Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/16/2019 3:51:00 PM

"Duque es una buena persona, pero no tiene rumbo": Fajardo

El excandidato habla de sus planes para las elecciones regionales y presidenciales, asegura que no le molestaría que Gustavo Petro apoye a Claudia López, y que no se "mortifica" por que le digan tibio ni por los dardos de Petro. Entrevista con SEMANA.

Sergio Fajardo habla de su candidatura presidencial y de Petro Sergio Fajardo busca jugar duro en las próximas elecciones locales y regionales. Foto: Fotomontaje SEMANA

SEMANA: Volvió hace poco a Bogotá, ¿cuál es su plan político con esta decisión?

Sergio Fajardo: Tengo mi casa en Medellín y me hace falta mi ciudad, pero desde Bogotá quiero articular todo nuestro trabajo en el país para las elecciones regionales de 2019 y al mismo tiempo empezar a organizar todo nuestro trabajo para el 2022.

SEMANA: ¿Cree que va a ganar la presidencia en las próximas elecciones?

S. F.: En el 2022 nos va a ir muy bien, por supuesto que vamos a ganar.

"Puede que tú y yo digamos que estamos de acuerdo con la paz, pero la forma es crucial"

SEMANA: ¿Cuál fue la pregunta que le hicieron en Cúcuta para que usted dijera que no respondía a Petro con agresiones?

S. F.: No la recuerdo textualmente, fue un periodista de hecho bastante agresivo en su tono y la forma, pero yo siempre respondo todas las preguntas. Estaba asociado con la segunda vuelta, sobre mi supuesta responsabilidad de que Duque hubiera ganado y de las cosas que ocurren en este país por no haber votado por el señor Petro. He dicho una y otra vez por qué voté en blanco, además lo escribí, esto no fue que me desperté y cogí el Twitter y me puse a escribir. Yo no hago eso, porque antes de actuar, por lo general, pienso. Creo que hay que ser responsable con las palabras. No caigo en la confrontación por una razón muy profunda que además le da cada vez más sentido a lo que yo digo y hago como líder político: la paz no se construye con rabia, ni con violencia. Puede que tú y yo digamos que estamos de acuerdo con la paz, pero la forma es crucial. No me van a ver insultando el señor Petro así me insulte todos los días. ¿Tengo que salir a responderle a todos los insultos? No lo voy a hacer. Él no ha podido todavía digerir que no ganó la segunda vuelta y considera que la responsabilidad es mía. No me mortifico por eso.

SEMANA: Además de lo que se conoció en el video sobre esa reunión, ¿qué más pasó?

S. F.: En Cúcuta también me dijo el señor: "es que el que calla otorga”, y le dije ¿a usted quién le dijo que ese era un principio científico, entonces uno está en la obligación de salir a responderle por todo lo que usted me diga? Eso no es legítimo, a usted no le cuesta nada agredirme y me pone en un terreno tramposo. También me preguntó si le tenía miedo a Uribe, yo tengo miedo a nadie, pero no es miedo en el sentido de que yo soy el más macho de todos y véngase que le voy a dar golpes, nunca en mi vida le he dado un golpe a nadie, y nadie a mí. Yo no creo en esa valentía. Ese es el mensaje que conecta con la mayoría de personas en Colombia, yo no me despierto a ver qué escribieron sobre mí en el Twitter, a responderle, no es lo mío, la polarización y el populismo son una mezcla perversa para Colombia y esa no es la que yo quiero liderar.

Puede leer: ¿En qué anda Fajardo?

SEMANA: ¿Desde hace cuánto no habla con Petro?

S. F.: Lo recuerdo perfectamente, fue en el debate de Caracol el viernes anterior a las elecciones a las 11 de la noche. Les dije a Petro y a Vargas Lleras: Hasta luego, que les vaya muy bien. Esa fue la última vez que cruzamos una palabra. Petro nunca me llamó para decirme nada.

SEMANA: ¿Y usted tampoco lo llamó?

S. F.: No.

SEMANA: En época de tanta polarización, algunos analistas señalan que Petro y usted cada vez se separan más, así estén en un espectro político similar, ¿por qué mejor no buscar mayor unidad, como pedía el mismo Robledo?

