norte de santander

Emergencia por las lluvias: 12 veredas están incomunicadas en Chinácota, Norte de Santander

Por fortuna no se registraron víctimas mortales en este municipio nortesantandereano.


En una grave situación se encuentra el departamento de Norte de Santander, donde las constantes lluvias que se siguen presentado en este territorio ha dejando múltiples afectaciones, tanto en infraestructura, vías bloqueadas, derrumbes de tierra, inundaciones, perdida de enseres y humanas, entre otras.

En las últimas horas de este 30 de junio, los pobladores del municipio de Chinácota, Norte de Santander, reportaron por redes sociales la emergencia que generó los torrenciales aguaceros registrados en la madrugada de este jueves.

De acuerdo con el reporte de las autoridades de este territorio, 12 veredas, de las 25 que comprende el municipio, se encuentran incomunicadas por la ola invernal que atraviesa la región. En estos lugares persiste rocas, lodo y perdida de calzada que imposibilidad el libre tránsito vehicular.

Por su parte, el alcalde de Chinácota, José Luis Duarte Contreras, se mostró preocupado ante esta situación que se registró en esta parte del departamento, donde es un territorio turístico cada fin de semana por los nortesantandereanos.

Pedimos ayuda a la nación y al departamento para que nos den una mano al municipio. Entendemos que se trata de un fenómeno natural, la temporada de lluvias, pero estamos atravesando por una emergencia”, señaló el funcionario.

Tras la solicitud al Gobierno nacional, con el fin de atender en el menor tiempo esta problemática que acoge a ´La Casita Bonita de Norte de Santander´, el funcionario indicó que se declaró calamidad pública y en las próximas horas se espera una reunión con las autoridades de la Oficina de Gestión de Riesgo Departamental.

Van cinco hectáreas de aguacate perdidas en el sector Honda Norte. Además, en Puente Vargas, los deslizamientos se llevaron media casa, unos enseres y hasta un vehículo. También, en Paramito, la quebrada Iscalá se llevó la vía terciaria”, aseguró Duarte.

Así las cosas, los sectores que están gravemente afectados por la ola invernal son: La Colorada, San Pedro, El Asilo, Manzanares, Las Tres Iscalá, Sindral, Pantano, Paramito, Lobatica, Cuéllar, Las Caballerizas y Puente Vargas.

Por otro lado, el mandatario local entregó un parte de tranquilidad a los chitareros, pues manifestó que aunque hay 12 veredas afectadas, por fortuna no se presentan víctimas mortales.

Van once muertos por la ola invernal en Norte de Santander

Desde hace más de tres meses, el departamento de Norte de Santander ha sido uno de los territorios más golpeados por la ola invernal. A la fecha van más de 4.000 damnificados y once muertos.

Durante estos últimos meses se han presentado múltiples emergencias en los 40 municipios que comprenden la región. La zona del Catatumbo es donde más situaciones de alerta se registran. Allí, las autoridades siguen reportando inundaciones, deslizamiento de tierra, cierre de vías, entre otros.

Por tal motivo, el gobernador de Norte de Santander, Silvano Serrano Guerrero, mediante un Puesto de Mando Unificado que se llevó a cabo en la ciudad de Bogotá con la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres, dejó en evidencia la grave situación que atraviesa el departamento.

El mandatario expuso que son 4.087 damnificados de las emergencias en los 40 municipios. Sin embargo, aclaró que 22 territorios se han visto fuertemente afectados por la temporada de lluvias, dañando los cultivos, carreteras y viviendas en general.

El gobernador Serrano aseguró: “El departamento ha invertido arriba de los 6.800 millones de pesos en atención de emergencias por las fuertes lluvias”. Seguido, reveló cuáles son los municipios que presenta más daños: Bochalema, Lourdes, Durania, San Calixto, Ocaña, Salazar, Cáchira, Convención, La Playa, Cucutilla, Arboledas, Chitagá, Mutiscua, Pamplonita, Ábrego, Los Patios, Tibú, Chinácota, Cúcuta, Bucarasica, El Tarra y San Cayetano.

Así las cosas, la mayoría de las víctimas mortales se han registrado en la región del Catatumbo, de la siguiente manera: Ábrego (1), Tibú (3), en Sardinata murieron tres hermanos menores por un alud de tierra, situación similar a la que se presentó el pasado 29 de junio en Arboledas donde ya se suman tres decesos. Mientras que en la capital nortesantandereana ha fallecido una persona y otra se encuentra desaparecida.