psicología

Usar redes sociales puede generar depresión en niños y jóvenes

Así lo muestran algunos estudios recopilados y analizados por especialistas del Colegio Colombiano de Psicólogos.


Un amplió documento, elaborado por el Colegio Colombiano de Psicólogos, sobre la reapertura escolar en el marco de la covid-19, que incluye análisis y consideraciones de los problemas que se han representado en la pandemia en el contexto escolar, dio a conocer que una de las mayores afectaciones que han atravesado los menores está relacionada con el tiempo en el que permanecen frente a la pantalla de dispositivos electrónicos, como celulares, tabletas y computadores.

La demanda constante que se puede hacer de atención social por redes sociales a través del teléfono resulta muy estresante. Y se ha mostrado que es un factor que se ha relacionado con la depresión”, señalan los expertos.

Los psicólogos recomiendan que para disminuir la asociación entre el uso del teléfono celular y la depresión es importante enseñar a los jóvenes a desconectarse de las redes para disminuir el estrés que puede demandar el uso de redes sociales y teléfonos celulares para comunicarse.

Durante la pandemia se ha aumentado el tiempo de exposición a pantallas por parte de los menores. Diversos estudios han mostrado que el uso generalizado de este tipo de elementos electrónicos se relaciona con problemas de sueño en particular cuando se acompaña de falta de actividad física. Lo que ha generado problemas de atención, memoria y aprendizaje, sumándose a la depresión, ya nombrada.

¿Qué efecto genera en el cuerpo estos estos elementos electrónicos?

Los efectos de la luz que se emiten de estos dispositivos, en tiempo prolongado, tiene afectación el ritmo circadiano, es decir, el ritmo que regula los cambios en las características físicas y mentales que ocurren en el transcurso de un día. Lo que afecta la fisiología del sueño y el estado de alerta.

El uso inadecuado de redes sociales y aparatos electrónicos también podría contribuir en gran medida a la hiperactividad y la disminución de la somnolencia a la hora de acostarse. Por esto se recomienda a los menores que limiten o reduzcan el tiempo de exposición a pantallas, especialmente antes o durante las horas de acostarse para minimizar los efectos dañinos.

¿Cómo lograr que se desconecten de los dispositivos?

Los familiares de niños y jóvenes deberían retirar televisores, videojuegos, computadoras, tabletas y teléfonos celulares de las habitaciones de niños, niñas y adolescentes, recomiendan los especialistas.

De igual manera se recalca la importancia del tiempo con familia y amigos como factor protector. “En general es importante enseñar a usar los medios de una forma inteligente y saludable, aprendiendo habilidades de alfabetización mediática, recordemos que no solo pasan, mucho tiempo en una amplia variedad de medios, también están aprendiendo e interactuando con una amplia variedad de otras personas a través de los medios”, indican en el documento.

Más afectaciones:

Otros de los riesgos a los que se han enfrentado los menores en medio de la pandemia y que han tenido efecto en la salud mental son las condiciones ambientales, económicas y sociales que han vivido las familias durante este período.

Se ha encontrado una relación entre el estrés de los padres con el estrés y la ansiedad infantil. Se reconoce que la salud mental de los padres puede ser un factor importante relacionado con la educación en el hogar y el bienestar del niño durante la pandemia.

Para evitar ese tipo de afectaciones, recomiendan a los padres desde el Colegio Colombiano de Psicólogos lo siguiente:

Promueva espacios de socialización a través del diálogo y el juego. Los niños, niñas y adolescentes necesitan espacios en los que se sean valorados, escuchados y se sientan importantes, esto incide en su desarrollo físico y psicosocial.

Cree oportunidades para la expresión libre y asertiva de los afectos y los sentimientos.

Demuestre que aún en momentos de agitación es posible convocar a la tranquilidad para la resolver problemas o alcanzar retos propuestos, eso enseña a regularse emocionalmente.

estudio virtual, clases virtuales, cuarentena covid 19
Aprendiendo a través de Internet en cuarentena durante la pandemia mundial de COVID-19 en 2020 - Foto: Getty Images

Promueva reuniones on-line en familia cuando el contacto presencial no sea posible o recomendado. En ellas promueva que los niños puedan hablar, ver e interactuar con familiares cercanos y lejanos.

Establezca espacios familiares para ver contenidos televisivos o de internet así como escuchar espacios radiales, haciendo de ellos una oportunidad para comentar los mensajes que transmiten los medios, fortaleciendo así su sentido crítico en cualquier edad.

Implemente espacios semanales tanto en familia como en la comunidad académica, de mínimo de dos horas a la semana en los que los niños y adultos puedan exclusivamente interactuar y socializar, comentando las experiencias importantes de la semana, temores, esperanzas, expectativas, logros, etc. Este ha de ser un espacio donde todos los miembros sean escuchados con respeto, para generar comunidades de apoyo y protección.

Implemente salidas mínimo una vez por semana a escenarios seguros de recreación como parques abiertos, canchas, entre otros. Una salida diaria de una hora es lo ideal para los niños pequeños, de forma que puedan llevar a cabo juegos que no es posible realizar en casa. Recuerde que el juego es la herramienta por excelencia para que los niños de esta edad expresen sin inhibiciones lo que piensan y cómo se sienten.

Esté atento a señales de malestar emocional de los niños, ayudándoles a reconocer, entender, manejar y expresar sus emociones.

Noticias relacionadas