norte de santander

Norte de Santander está de luto: finalizaron las labores de rescate de los 14 mineros atrapados

Algunos rescatistas señalaron que los trabajadores estaban a unos 300 metros de profundidad.


La comunidad nortesantandereana está de luto, en la madrugada de este jueves 9 de junio los trabajos de salvamento finalizaron en la mina La Mestiza, en la que 14 mineros quedaron atrapados y perdieron la vida tras una explosión en el socavón.

Esta tragedia ocurrió sobre el mediodía del pasado lunes 30 de mayo, al interior de una mina ubicada en la vereda El Abarico, zona rural del municipio de El Zulia, área metropolitana de Cúcuta y donde, según detalló la Agencia Nacional de Minería (ANM), la emergencia se habría presentado por la acumulación de metano y polvo de carbón.

Así fue el rescate

Ese día, dentro de la mina, se encontraban 14 personas y una más en la parte superior, justamente en la entrada, para un total de 15 mineros. Al momento de registrarse la tragedia, algunos rescatistas señalaron que quienes quedaron atrapados estaban a unos 300 metros de profundidad.

En el lugar se destruyeron varias láminas de zinc y los andamiajes quedaron esparcidos por el suelo junto a rocas y tierra, materiales que mantienen el acceso bloqueado a la bocatoma, por lo que los trabajos se hicieron complejos.

Desde que se conoció la emergencia, los organismos de socorro, personal del salvamento minero, la Secretaría de Gestión Minero Energética Sostenible, de la Gobernación de Norte de Santander y miembros de la ANM hicieron presencia en el sitio para sacar a los atrapados.

Alrededor de 70 personas fueron las encargadas de ingresar a la mina para remover los escombros y llegar hasta donde están los mineros, pero en cada metro los trabajos no eran nada favorables, por lo que debían avanzar lentamente, evitando que se presentara otra explosión.

Luego de pasar un día de la emergencia, el minero que se encontraba en la entrada del túnel falleció, se trata de Fabio Cáceres García, de 37 años, quien fue expulsado varios metros por causa de la onda expansiva y la llamarada que se produjo, resultando con varias quemaduras en su cuerpo y quedando gravemente herido.

Cáceres resultó con quemaduras en 85 % (tercer grado) y como producto de eso requería de manera urgente el traslado hacia la ciudad de Bogotá, pero no resistió y murió en el hospital de la ciudad de Cúcuta.

Sin embargo, día a día las labores de rescate se intensificaron, el cansancio de los socorristas y colaboradores ya se empezaba a notar alrededor de la bocamina. Poco a poco fueron rescatando a los mineros y las esperanzas para sus familias se desvanecieron.

Fueron extensas jornadas las que tuvieron que pasar un grupo de hombres pertenecientes al salvamento minero, quienes buscaron hasta el último momento rescatar a todos los trabajadores. Gracias a esos esfuerzos, ahora las familias de los 14 mineros atrapados pueden encontrar consuelo en este difícil momento.

Los mineros que fallecieron en esta lamentable circunstancia son: Giovanni Celis, Víctor Alonso Sánchez, Germán Blanco, Omar Arias, Euclides Ibarra, Ernesto Ramírez Rolón, Pablo Gómez, Fermín Torres, Martín García, Javier Gelvez, Alexander Estupiñán, Alonso Bastos, Duglas y Wilmer.

Desde la Gobernación de Norte de Santander lamentaron lo sucedido: “Agradecemos a todas las instituciones y voluntarios que desde el primer momento de la emergencia se vincularon en las labores de búsqueda, rescate y atención psicosocial. La comunidad minera y el departamento se encuentran de luto. Paz en sus tumbas”.