Home

Nación

Artículo

nación

Venezuela pide a Cabo Verde liberación del cuestionado empresario colombiano Álex Saab

Saab sigue jugando cartas para frenar su extradición. La última, la solicitud de la Asociación de Abogados de África que plantea la supuesta ilegalidad de su detención. La Cancillería de Venezuela se suma a la petición, pero no tendrá futuro.

El empresario colombiano Álex Saab, uno de los principales socios del régimen de Nicolás Maduro en Venezuela y, a juicio de las autoridades de Estados Unidos, encargado de lavado de activos, tráfico de drogas, manejo de millonarios contratos para alimentación y construcciones, y la transacción de insumos como petróleo a cambio de lingotes de oro en diferentes países, sigue buscando la forma de frenar su extradición.

La última carta jugada por el empresario fue la solicitud del Colegio de Abogados de África de pedir a la Comunidad Económica de los Estados del África Occidental (Cedeao) la liberación inmediata de Saab con el argumento de que si Cabo Verde “no realiza la liberación de Saab se verán pronto abocadas a una crisis de proporciones monumentales que puede convertir a la subregión y al continente en un hazmerreír con consecuencias nefastas para nuestros diplomáticos y su inmunidad diplomática”.

Esta solicitud fue respaldada por el ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores, que emitió un comunicado en el que reclama la liberación de Saab, a quien el gobierno de Nicolás Maduro le dio estatus e inmunidad de diplomático luego de que se conociera su captura en el pequeño país africano de Cabo Verde.

“Hacemos un llamado al honorable gobierno de la República de Cabo Verde a que proceda con la liberación inmediata del diplomático venezolano Álex Saab, quien se encuentra ilegalmente detenido en ese país desde el pasado 12 de junio de 2020, mientras espera el resultado de su audiencia de extradición”, señala el comunicado.

Y defienden su presunta condición de diplomático venezolano: “Álex Saab, enviado especial y embajador alterno del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela ante la Unión Africana, es un diplomático plenamente documentado y con derecho a la protección del derecho internacional consuetudinario que rige los desplazamientos y la protección de diplomáticos y agentes políticos, razón por la cual Cabo Verde no podía ni debía interferir en la misión especial humanitaria que estaba llevando a cabo en el momento de su detención”.

Las gestiones del gobierno venezolano y del Colegio de Abogados de África resulta árida, pues ya el Gobierno de Cabo Verde se ha negado a esta solicitud y afirma que “no está vinculado por la decisión del Tribunal de la Cedeao porque no firmó el protocolo de 2005 que ampliaba la autoridad del Tribunal para conocer casos de derechos humanos”. Justifican la decisión de su captura y el trámite de extradición que se está adelantando.

Los miembros del Colegio de Abogados de África la hacen amparados en una de las cartas que se jugó el régimen de Maduro al conocer la captura de Saab y otorgarle estatus de diplomático para evitar su captura y extradición, estrategia que no ha dado resultado, pues, aunque efectivamente Saab no ha sido enviado a Estados Unidos, sí continúa bajo detención domiciliaria en Cabo Verde.

La Fiscalía le decomisó bienes a Saab por 16 millones de dólares.
La Fiscalía le decomisó bienes a Saab por 16 millones de dólares. - Foto: Montaje Semana

El Gobierno de Venezuela, en su nueva solicitud, reclama por las condiciones humanitarias y de salud del cuestionado empresario barranquillero. “Durante casi 270 días le están privando de su salud y, de forma crítica, de la capacidad de prepararse significativamente para su defensa, todo ello sin haber cometido ningún delito. Ha perdido cerca de 30 kilos y está perdiendo la capacidad de concentración, lo cual perjudica de manera sustancial el tiempo que puede dedicar al estudio de los complejos asuntos del derecho internacional y del derecho interno de EE. UU. en relación con todos los aspectos de las acusaciones infundadas que se han hecho en su contra y en las que se basa la solicitud de extradición”.

En Colombia las autoridades también adelantan investigaciones para determinar cómo operaba en el país el poder, los millonarios negocios y el complejo esquema de lavado de activos sobre el cual, el considerado ministro de Finanzas a la sombra del régimen venezolano montó una red global.

La Fiscalía, a través de la Dirección Especializada contra el Lavado de Activos, formalizó el 4 de septiembre la acusación en contra de Saab y Devis José Mendoza Lapeira, contador de una de sus empresas. Así se inició la fase de descubrimiento de material probatorio. El juicio arrancará el 11 de junio porque la defensa pidió cinco meses para realizar un peritaje contable.

Los delitos por los que están siendo investigados Saab y Mendoza son lavado de activos, enriquecimiento ilícito de particulares, concierto para delinquir, estafa agravada y exportación o importación ficticia.