norte de santander

Ejército rescata a cuatro civiles secuestrados por disidencias en el Catatumbo

Los secuestrados eran tres colombianos y un venezolano.


En las últimas horas, las autoridades en Norte de Santander realizaron un contundente operativo en el que lograron rescatar a cuatro personas que estaban privadas de su libertad por presuntamente grupos criminales que delinquen en la región del Catatumbo.

Hasta la vereda Los Robles, ubicada en el municipio de El Tarra, Norte de Santander, tropas del Ejército Nacional, de manera coordinada e interinstitucional con la Policía y el CTI de la Fiscalía General, en desarrollo de operaciones de estabilidad, lograron el rescate de los secuestrados.

De acuerdo con las autoridades, esta operación se llevó a cabo gracias a trabajos de inteligencia y en desarrollo a un allanamiento por la Fiscalía, donde se había ordenando verificar una vivienda, la cual posiblemente permanecería guardado armamento de guerra con el que los subversivos cometerían homicidios.

Así mismo, los uniformados estaban informados de que en ese lugar podrían estar retenidas algunas personas señaladas de ser consumidoras de sustancias alucinógenas y/o de cometer delitos en esa región. Tras llegar al sitio, se hizo efectiva la liberación de los retenidos y la incautación del armamento.

Por su parte, el mayor general Ómar Esteban Sepúlveda Carvajal, comandante de la Segunda División del Ejército Nacional, confirmó que “se logró el rescate de cuatro personas que estaban secuestradas por quienes serían integrantes del grupo armado organizado residual (GAO-r) E33″.

Según lo informado por este comando, “estas personas habrían sido objeto de maltrato y burla a través de redes sociales, por quien sería alias Pedro, cabecilla de esta estructura”. Adicional, se conoció que al parecer este criminal los obligaría a cumplir trabajos físicos forzados bajo condiciones adversas y mala alimentación, presuntamente como castigo.

El Ejército logró la libertad de los colombianos Ricardo Sánchez Peñaranda, secuestrado desde 10 de diciembre 2021; Jordan Edwan Martínez, secuestrado desde el 28 febrero y José Nacer Ortega Durán, secuestrado desde 24 de abril 2022. Así como también del ciudadano venezolano Neiver Joan Licona Guerra, secuestrado desde 24 de abril del presente año.

Así mismo, durante la operación, las autoridades lograron ubicar en dicha vivienda un arma corta, un arma larga, un proveedor calibre 40 mm y cartuchos para el mismo; adicional, fue hallada una caneca plástica con 210 kilogramos de mezcla explosiva de fabricación improvisada (BENCLO).

“El Ejército Nacional continuará trabajando de manera coordinada e interinstitucional, con el fin de neutralizar el accionar criminal de los grupos armados organizados que tanto daño le hacen a la población nortesantandereana”, aseguró el comandante Sepúlveda.

Campesino había sido secuestrado por tercera vez

Tres días estuvo privado de la libertad el agricultor Irenio Bohórquez Contreras, tras ser secuestrado por tercera vez en el municipio de Ocaña, Norte de Santander. Tal parece que los hombres desconocidos se ensañaron contra esta familia campesina, sin importar que se tratara de una persona de la tercera edad.

Este último hecho se registró en la tarde noche del miércoles 1 de junio, cuando hombres armados llegaron hasta la finca ubicada en la vereda El Uvito, jurisdicción del corregimiento de Aguas Claras, zona rural del municipio de Ocaña, e ingresaron a la finca de Irenio con el pretexto que les brindara agua, según reportes preliminares.

Cabe mencionar que los familiares del agricultor habían mencionado que Irenio, quien tiene 76 años, sufre de problemas de hipertensión y dolor en las articulaciones, por ello no puede exponerse a largas caminatas.

Ante las súplicas de sus familiares y el rechazo de los entes gubernamentales, los delincuentes determinaron, bajo razones humanitarias y por su estado de salud, dejar en libertad el pasado sábado 4 de junio, al labriego nortesantandereano en un paraje solitario ubicado en zona del Catatumbo.