Tendencias
El páramo de Santurbán ha sido motivo de polémicas por las exploraciones mineras que se han querido hacer en ese ecosistema
Comunidades manifiestan que han pasado cinco años y solo se ha llegado a un acuerdo con tres de los 40 municipios que comprende la delimitación. - Foto: Getty Images / Oscar Orlando Cuadros Gomez

santander

Cinco años y siguen a la espera: comunidades exigen la delimitación del páramo de Santurbán en Santander

El próximo jueves 6 de octubre habrá una reunión con autoridades locales y representantes nacionales para socializar la toma de decisiones frente a este ecosistema.

Las comunidades de Vetas, Matanza, El Playón y demás municipios afectados en la delimitación del páramo de Santurbán en el departamento de Santander, solicitan un acto administrativo donde se apruebe la nueva delimitación de dicho páramo.

Ante esto, se le hizo un llamado al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible con el fin de dar cumplimiento al fallo de tutela contenido en la Sentencia T-361 de 2017, donde ordenaba concretar la participación de los 40 municipios que comprende la delimitación.

Sin embargo, han pasado cinco años y solo tres municipios tienen un acuerdo con el Gobierno nacional, mientras que los otros 37 están a la espera para reactivar sus actividades económicas por medio de un dinamismo que beneficie a la región.

El próximo jueves 6 de octubre habrá una reunión en la ciudad de Bucaramanga, donde se darán a conocer algunas decisiones frente a este tema.

Así mismo, los mineros en la zona de Soto Norte, Santander, quienes se han visto mayormente afectados, reiteraron el llamado urgente al Estado para que brinde una pronta solución a esta problemática que se está presentando desde hace varios años

Le solicitamos al Ministerio de Ambiente que dé por terminada la delimitación en Vetas y saque un acto administrativo donde haga esa delimitación parcial”, señaló Ivonne Lucero González, presidenta de la veeduría Dignidad Minera de Vetas.

González dice que desde el Gobierno les están “embolatando” la delimitación concertada del páramo, una ruta de trabajo que se empezó a construir después de que la Corte Constitucional tumbara en 2017, la que se había hecho porque no se consideraron las condiciones socioeconómicas de las comunidades.

A partir de esa sentencia –la 361 de 2017– se inició un nuevo proceso con el Ministerio de Medio Ambiente y Sostenibilidad que, a la fecha, poco ha avanzado. Por esta razón, la veeduría contempla acudir a instancias internacionales con el ánimo de agilizar el proceso y lograr una concertación que permita la conservación y, a su vez, beneficie a las comunidades de los 40 municipios que tienen relación con el ecosistema.

La directora de la veeduría manifestó que de parte del Ministerio el proceso está estancado y poco se ha podido avanzar a través de la virtualidad. Pero a González le preocupa más porque en el discurso del ministro, en varias ocasiones, se habla de socialización, sabiendo que aún no se ha concertado con las comunidades. “No han estudiado nuestra propuesta, la metodología que presentan para lo que ellos llaman reunión de concertación, confirma que el objetivo es socializar la delimitación que ya tienen lista”, dijo.

Desde el ministerio detallaron que este proceso se encuentra en la fase de concertación, algo que no confirma la veeduría, y agregaron que “se encuentra dentro de los términos, ajustando la metodología y el cronograma para la continuación de las mesas de trabajo que se desarrollan a través de medios tecnológicos”.

El paso a seguir después de este ajuste permitirá la profundización “en aspectos técnicos y jurídicos de la propuesta integrada de delimitación, de acuerdo con los lineamientos dados por el Tribunal Administrativo de Santander y los entes de control”.