norte de santander

Tragedia: alud de tierra sepultó a cuatro personas de una misma familia en Arboledas, Norte de Santander

Dos personas ya fueron rescatadas sin vida.


Las fuertes lluvias que se siguen registrando en el departamento de Norte de Santander han generado graves emergencias como inundaciones, afectaciones en infraestructura, deslizamientos de tierra, pérdida de cultivos y humanas, entre otras.

Así las cosas, una trágica situación se registró en la madrugada de este miércoles 29 de junio, en el municipio Arboledas, donde un alud de tierra sepultó mientras dormían a cuatro personas de una misma familia, dos de ellas ya fueron rescatadas sin vida.

Se conoció que este hecho ocurrió justamente en la vereda El Almendro, perteneciente a esta misma población. Entre las víctimas se encuentran dos personas en condición de discapacidad y un adulto mayor.

“El invierno ha golpeado fuerte al municipio. Esta madrugada se presentó este deslizamiento en el que se presume que cuatro personas quedaron sepultados cuando estaban en su vivienda”, mencionó Wilmer Dallos, alcalde de Arboledas.

Desde el primer momento de la tragedia hacen presencia en el lugar funcionarios de la Alcaldía Municipal, personal de Gestión del Riesgo, la Defensa Civil e Inspección de Policía, quienes con el apoyo de la comunidad adelantan las labores de búsqueda y rescate de las personas.

Sin embargo, el alcalde municipal confirmó que: “Fueron sacados los cuerpos sin vida de la señora Rosmira Vega, y su hija en condición de discapacidad Martha Gélvez Vega. Todavía no han encontrado las otras dos personas, que son: Mercedes Gélvez Vega y un adulto mayor”.

Por su parte, desde la Gobernación de Norte de Santander lamentaron este grave suceso y enviaron un mensaje de condolencias y solidaridad a los familiares de estas personas nortesantandereanas.

Por el momento, la comunidad y los organismos de socorro permanecen en la zona intentando remover los escombros de la vivienda con la esperanza de encontrar alguna persona aún con vida. Mientras tanto, el Consejo Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres (CDGRD) adelanta las acciones de articulación y coordinación de la emergencia.

Van más de 4.000 damnificados y diez muertos por la ola invernal

Desde hace más de tres meses, el departamento de Norte de Santander ha sido uno de los territorios más golpeados por la ola invernal. A la fecha van más de 4.000 damnificados y diez muertos, sumando estas dos nuevas víctimas en Arboledas, por las fuertes lluvias, que no cesan.

Durante estos últimos meses se han presentado múltiples emergencias en los 40 municipios que comprenden la región. La zona del Catatumbo es donde más situaciones de alerta se registran. Allí las autoridades siguen reportando inundaciones, deslizamiento de tierra, cierre de vías, entre otros.

Por tal motivo, el gobernador de Norte de Santander, Silvano Serrano Guerrero, mediante un Puesto de Mando Unificado que se llevó a cabo en la ciudad de Bogotá con la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres, dejó en evidencia la grave situación que atraviesa el departamento.

El mandatario expuso que son 4.087 damnificados de las emergencias en los 40 municipios. Sin embargo, aclaró que 22 territorios se han visto fuertemente afectados por la temporada de lluvias, dañando los cultivos, carreteras y viviendas en general.

El gobernador Serrano aseguró: “El departamento ha invertido arriba de los 6.800 millones de pesos en atención de emergencias por las fuertes lluvias”. Seguido, reveló cuáles son los municipios que presenta más daños: Bochalema, Lourdes, Durania, San Calixto, Ocaña, Salazar, Cáchira, Convención, La Playa, Cucutilla, Arboledas, Chitagá, Mutiscua, Pamplonita, Ábrego, Los Patios, Tibú, Chinácota, Cúcuta, Bucarasica, El Tarra y San Cayetano.

Así las cosas, la mayoría de las víctimas mortales se han registrado en la región del Catatumbo, de la siguiente manera: Ábrego (1), Tibú (3) y en Sardinata murieron tres hermanos menores por un alud de tierra, situación similar a la que se está presentando en Arboledas donde ya se suman dos decesos. Mientras que en la capital nortesantandereana ha fallecido una persona y otra se encuentra desaparecida.