nación

Veeduría alerta de presuntos hechos ‘parapoliciales’ en las protestas en Bogotá

La entidad señaló que varios videos y testimonios dan cuenta de cómo “varios hombres vestidos de civil, quienes serían integrantes de la Policía, estaban disparando armas”.


En un informe, la Veeduría Distrital pidió al Gobierno nacional investigar presuntos hechos ‘parapoliciales’ evidenciados en las protestas del 9 y 10 de septiembre en Bogotá por cuenta de la muerte de Javier Ordóñez, a manos de agentes de la policía.

De acuerdo con el veedor distrital, Guillermo Rivera, en varios videos y testimonios recogidos por la misma entidad se puede ver a civiles, quienes serían integrantes de la Policía, disparando armas.

“Nos preocupa que, en varios de los videos sobre confrontaciones entre civiles y policía durante esas noches, se ven hombres vestidos de civil que acompañan a los policías disparando. No se sabe si son policías vestidos de civil, o civiles armados que presuntamente realizan hechos parapoliciales”, aseguró Rivera.

“En relación con los hechos sucedidos el 9 y el 10 de septiembre, se recomienda que las autoridades judiciales y disciplinarias competentes realicen una investigación expedita para lograr esclarecer los hechos para individualizar la responsabilidad policial”, señala la Veeduría.

Además, la entidad también establece varias recomendaciones a las autoridades judiciales para tratar estos hechos que se presentaron la semana pasada en la capital. Estas son algunas:

1. Solicitar a la autoridad judicial y disciplinaria el esclarecimiento de los hechos en los que aparecen policías presuntamente facilitando armas oficiales para que puedan ser disparadas por civiles. “A primera vista estos hechos parecen una presunta dinámica de “parapolicialismo”, y de confirmarse hechos de esta naturaleza es indispensable que se establezcan las sanciones correspondientes”, se lee en el informe.

2. Se resalta la importancia de la figura del comisionado nacional para asuntos de policía que fue suprimida en 1997. Este control debe adelantarse de manera diligente independientemente de la vigilancia que ejerzan los organismos de control.

3. La evaluación y seguimiento interno al desempeño de los policías debe comprender el componente de prevención de acciones constitutivas de violaciones a los derechos humanos de los ciudadanos por parte de efectivos. Para ello es indispensable garantizar que la formación y especialidades del servicio policial se realice de forma externa garantizando imparcialidad, buscando que estén orientadas a garantizar los derechos humanos de los ciudadanos.

4. Se debe propender por garantizar un proceso de selección independiente que asegure la aplicación de criterios rigurosos para ingresar a la Policía Nacional. Esto es importante dado que promueve la definición de variables estandarizadas que sean aplicables a cada uno de los rangos, y que prioricen la formación y educación para ejercer la profesión.

Tal y como lo ha venido advirtiendo la Alcaldía de Bogotá, las jornadas de protestas dejaron 75 ciudadanos heridos con armas de fuego y cuatro policías fueron heridos de la misma manera. Además, se recordó que el abuso policial no fue un asunto exclusivo de esos días: “Durante lo transcurrido de 2020 se han recibido 137 denuncias por abuso policial, distribuidas así: el 86 por ciento fueron denunciados por violencia física, verbal y procedimiento arbitrario. Los reportes de la Policía de Bogotá mencionan que apenas se están investigando 38 casos del total. La mayoría de los abusos se presentan en Ciudad Bolívar, Rafael Uribe y Mártires”, indica la Veeduría.

Según la Veeduría, este fue el balance de las protestas realizadas en la capital la semana pasada:

Balance protestas Veeduría
Balance protestas Veeduría - Foto: Veeduría