nación

Hallan sin vida a uno de los niños arrastrados por la corriente en Charalá, Santander

Las autoridades y organismos de socorro adelantan la búsqueda.


Luego de varias horas de intensa búsqueda, fue hallado sin vida Iván Camilo Merchán Díaz, de 14 años, uno de los adolescentes que había sido reportado como desaparecido luego de ser arrastrado por la corriente del río Chagras, en el municipio de Charalá, departamento de Santander.

El cuerpo del adolescente fue encontrado un kilómetro más abajo del puente Bahondo, sector donde se registró la tarde del pasado jueves, 19 de mayo, el funesto hecho. El río Chagras baja por la vereda El Resguardo y se une con el río Taquiza, uno de los más grandes del municipio.

“Cinco muchachos iban para sus casas luego de salir del colegio, pero en el camino se detuvieron a jugar, hicieron un reto para saber quién era el más valiente en tirarse al río esto es una costumbre que tienen muchos jóvenes acá y se lanzaron dos; cuando iba a tirarse el tercero, miró hacia atrás y se dio cuenta de que venía la corriente y no lo hizo, hubiese sido peor la tragedia”, explicó Edilson Arenas, alcalde de Charalá.

La angustiante situación fue presenciada por otros compañeros que se encargaron de alertar a los habitantes del sector y a la Policía. Tan pronto las autoridades y organismos de socorro recibieron el reporte, iniciaron la búsqueda de los menores; sin embargo, debido al aumento del caudal del río y la fuerza del mismo, las labores se suspendieron. Este viernes 20 de mayo se reanudaron y hasta el momento solo ha sido hallado el cuerpo de uno de los menores.

“Lastimosamente hace poco encontramos el cuerpo del primer niño, Iván Camilo Merchán Díaz. Teníamos la esperanza de hallarlos con vida, pero no fue así. Seguimos en la búsqueda del otro joven”, dijo Jorge Muñoz, coordinador de Gestión del Riesgo de Charalá.

La búsqueda continúa y de ella participan los Bomberos, la Defensa Civil, la Policía y la comunidad en general, que guarda una mínima esperanza de hallar con vida a Fabián Andrés Marín Díaz, de 16 años, el otro joven que fue arrastrado por la corriente del afluente, luego de –al parecer– cometer un acto irresponsable.

“Ojalá lo podamos encontrar con vida, pero no creemos que sea posible porque hubo dos corrientes sobre el mismo río y el primer cuerpo se encontró en el río Taquiza, eso quiere decir que el otro ya no está en el río pequeño (Chagras)”, agregó Muñoz.

Víctimas de la ola invernal

Esta temporada invernal ha cobrado la vida de otras cuatro personas en los municipios de El Carmen de Chucurí y Piedecuesta; asimismo, se han reportado dos personas (incluido el menor Fabián Andrés) como desaparecidas.

Stefany Altuve, de 13 años, y su hermana Tahilin Alondra, de 11, dos niñas de nacionalidad venezolana, se convirtieron en las primeras víctimas de las emergencias ambientales. Las niñas fallecieron luego de ser aplastadas por una enorme roca, como consecuencia de las fuertes lluvias en Piedecuesta. El hecho se registró el 12 de mayo.

Seis días después, el 18 de mayo, se reportó la muerte de Reinaldo Pedraza Gamboa, de 52 años, y Myriam Vázquez Uribe, de 42, en la vereda Nueva Granada, del municipio de El Carmen de Chucurí. Ellos quedaron sepultados bajo un alud de tierra.

En este mismo municipio fue declarado como desaparecido Luis Eduardo Figueroa Flórez, un hombre de 67 años, quien al parecer fue arrastrado por la corriente de las quebradas La Cristalina y Sardinas

Por su parte, la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo informó que Santander se encuentra en la lista de territorios que registran las mayores afectaciones en esta, la primera temporada de lluvias del año, que se suman al fenómeno La Niña. De los 87 municipios del departamento, 30 ya han reportado afectaciones por las lluvias.