nación

Subsidio de Vivienda en Colombia 2021: ¿Cómo postularse al beneficio y que opciones hay?

Si uno de sus proyectos es terminar el año con casa propia, esto es lo que debe tener en cuenta.


Después de unos meses más que anormales a raíz de la pandemia por coronavirus, el 2021 puede ser prometedor para algunos, en cuanto a mejorar su calidad de vida. Antes de mitad de año aún las personas pueden emprender proyectos que mejoren su realidad, bien sea con un nuevo empleo, un descanso con todas las medidas de bioseguridad o, incluso, una casa nueva.

Por eso, para quienes tienen como objetivo tener una casa propia, vale la pena estudiar si pueden ser beneficiarios de alguno de los subsidios de vivienda entregados por el Gobierno nacional y los gobiernos locales del país.

Las opciones

Buena parte de los subsidios que entrega el Gobierno nacional están atados a la cifra de salario mínimo (SM), con lo cual un ajuste al alza implica que las personas recibirán mayores beneficios el próximo año.

El subsidio complementario de vivienda, el cual está a cargo de la Secretaría Distrital del Hábitat, cubre a hogares que ganen hasta dos salarios mínimos; estas familias pueden recibir más de 50 salarios mínimos destinados a la compra de casa. Este subsidio, tiene el fin de suplir a más de 1.600 familias colombianas. Cabe señalar que ,al ser una ayuda complementaria, este subsidio puede solicitarse junto con otros destinados a la adquisición de una casa propia.

Propietario de una pequeña empresa joven que trabaja en la oficina en casa. Entrega de envases de marketing online, emprendedor de pymes de inicio o concepto de mujer independiente. Propietario de una pequeña empresa
Casa propia. Foto: Getty - Foto: Getty Images/iStockphoto

El programa de Mi Casa Ya, el cual es otorgado por el Gobierno nacional, permite que los interesados puedan acogerse al subsidio complementario mencionado anteriormente. Igualmente, se puede tomar un subsidio ofrecido por una caja de compensación familiar, siempre y cuando cumpla con los requisitos.

Cabe resaltar que los subsidios de vivienda, independientemente de cuál se trate, están dirigidos principalmente para la compra de dos tipos de vivienda: las VIP (Vivienda de Interés Social Prioritaria), que cuestan máximo 80 salarios mínimos, y las VIS (Vivienda de Interés Social), con un valor de máximo 150 salarios mínimos.

Esto quiere decir que, dependiendo de los ingresos de los hogares los interesados pueden hacer cuentas con cada uno de los subsidios. Por ejemplo: una persona puede acogerse al programa de Mi Casa Ya, complementarlo con el dado por la secretaría de Hábitat y, en caso de que sea posible, añadir las posibilidades ofrecidas por su caja de compensación.

¿Cómo aplicar a los subsidios?

Los interesados deben presentarse en una sala de ventas y elegir el tipo de vivienda que prefieren. Una vez realizado este paso –y dependiendo de lo solicitado por la entidad de finca raíz, bien sea un plan de pago o un primer pago para apartar la vivienda– pueden ir a una entidad bancaria para solicitar un crédito hipotecario, señalando que quieren acogerse al programa Mi Casa Ya y complementar con la ayuda del subsidio del Distrito, en caso de que la vivienda se compre en Bogotá.

En caso de tratarse de la compra de una casa en otros lugares del país, también tiene la posibilidad de acogerse al programa gubernamental y a lo ofrecido por las cajas de compensación. Cabe recordar que, para aplicar a cualquiera de los subsidios -o a todos- los ingresos de la casa no pueden ser mayores a 4 salarios mínimos.

Con drones, la Polfa hizo seguimiento a la lujosa vivienda de la familia Ambuila.
Casa propia. Cortesía policía nacional - Foto: cortesía policía nacional

Adicionalmente, es importante que los interesados demuestren que no son propietarios de alguna otra vivienda ni que han sido parte de otros proyectos gubernamentales de auxilio para la adquisición de un techo propio.

Para no vis

En cuanto al subsidio para vivienda No VIS, según el decreto 1233 del 14 de septiembre de 2020 hasta diciembre de 2022, aquellos beneficiarios de los subsidios para viviendas que no sean de interés social recibirán hasta cerca de 439.000 pesos mensuales durante los primeros 7 años del crédito, lo que equivale a un subsidio total de 42 salarios mínimos, es decir, más de 36 millones de pesos, esto con el fin de que más familias puedan tener su vivienda propia.

Para poder postularse a estos subsidios No VIS, se debe realizar a través de la entidad bancaria que la persona elija para realizar la solicitud del crédito hipotecario o leasing habitacional.