nación

Vegetariano y espiritual, así es el temido jefe de Los Pelusos

SEMANA Noticias conoció detalles del modo de vida de Richard Arley Díaz, alias ‘Condor’, capturado por las autoridades.


En las últimas horas cayó uno de los hombres más buscados en Norte de Santander, cabecilla máximo, aseguraron las autoridades, de la banda criminal Los Pelusos, encargada de secuestros, homicidios, narcotráfico y desplazamiento forzado.

Se trata de Arley Díaz, alias ‘Cóndor’, cabecilla máximo de ‘Los Pelusos’. SEMANA Noticias conoció parte del informe de la investigación que llevó a las autoridades a lograr dar con su paradero y posteriormente su captura.

Entre el análisis que realizaron los investigadores y el perfilamiento que hicieron de esta persona, lograron detectar que su alias se lo adjudicó al considerar que esta ave representa una gran importancia cultural y simbólica, así como creer que los cóndores eran inmortales.

De igual manera, SEMANA Noticias conoció que esta persona, a quien las autoridades acusan de violentos delitos y crímenes en Norte de Santander, tenía una vida espiritual que combinaba con el estilo de vida vegetariana.

Según uno de los investigadores que estuvo en el caso de alias Cóndor, él consideraba que llevar este estilo de vida como ser vegetariano y espiritual, podía resolver sus problemas de salud para alargar su ciclo de vida.

“Cóndor era considerado vegetariano, creía que una dieta adecuada podía tanto aliviar sus problemas de salud como regenerar espiritualmente y alargar su ciclo de vida”, dijo el investigador a este medio de comunicación.

Otro de los detalles que fueron conocidos por SEMANA Noticias tiene que ver con que alias Cóndor era un apasionado de las redes sociales, de las joyas de oro, mujeres y otras extravagancias comunes en esta clase de personas.

“Aprovechaba su cargo para atraer a las mujeres que le gustaban, conquistándolas con detalles y dinero. Era reconocido por tener una mujer diferente en las veredas en las que hacía presencia”, dijo el investigador.

Frente a las joyas, contó a SEMANA Noticias el investigador, tenía un costoso anillo el cual consideraba su amuleto para la buena suerte, el cual tiene grabados los nombres de sus hijos y de su madre.

Anillo alias Cóndor
Anillo alias Cóndor - Foto: Suministrada a Semana

También se le decomisaron varias figuras elaboradas en oro, como armas, que según las autoridades demuestran las extravagancias a las que estaba acostumbrado, con los dineros que obtenía de secuestros, extorsiones, narcotráfico y demás actividades ilícitas a las cuales se dedicaba.

Fue entrenado en Venezuela

Según el investigador, Arley Díaz alias Cóndor recibió capacitación Venezuela, donde adquirió conocimiento de ideologías políticas en contra del capitalismo.

A lo largo de su trayectoria criminal logró tejer amistades mexicanas, que luego le compondrían canciones alusivas al grupo armado Los Pelusos.

“Sus actividades delincuenciales eran coordinadas a través de redes sociales, ya que consideraba que eran más seguras y difíciles de interceptar por las autoridades”, dijo el investigador.

Cadena alias Cóndor
Cadena alias Cóndor - Foto: Suministrada a Semana

Según la Dirección de Investigación Criminal, Dijín, Cóndor contaba con 385 integrantes bajo su control, distribuidos entre componente armado y componente criminal focalizado.

Su principal fuente de financiación se basaba en el narcotráfico, secuestros y cobro de extorsiones a mineros, empresas de transporte y comercio, entre otros.

Era responsable de acciones violentas en contra de la fuerza pública y la población civil, causante de los desplazamientos forzados en la región del Catatumbo, extorsiones, secuestros, contrabando y de mantener una confrontación armada constante contra el ELN.

Adicionalmente, realizó alianzas con narcotraficantes, pactando el intercambio de clorhidrato de cocaína por armamento, utilizado para recuperar el control de territorio para la siembra de cultivos de coca y las rutas empleadas para el narcotráfico.

Los delitos por los cuales deberá responder alias Cóndor son: concierto para delinquir agravado, homicidio agravado, terrorismo, fabricación, tráfico y porte de armas, municiones de uso restringido de las Fuerzas Armadas o explosivos y utilización ilegal de uniformes e insignias.