S. F.: No estoy de acuerdo, porque una cosa es que varios estemos en pro de la paz, pero la forma es muy importante, hace parte de la política y de la conducción de lo público. Eso para mí es indudable, porque quienes lideramos tenemos una cantidad de dimensiones que se despliegan en la forma como nosotros conducimos o como afectamos una sociedad. Yo no insulto ni digo mentiras. Por más que Petro y yo digamos que estamos por la paz, no estamos en el mismo espacio. Si usted revisa todas mis intervenciones, mis tuits, podrá entender que nunca le contesto a él, ni a nadie que me hable con un tono retador o agresivo.

En contexto: Petro y Fajardo vuelven a lanzarse dardos, ¿les sirve en elecciones?

"No ando en ese mundo de la destrucción, y él tiene su mundo, a algunos les gustará seguramente, y a otros les gustará la manera como yo me dirijo".

SEMANA: ¿Cree que es una forma de sacar réditos electorales?

S. F.: Yo no sé, cada quien actúa de acuerdo a su personalidad, a su trayectoria, a su condición mental y como ser humano. Yo me he propuesto en la vida estar en paz conmigo mismo. No ando en ese mundo de la destrucción, y él tiene su mundo, a algunos les gustará seguramente, y a otros les gustará la manera como yo me dirijo. Por ejemplo, cuando no pasamos a la segunda vuelta yo salí a desearles que les fuera muy bien, hay que entender que se gana y se pierde en la política y en la vida. Soy respetuoso, yo no pedí que la gente saliera a marchar a la plazas porque nos iban a robar, ni que volvieran a contar los votos. Nada, vivo tranquilo. La forma es muy importante.

SEMANA: Con la polémica por los “pepes” de los que habló Claudia López, Petro dijo que entre los "pepes estaba alias don Berna, que tiene más relación con Fajardo que conmigo", ¿qué piensa al respecto?

S. F.: No le voy a responder a eso. Falso. Punto. ¿Ahora tengo que salir a explicar toda mi vida? ¿Tengo que demostrar qué he hecho y que no? Yo vengo de un mundo transparente, cada quien mira su mundo.

SEMANA: ¿Cree que la coalición de centro-izquierda en Bogotá va a salir adelante? ¿Qué haría si Petro apoya a Claudia?

S. F.: Desde el primer día dije: Claudia López es mi candidata para la alcaldía Bogotá, fue mi candidata a la Vicepresidencia de la República, la conozco muy bien. Yo no le pedí permiso a nadie, ni le dije que tenía que hacer esto o lo otro. Es un apoyo limpio, a cambio de nada, es una persona que representa lo mejor para esta ciudad y que necesita rápidamente romper con una confrontación Petro-Peñalosa que ha sido dañina para la ciudad de Bogotá. Sí Petro la apoya no cambia nada. Supongamos que tú votaste por Petro, ¿entonces no te doy la entrevista por eso? Una persona puede votar por Petro, por Duque, por el que sea y tiene mi respeto, yo no ando en esa cacería de brujas, no veo enemigos ni confabulaciones detrás de todas las esquinas. No hay problema, que la apoyen muchas personas y si la quiere apoyar Álvaro Uribe, pues que lo haga, pero yo tengo mis razones para apoyar a Claudia.

"Santrich debe estar muerto de la risa allá con Iván Márquez y sus amigos"

SEMANA: ¿Qué opinión le merece el caso Santrich y cómo afecta esto la implementación del acuerdo de paz?

S. F.: De Santrich venimos hablando desde abril del año pasado. Suficiente Santrich, nos engañó, es un tramposo, ustedes vieron todas las entrevistas, la forma como habla, no puede producir más malestar porque es muy difícil encontrar una persona así. Ahora el Estado colombiano tiene que actuar de acuerdo a la institucionalidad, que lo capturen si lo pueden capturar. El señor se voló y no va a volver, no nos preocupemos más por él, es un capítulo oscuro. Santrich debe estar muerto de la risa allá con Iván Márquez y sus amigos, nunca había hablado tanta gente de él. Vamos a construir la paz, cuidemos lo que tenemos, avancemos.

