nación

Urgente | Encapuchados sabotearon ceremonia de grados de la UIS; estallaron papa bomba en el auditorio

Los hechos ocurrieron al finalizar los grados del Instituto de Proyección Regional y Educación a Distancia, Ipred.


Momentos de pánico y tensión se vivieron en la Universidad Industrial de Santander (UIS) esta mañana del viernes 20 mayo, en medio de la celebración de grados, cuando un grupo de encapuchados irrumpió en el auditorio Luis A. Calvo.

Los hechos fueron captados en video por asistentes al evento y en las imágenes se observa el momento en que los encapuchados ingresan por la parte de atrás de los camerinos y comienzan a sabotear la ceremonia.

Testigos revelaron que los individuos hicieron estallar una papa bomba al interior del auditorio. Todo ocurrió al finalizar los grados del Instituto de Proyección Regional y Educación a Distancia, Ipred.

En seguida se escucha cómo los padres y algunos estudiantes les solicitan a los encapuchados que abandonen el lugar. Sin embargo, estos hacen caso omiso y en ese momento el rector Hernán Porras intentó abandonar el recinto, pero los encapuchados le impidieron la salida e intentaron retenerlo a la fuerza.

Según conoció SEMANA, el ataque contra la máxima autoridad de la UIS no pasó a mayores, ya que el personal de seguridad y administrativo intervino, y, al parecer, Porras fue sacado del campus universitario, por seguridad.

Ante dicha situación, el gobernador de Santander, Mauricio Aguilar Hurtado, anunció que en las próximas horas se realizará un Consejo Extraordinario de Seguridad para tomar medidas al respecto.

“Lo que acaba de ocurrir en la UIS es contrario a lo que representa la Universidad. Toda mi solidaridad con Hernán Porras, graduandos y familiares por este hecho que raya con lo delincuencial. Como presidente del Consejo Superior convoco a Consejo Extraordinario”, manifestó Aguilar a través de su cuenta de Twitter.

Asimismo, Juan Carlos Cárdenas Rey, alcalde de Bucaramanga, expresó su rechazo a los hechos de violencia y pidió que esta ‘alma mater’ sea protegida para que este tipo de situaciones se vuelvan a repetir.

“Inaceptable e inaudito lo sucedido en la UIS, donde encapuchados entran e intentan llevarse al rector Hernán Porras. Las diferencias no pueden llevarnos a agresiones físicas o verbales. Rechazo absoluto estos hechos. Protejamos la universidad pública unidos. Solidaridad con el rector”, dijo Cárdenas.

A las voces de rechazo e indignación se unieron los asistentes al evento, quienes piden a los directivos de la UIS que no se toleren este tipo de hechos, que vulneran los derechos y ponen en riesgo la integridad de las personas.

“Uno no se explica qué pasa en esta grandiosa universidad. Hay que ser duros contra todos aquellos que lo único que desean es destruir, robar o vulnerar los derechos que tienen todos nuestros jóvenes de educarse. Esa no es la forma de pedir las cosas. Si están luchando por su bienestar, háganlo con respeto, no a las patadas y con las caras tapadas como los delincuentes”, expresó una ciudadana.

Por su parte, algunos estudiantes de la UIS manifestaron que el sabotaje estaba planeado y tenía como propósito dar a conocer ante la comunidad en general la situación que se está presentando en el servicio en los comedores de la institución, donde exigen mejores condiciones laborales para el personal de la cocina.

“(Ellos) solo querían que todos supieran lo que está pasando con los trabajadores de comedores y las condiciones en que los tienen trabajando y explotándolos (...) Esos pobres trabajadores se la juegan con todo para permanecer allá y darnos de comer. Llegaron (los encapuchados) a la ceremonia para que los escucharan y el rector hizo lo más fácil, pararse y salir”, dijo una estudiante.

Tanto estudiantes como trabajadores de la cocina han señalado que el personal no da abasto para atender toda la demanda. Asimismo, sostienen que los lugares de trabajo no cuentan con las condiciones necesarias para producir platos en cantidad.

Por ahora, la Universidad Industrial de Santander no ha entregado declaraciones oficiales, la situación está siendo tratada con hermetismo.