norte de santander

Lo último: artefacto explosivo dejó seis militares heridos en Tibú, Norte de Santander

SEMANA conoció que este ataque es atribuido al grupo criminal GAO-ELN.


En desarrollo de las elecciones presidenciales que se llevan a cabo este domingo 19 junio en todo el territorio nacional, un artefacto explosivo activado sobre el mediodía dejó varios militares heridos en la región del Catatumbo.

Se conoció, de manera preliminar, que mediante el patrullaje del Ejército Nacional en jurisdicción de la vereda Vetas Central, zona rural del municipio de Tibú, Norte de Santander, fueron activados varios explosivos al paso de los militares.

SEMANA consultó a Diego Villamizar, defensor de los Derechos Humanos en esta región, quien confirmó que esta acción terrorista dejó seis militares heridos que en estos momentos reciben atención médica y serán evacuados vía área a la ciudad de Cúcuta.

“Condenamos este ataque cobarde contra nuestros militares en el Catatumbo, exigimos acciones por parte del nuevo gobierno, una de ellas debe ser el inicio con fumigación a los cultivos ilícitos, la hoja de coca y el narcotráfico, que son la fuente de financiamiento de estás acciones terroristas que a diario dejan militares y policías heridos y muertos en el país”, señaló Villamizar.

Así mismo, el teniente Jesús López, perteneciente al comando de la Fuerza de Tarea Vulcano de la Segunda División del Ejército Nacional, le aseguró a SEMANA que: “Este ataque es atribuido al grupo criminal GAO-ELN”.

Sin embargo, mediante un comunicado, el comando explicó que soldados profesionales que participaban del dispositivo de seguridad, y que se encontraban desarrollando operaciones de control militar en apoyo al proceso electoral, resultaron con heridas leves.

“Una vez se tiene conocimiento de este vil y cobarde hecho, nuestro comando activó los diferentes protocolos de acompañamiento a los familiares de nuestros hombres de quienes esperamos tengan una pronta recuperación”, se lee en el documento.

Así mismo, las autoridades rechazaron este ataque que viola los derechos humanos y trasgrede las disposiciones contempladas en el derecho internacional humanitario al hacer uso de medios de guerra no convencionales.

“Repudiamos esta acción cobarde y se instaurará la denuncia ante las autoridades competentes, ya que estos grupos armados organizados continúan instalando artefactos explosivos de manera indiscriminada para atentar contra la población civil y la Fuerza Pública”, asegura el comando.

Ante este ataque, las autoridades reafirmaron su compromiso de continuar con las operaciones contra las cadenas del narcotráfico que impiden alcanzar la consolidación y estabilidad del territorio en Norte de Santander. “No escatimaremos esfuerzos para ubicar a los responsables de este hecho”, finaliza el comunicado.

Por otra parte, en antesala a la segunda vuelta, el Ejército Nacional informó que había neutralizado nueve acciones terroristas de los grupos armados que delinquen en la región del Catatumbo. De acuerdo con los uniformados, el GAO-ELN y el GAO-r E-33 habrían instalado artefactos explosivos a 50 metros de viviendas en los municipios de El Tarra y Hacarí, Norte de Santander.

El Tarra

En este primer hecho se logró obtener información sobre la ubicación de cuatro artefactos explosivos improvisados (AEI) en la vereda Motilandia, gracias a la recolección de información por parte de fuentes humanas. Las autoridades informaron que estos AEI habrían sido instalados a 50 metros de viviendas ubicadas sobre la vía principal que conecta la base militar La Esperanza con la vereda Palmas del Vino del municipio El Tarra.

Ante el incidente, el equipo antiexplosivo Exde Delta procedió a realizar un plan escudo para una destrucción controlada evitando que el GAO ELN y el GAO-r E 33 afectaran a la población civil y a la Fuerza Pública.

Hacarí

La segunda acción ocurrió en la Vereda Martínez del municipio de Hacarí, allí el equipo Exde Delta en operaciones contra el GAO ELN, Frente Carlos Armando Cauca Guerrero, logró ubicar y destruir de manera controlada cinco artefactos explosivos improvisados.

De acuerdo con los militares, estos artefactos estarían conectados entre sí, mediante cordones detonantes de 6 gramos y envasados en contenedores de plástico, con el fin de ser activados al mismo tiempo para causar daños significativos contra las comunidades y tropas del Ejército.

Las nueve acciones terroristas neutralizadas por parte de los hombres del Comando Específico de Norte de Santander (Cenor), dejó en evidencia cómo los grupos narcoterroristas buscan afectar a los nortesantandereanos y a los hombres de la Fuerza Pública.