norte de santander

Ataque con explosivos deja un militar muerto en Tibú, Norte de Santander

Las autoridades aseguran que este hecho fue retaliación de los constantes operativos realizados en la región del Catatumbo.


La región del Catatumbo, en Norte de Santander, sigue siendo el territorio más golpeado por los grupos armados que delinquen en este departamento de frontera. En lo recorrido de este año, han sido atacados en varias oportunidades la Fuerza Pública y la población civil, dejando como resultado más de seis uniformados muertos y otros más heridos.

Una nueva acción violenta se registró sobre 1:30 a. m. de este jueves 30 de junio, en el municipio de Tibú, mientras un grupo de soldados del Batallón de Ingenieros N.º 30 brindaban seguridad al cantón militar en esta zona.

El Comando de la Fuerza de Tarea Vulcano, orgánico de la Segunda División del Ejército Nacional, dio a conocer que manera indiscriminada fueron atacados con el lanzamiento de artefactos explosivos desde el sector conocido como la Invasión, al parecer por integrantes del grupo armado organizado residual Estructura 33.

Por su parte, el general Omar Sepúlveda, comandante de la Segunda División del Ejército, entregó detalles de lo sucedido, “este es un ataque terrorista perpetrado por bandidos del GAOR-E33 donde fueron atacadas las tropas acantonadas en la base militar de Tibú. Allí fueron lanzados unos artefactos explosivos improvisados desde el área de La Invasión que se encuentra a escasos 600 metros del cantón militar”.

Así las cosas, como producto de este hecho violento, resultó herido el soldado Michael Ramírez Jiménez quien, pese a los esfuerzos del personal médico, murió debido a la gravedad de sus heridas. Este ataque enluta nuevamente a una familia nortesantandereana.

Con este hecho queda demostrado que este grupo armado organizado residual que delinque principalmente en la región del Catatumbo, continúa atentando contra la Fuerza Pública y la población civil en todo el departamento.

Sobre estos atentados, el comandante del Ejército de Norte de Santander aseguró que esta situación se da como retaliación de los operativos desarrollados en los últimos meses en esta zona del departamento.

“Esto se da a raíz de todos los golpes que les hemos propinado. Llevamos más de 60 capturas este año de los bandidos de las disidencias de las Farc, el ELN y Los Pelusos”, señaló el oficial Sepúlveda.

Así mismo, este Comando rechazó la acción terrorista que atenta contra los derechos humanos y trasgrede flagrantemente las disposiciones del derecho internacional humanitario, haciendo uso de métodos de guerra no convencionales. Dicho esto, se interpondrán las respectivas denuncias penales ante las autoridades competentes.

De igual forma, el Ejército extendió un mensaje de condolencias y solidaridad a la familia, amigos y seres queridos del soldado Michael Ramírez Jiménez.

Por otro lado, SEMANA consultó a la Defensoría del Pueblo en Norte de Santander, que rechazó una vez más esta acción y expresaron su solidaridad con sus familiares. Así mismo, recordaron el cumplimiento de las alertas tempranas emitidas por esta entidad en zonas de alto riesgo por grupos subversivos.

“Es incomprensible esta forma de seguir causándonos daño entre compatriotas, lamentamos profundamente estas violaciones reiteradas de los derechos humanos en nuestro territorio, hacemos un llamado a los actores armados a pasar la página y buscar espacios de entendimiento, para lo cual reiteramos nuestra plena disposición desde nuestra institucionalidad”, indicó a ese medio, Jaime Marthey, defensor del Pueblo Regional.

Así mismo, para algunos defensores de los derechos humanos, la situación de seguridad y orden público es preocupante, debido a que mencionan que en lo corrido de este año se han presentado más de 100 acciones terroristas contra las autoridades en el departamento.

“Por eso pedimos que los dispositivos que refuerzan la seguridad en la región sean permanentes, no podemos seguir permitiendo más ataques contra los policías y militares”, indicó a SEMANA Diego Villamizar, defensor de los derechos humanos en la región.