medioambiente

Tercer cóndor fue encontrado herido e intoxicado en Santander

Este lunes, dos animales de esta especie fueron hallados muertos, luego de haber sido presuntamente envenenados.


Un tercer cóndor fue encontrado este martes en el departamento de Santander. La criatura, de acuerdo con la Corporación Autónoma Regional de Santander, fue hallada intoxicada y herida, por lo que expertos le brindan atención.

“Un tercer cóndor fue hallado hoy en el sector de Mortiño, y se encuentra herido e intoxicado. En estos momentos recibe atención y valoración médica”, explicó la entidad por medio de su cuenta de Twitter.

Más temprano, la entidad advirtió que la expedición que recorre las distintas rutas del Páramo del Almorzadero halló hoy un cóndor macho juvenil en estado de intoxicación en el sector de Mortiño, municipio de Cerrito. Lo trasladan a Málaga para recibir atención médica especializada.

Este lunes se dio a conocer la muerte de dos cóndores en Santander por posible envenenamiento, una hembra y un macho, en hechos que son investigados por las autoridades ambientales.

La noticia fue dada a conocer por la Fundación Neotropical, organización que recientemente entregó los resultados del Primer Censo Nacional de Cóndor Andino en Colombia registrando la presencia de solo 63 ejemplares y generando una alerta para la conservación de la especie críticamente amenazada.

La denuncia se dio este domingo 31 de mayo, cuando la organización manifestó en sus redes sociales su preocupación por un presunto ataque a dos cóndores en el municipio de Cerrito, específicamente en las inmediaciones del Páramo del Almorzadero.

“Tenemos lamentables noticias: el día de hoy nos informan de la muerte de dos individuos adultos con aparente envenenamiento que cayeron cerca del casco urbano de su jurisdicción”, reza el comunicado de la fundación. Según los ambientalistas, el ataque a los cóndores fue perpetrado utilizando carroña envenenada, que es identificable por las aves desde el cielo.

Ahora los campesinos y cuerpos de salvamento buscan dichos restos contaminados, pues al parecer siguen en la zona y podrían afectar a más animales. “Es un llamado urgente a colaborar y a unirnos en esta importante labor. Recordemos que la población del cóndor en el país se encuentra en un categoría casi irremediable a la extinción”, aseguró la organización.

Este lunes, personal de la Corporación Autónoma Regional de Santander (CAS), con el apoyo de la alcaldía del municipio de Cerrito, el cuerpo de bomberos, la Organización Acamco, el Parque Jaime Duque y las organizaciones Fundación Neotropical y Sonora iniciaron la búsqueda de la carroña envenenada y de otros cóndores posiblemente afectados.

Y este martes la entidad explicó que: “Restos de una carroña que podría ser la causante de las muertes de los cóndores en Páramo del Almorzadero fue hallada en el sector de Mata de Lata, municipio de Guaca. Se trasladará una comisión para ampliar la cobertura de búsqueda y determinar si existen más carroñas contaminadas”.

“El día de ayer [domingo] Fredy Villamizar Camargo comandante de bomberos de Cerrito, gracias al apoyo de la comunidad y la Policía Ambiental, rescataron el cadáver de uno de los cóndores saliendo de la población y a pocas horas la organización Acamco apoyada por el Parque Jaime Duque, reportaron y rescataron una hembra agonizante sobre el sector de Cruz de Piedra en límites de Cerrito y San Andrés. Le realizaron los primeros auxilios, pero lamentablemente murió”, le dijo al medio de comunicación ambientalista Natural Press Francisco Ciri, miembro de la Fundación Neotropical.

En este momento “hay preocupación por la presencia de más cóndores afectados, por lo que hacemos un llamado a la comunidad de páramos de Cerrito, Concepción y San Andrés para que estén atentos en sus fincas por si encuentran más cóndores heridos o muertos”, afirmó Ciri. Los dos cóndores que murieron están siendo trasladados a Medellín por una comisión de la CAS a un laboratorio de medicina forense veterinaria para identificar las causas de la muerte y el tipo de veneno utilizado.