norte de santander

Alcaldes de Norte de Santander fueron amenazados, advierte la Defensoría del Pueblo

SEMANA conoció las medidas que se están tomando por la Defensoría del Pueblo Regional para salvaguardar la integridad de los mandatarios locales.


Según la Defensoría del Pueblo, en los últimos días cuatro alcaldes de municipios de Norte de Santander han solicitado trabajar fuera del territorio tras las amenazas que han recibido presuntamente de grupos criminales que delinquen en la región del Catatumbo.

Aunque la entidad no detalló cuáles son los mandatarios que se encuentran bajo amenazas, se conoció que desde el 6 de junio, el alcalde del municipio de la Playa de Belén, Íder Humberto Álvarez García, solicitó por recomendación de las autoridades seguir con sus funciones desde la ciudad de Cúcuta.

Según el mandatario, desde mediados del mes de marzo se ha venido presentando intimidaciones y extorsiones tanto a él, como a su familia, pues teme por lo que le pueda pasar. Por tal motivo, el gobernador de Norte de Santander le autorizó seguir sus funciones desde las instalaciones de la gobernación.

“Hoy en día es muy complejo despachar desde el municipio, lidiar con cosas que no tenemos que hacer, le compete al Gobierno Nacional garantizar los mínimos de seguridad. Es muy complejo desplazarnos a la zona rural y en cualquier momento tenemos que acceder a las pretensiones de un grupo armado o banda delincuencial, de lo contrario podemos ser objetivo militar en cualquier momento”, aseguró Álvarez en entrevista radial.

Otra situación similar se presentó contra el alcalde del municipio de Tibú, Nelson Leal, quien aseguró que su hijo tuvo que abandonar el municipio debido a que también fue víctima de amenazas por presuntamente disidencias que operan en el departamento.

Mi hijo trabajaba como gestor social en la alcaldía del municipio, le empezaron a llegar amenazas, en la calle, rumores, y me toco sacarlo del municipio. El último hecho se presentó el día domingo después de elecciones, se acercaron y le dijeron que tenían que salir del municipio”, indicó Leal ante Caracol Radio.

Ante este escenario, la Defensoría solicitó a las autoridades y a la Unidad Nacional de Protección (UNP) avanzar en la revisión de estos casos y fortalecer las medidas de protección. Así como también pidió a las autoridades redoblar los esfuerzos para contener esta situación y prevenir hechos que lamentar.

“Es preocupante la situación que se viene presentando en la región, nuestros equipos en territorio han escuchado a los mandatarios locales en declaraciones privadas, a la vez que adelantan permanente acompañamiento a sus familiares”, mencionó el Defensor del Pueblo, Carlos Camargo.

Dicho esto, SEMANA consultó al defensor de Pueblo en Norte de Santander, Jaime Marthey, con el fin de conocer las medidas que se estarán implementando con relación a salvaguardar la integridad de los mandatarios y sus familias.

“Hemos recepcionado sus declaraciones, gestionado acciones humanitarias, acompañado a sus familiares, instado a la Fiscalía General de la Nación a acelerar las investigaciones”, señaló Marthey.

Así mismo, el funcionario rechazó esta lamentable situación que están enfrentando los alcaldes por culpa de subversivos; al mismo tiempo que exige garantizar el ejercicio de las funciones para las que fueron elegidos por sus coterráneos, quienes terminan siendo afectados y vulnerados con este tipo de hechos.

“Hacemos un llamado urgente a las autoridades y entidades a todo nivel, para que se tomen las medidas necesarias y conducentes a brindar seguridad y tranquilidad a la población en general, en especial a sus mandatarios locales y sus núcleos familiares, con el fin de preservarles su vida e integridad”, puntualizó a este medio el defensor regional.