SEMANA: Usted siempre ha sido optimista sobre el futuro del país, pero en este momento varios analistas y las encuestas dicen que ni el presidente ni el país van por buen camino, ¿considera que es así?

S. F.: Era una gran incertidumbre, porque era una persona que nunca había liderado. Hacer campañas consiste en una serie de eventos, espectáculo aquí y allá, lo llevan, lo paran y habla. Simplificando al máximo, gobernar es tener claro para dónde vamos, se tienen claros los principios y son procesos para llegar a donde queremos. Y Duque nunca había conducido un proceso y no lo está haciendo, ya ha pasado prácticamente un año. Los que hemos gobernado sabemos las dificultades de gobernar, aquí estamos acostumbrados a presidentes de 8 años, los de Uribe y Santos, Duque solo tiene 4 y si los proyectos no están avanzando va a ser muy difícil que termine cualquier tipo de proyecto. Yo creo que Duque es una buena persona y eso no es despectivo, creo que deben gobernar buenas personas, pero no tiene rumbo, estamos en un mar de incertidumbres, ha estado atrapado alrededor de su partido el Centro Democrático. Los augurios que vimos y que parecían increíbles el 7 de agosto del año pasado con el discurso el señor Macías, evidentemente han pasado y el Centro Democrático no le ha ayudado al presidente Duque a desarrollar una tarea de gobierno. Estamos en una condición muy mediocre, mala para Colombia, esa es mi preocupación.

En contexto: Pesimismo en aumento: cae aprobación de Duque al 29 por ciento

SEMANA: Duque ha dicho que no gobierna con mermelada, se podría suponer que si usted fuera presidente hubiera tenido la misma premisa, ¿cómo lo hubiera hecho sin afectar la gobernabilidad?

S. F.: Totalmente cierto. Yo ya lo hice cuando goberné Medellín y Antioquia, donde fuimos una ruptura al ser el primer gobierno Cívico Independiente que le cambió la historia a la ciudad sin comprar un voto, repartiendo volantes ganamos con la votación más alta la historia. Cuando llegamos al poder me decían: "la gobernabilidad significa que usted tiene que armar una coalición en el Concejo y la Asamblea, y entonces cómo va a gobernar, a quién va a poner", yo les dije: “ni un puesto ni un contrato”. El primer punto para luchar contra la corrupción está en cómo se escoge el contralor, yo dije que escogieran al que quisieran, que no íbamos a repartir ningún puesto. Trabajamos con todos los concejales así hubieran estado en mi contra en la campaña. ¿Usted quiere aportar? Va a tener todo el respeto y el reconocimiento. La idea a nivel nacional sería juntarnos con los diferentes congresistas para revisar cómo pueden aportar. Eso no es muy difícil, difícil es lo que hemos hecho, difícil es hacer un doctorado en matemática. Yo creo que la gran mayoría de congresistas en Colombia trabajarían muy bien en un esquema de estos.

SEMANA: The Economist dijo que el problema de Duque es la sombra de Uribe, y del Centro Democrático, ¿le daría algún consejo a Duque para afrontar este dilema?

S. F.: No me luce mucho darle consejos, pero él fue escogido. Le diría: sea usted el líder.

SEMANA: A usted lo señalan de "tibio", pero, ¿cuáles son sus inamovibles?

S. F.: La trampa de la polarización es que usted tiene que estar con Uribe o con Petro, ¿quién dijo que el mundo es ese? No, nosotros tenemos nuestra identidad. Entonces pues yo soy tibio, toque. A mí no me mortifica ni un solo segundo que me diga eso, porque parte de una falacia, nosotros estamos en política para presentar una alternativa diferente. Entonces, son inamovibles los principios con los que hemos gobernado siempre, como la transparencia. Pueden mirar en el Twitter con respecto al tema de Soacha ahí está la primera hoja que repartimos en el año 2000 en Medellín con los principios, los he cumplido todos: tenemos principios, no tenemos precio. Creemos que son los medios los que justifican el fin, el camino para llegar a donde queremos llegar determina la calidad de lo que somos nosotros y por eso es que la forma es importante. Otros creen que todo vale, que con tal de ganar haga lo que sea, totalmente opuesto. Y eso es una diferencia profunda en la forma de entender la relación con otros partidos políticos, con otras personas, con la forma de construir, y esa es la que corresponde a Compromiso Ciudadano.

