el Ñoño’ Elías y Alfonso Prada. - Foto: SEMANA

nación

¿Qué es lo que sabe ‘el Ñoño’ Elías sobre Alfonso Prada?

En su entrevista con SEMANA, el exsenador Bernardo Miguel ‘el Ñoño’ Elías aseguró que podría sentarse con el exdirector del Sena para hablar de si en su secretaría se nombraban recomendados, del juicio de Jorge Pretelt y de los billetes que rodaron en la reelección. “Sería bueno tomarme un tinto con Alfonsito para recordar”.

Bernardo Miguel Elías se ha convertido en una garganta profunda visible sobre el escándalo de Odebrecht y los vínculos con el gobierno Santos. El exsenador, quien fue el corazón y gran elector del La U -el partido de gobierno de esa administración-, está comenzando a contar todo lo que sabe. Apenas cogió el micrófono la guardia pretoriana del expresidente comenzó a lanzarse acusaciones.

Alfonso Prada, quien fue alto funcionario de ese gobierno y hoy es abogado del exmandatario, fue uno de los que le dio más duro a Elías. Una vez, ‘el Ñoño’ habló en la audiencia de Luis Fernando Andrade, Prada aseguró que el exsenador “miente para salvarse” y está sumido en múltiples contradicciones. Para Prada, el testimonio del Ñoño está lleno de inconsistencias y su único objetivo es lograr beneficios judiciales.

‘El Ñoño’ le contestó en entrevista con SEMANA. Lo primero que dijo es que ve actuaciones como las de Prada como una amenaza del expresidente Santos. “Yo les pregunto a varios amigos o examigos, a Roy, a Juan Fernando Cristo, a Aurelio Iragorri, ¿esa es la actitud del nobel de Colombia?”, dijo en diálogo con la revista.

Según él, es muy sencillo para el exmandatario blindarse detrás del fuero que le da su condición de expresidente, pues cualquier proceso judicial debe pasar primero por la Comisión de Acusaciones.

“Aquí él tiene fuero, pero hay funcionarios que no y son los que terminan pagando los platos rotos. Entonces yo espero la demanda, y lo digo con toda franqueza: yo veo los comunicados, veo los noticieros y lo que afirma Alfonso Prada. Bueno, ojalá Alfonsito me ponga la denuncia”, sostuvo.

El exsenador se despacho contra el antiguo director del Sena. “No quiero problemas, pero lo que estoy haciendo es decirle la verdad al país. Pero si me ponen la denuncia, sería una buena oportunidad para encontrarme con mi amigo Alfonsito Prada en la Fiscalía. De pronto podemos recordar viejas épocas, que me comente qué más pasó después de que yo salí del Congreso, si de su secretaría siguieron nombrando recomendaciones, nombres en entidades como el Sena, para que él hiciera lo que quisiera a su antojo. O también hablaría de otras cosas; sería bueno tomarme un tinto con Alfonsito”, aseguró.

Puntualmente, habló de dos episodios. El proceso contra el entonces presidente de la Corte Constitucional Jorge Pretelt y la lluvia de billetes que habría existido para la segunda vuelta presidencial.

“Que me cuente si ya cesó la persecución y la rabia de los funcionarios esos que tenían algo en contra de Jorge Pretelt. O que me cuente si ya pagaron también la plata de la campaña que se repartieron en la Costa (atlántica), de la segunda vuelta. Que me cuente si ya se pusieron al día con eso. Sería bueno ver la denuncia. Que lo hagan, que yo estaré dispuesto también, entre otras, a que me comente tantas cosas de él”, advirtió sobre Prada.

El exparlamentario aseguró que en su caso no dice estas advertencias para que ellos lo entiendan como una amenaza. “Yo soy un tipo pacífico... lo que estoy diciendo es que sería bueno recordar”, aclaró.

Sobre la intimidación que siente que vive y la lectura que les da a los comunicados de Prada como abogado de Santos, ‘el Ñoño’ contó más: “Me han amenazado muchas veces. Me he encontrado con cosas que asombran. En este caso de Odebrecht ha habido hasta muertos. Con gran asombro llego al juicio del doctor Luis Fernando Andrade y resulta que el juez también está amenazado. Así mismo, dijeron en la audiencia que amenazaron al testigo Juan Sebastián Correa; aquí todos estamos amenazados. Hoy dejo constancia: me pasa algo a mí o a mi familia, y son todas las personas que he mencionado en este caso”, sostuvo.

Para él, todo esto está relacionado con lo que ha dicho con respecto a la financiación irregular que habría entrado a la campaña Santos.

“Claro que tiene plata corrupta. Estoy diciendo que no soy juez, pero sí estoy narrando los hechos. El país sabe de los afiches de 2010 de Roberto Prieto, 400.000 dólares que él reconoció; el país sabe de la encuesta del millón de dólares, y lo reconocieron. Otto Bula dijo que le dio un millón de dólares a Prieto, que se los mandó Martorelli. Sanmiguel aseguró que la plata se la habían sacado para la campaña reeleccionista. O la plata de Puente Plato que le están imputando a esa gente por 800 millones de pesos, y mira: el contrato no era por 800 millones de pesos, sino por 5.000 millones. Ellos hablan de 800 y ese contrato es chimbo. ¿Entonces qué hicieron el resto de la plata? Están diciendo que estoy utilizando las cuentas para lavar las platas de campaña que me dieron. Si yo quisiera lavarla, no diría que le entregué en Montería apenas 800 millones de pesos a Roberto Prieto”, dijo.

‘Ñoño’ entregó detalles de cómo se movió esa plata y de la angustia que se sentía en la Casa de Nariño después de que se perdió la primera vuelta contra Óscar Iván Zuluaga.

“Roberto Prieto fue a una reunión en Sahagún con Luis Miguel Pico y Sergio Díaz-Granados. Estaba todo el grupo de la ‘ñoñomanía’ en una finca que había sido de mi tío. Allí hicimos la reunión con más de 500 líderes; tengo las grabaciones de eso. Ahí recuerdo que dijo: ‘Hagamos lo que haya que hacer’. En esa famosa reunión, Roberto Prieto me dijo que si yo tenía plata. Eso fue antes de la primera vuelta. Prieto me dice: ‘Ñoño, ¿tiene algunos recursos que me quedé sin plata y estoy urgido?’. Yo llamé a Otto a ver si tenían y me dijeron que sí. Programamos 800 millones de pesos”, aseguró.

Relató también que en ese momento, tanto Musa como él eran los “chachos” del santismo y había gran entusiasmo por el apoyo que ellos le estaban poniendo a la reelección. “Éramos los chachos. Musa Besaile y ‘el Ñoño’ Elías eran los recontrachachos. Los votos los poníamos nosotros. Las reuniones en Córdoba eran de 10.000, 15.000 personas, todas uniformadas; ahí lo que había era plata, de Odebrecht y de no Odebrecht. Iban a otras partes y encontraban las manifestaciones pobres. Acá se veía el ambiente, se veía el fervor. Se notaba que íbamos a ganar”, agregó.

En sus declaraciones, ‘el Ñoño’ dejó claro que si tiene la oportunidad, seguirá hablando.