SEMANA: ¿Cuál es la apuesta para ganar las elecciones de este año?

S. F.: Las elecciones locales son de una complejidad que es difícil de imaginar. Las presidenciales son relativamente sencillas, son unas poquitas personas que no están involucradas en disputas locales. En este momento tenemos personas que han recogido firmas para presentar su candidatura, un buen número de ellas quieren buscar el coaval con el Partido Verde, eventualmente con el Polo Democrático, donde sea posible, en el espíritu de la Coalición Colombia. También hay personas que han trabajado con nosotros durante años y están aspirando a participar asociados con la Alianza Verde, así como hicimos para las elecciones para el Congreso de la República el año pasado con Iván Marulanda y Catalina Ortiz. Estamos en un proceso de avales, discusiones sobre coaliciones, en unas partes hay confrontaciones, en otra partes es relativamente sencillo, pero eso hace parte de la política, es bien emocionante. El reto que tenemos en este momento es que muchas personas se atrevan a participar en política, la cual es una actividad que tiene una connotación negativa hoy en día en muchos espacios.Queremos que participen personas que tienen sueños, ideales y principios.

SEMANA: ¿Qué tan sólida sigue la Coalición Colombia para las elecciones regionales?

S. F.: En diferentes partes de Colombia hemos tratado de mantener ese espíritu, hay un programa base que nos permite la interlocución alrededor de las propuestas y es lo que nos permite unirnos, pero eso varía porque son 1.100 municipios. Calcule cuántos candidatos hay, en unas partes hay entendimiento y en otras no. En algunos lugares tenemos que buscar la posibilidad que se puedan encontrar y trabajar juntos, es un trabajo minucioso de política que yo no estoy acostumbrado a hacer, porque yo llevo toda la vida de candidato, pero lo hago con mucho gusto, porque tengo perfectamente claro que una responsabilidad mía, política y pública, es la formación de nuevos liderazgos. Ahora, este es un enfrentamiento contra las maquinarias en su expresión más potente, pero para eso estamos, si uno se mantiene y persevera, se logran las cosas.

SEMANA: Cada espaldarazo suyo a un candidato lo impulsa, ¿qué precauciones tiene antes de hacerlo por casos como el de Alonso Rozo en Soacha, quien se habría comprometido a conseguirle votos de contratistas a un candidato a la Asamblea?

S. F.: Es un gran reto. Nosotros tenemos un equipo de Compromiso Ciudadano en diferentes partes de Colombia, por ejemplo en Cundinamarca, que tiene la responsabilidad de ir mirando a quiénes debemos apoyar. Por supuesto, la tarea que tengo alrededor de lo que nosotros denominamos Consejo Ciudadano es revisar esos casos y tener todo tipo de discusiones. La riqueza más grande que nosotros tenemos que se llama confianza. Ahora, puede pasar que esa confianza no sea respetada, si eso pasa intervenimos, revisamos nuestros principios y actuamos en consecuencia, eso pasó en Soacha. De acuerdo una información de la Silla Vacía había unos audios que comprometían a una persona que estaba en representación nuestra recogiendo unas firmas y una vez conocimos el hecho dijimos: “se viola este principio, esta persona no va a seguir participando como candidato nuestro, retira su aspiración”. Esa es la forma como se tiene que proceder: transparente. Eso es otro acto de confianza, porque significa que uno actúa de manera coherente y consistente, el señor entendió que había violado algo fundamental para nosotros y se retiró, ese es un ejemplo.

EDICIÓN 1946

PORTADA

El último día de Luis Carlos Galán Sarmiento

Gloria Pachón de Galán, la periodista que compartió su vida con el prócer inmolado, acaba de lanzar "18 de agosto" , un libro de memorias en el que narra pormenores de su experiencia a su lado. SEMANA publica el capítulo crucial.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1946

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.