norte de santander

Destruyen refinería ilegal del Gao-ELN que afectaba el ecosistema en el Catatumbo

La refinería ilícita estaba compuesta por seis piscinas artesanales con una capacidad aproximada de 11.000 galones.


Las autoridades de Norte de Santander siguen realizando contundentes operativos en toda la región del Catatumbo, con el fin de afectar las finanzas de los grupos criminales que delinquen en el departamento.

En las últimas horas, las tropas militares localizaron una refinería ilegal encargada de destilar crudo robado, dañando los ecosistemas y generando una explotación excesiva de los recursos naturales en la población catatumbera.

Gracias al continuo desarrollo de operaciones de estabilidad, miembros del Ejército Nacional ubicaron en zona rural del municipio de Tibú, Norte de Santander, una refinería ilegal artesanal dedicada a la destilación del crudo.

De acuerdo con el coronel Diego Jaramillo Muñoz, comandante de la Fuerza de Tarea Vulcano, “esto haría parte del sistema financiero ilícito del grupo armado organizado GAO-ELN, Frente Juan Fernando Porras Martínez”.

Se conoció que la operación militar direccionada a neutralizar el hurto de hidrocarburos se realizó en la vereda Caño Victoria Sur, sector en donde los soldados localizaron la refinería ilícita compuesta por seis piscinas artesanales, con una capacidad aproximada de 11.000 galones que se encontraban en proceso de combustión contaminando gravemente al medio ambiente y causando un daño irreversible al suelo de esta región.

Según las autoridades, el material hallado en el lugar fue destruido de manera controlada por el equipo de Explosivos y Demoliciones (EXDE), sin daño alguno al medio ambiente, esto con el fin de preservar el ecosistema y las fuentes hídricas en la región del Catatumbo.

“De esta manera, se logra afectar la cadena de las economías ilícitas al servicio del narcotráfico, reduciendo el daño ambiental, la contaminación del agua, el suelo, agotamiento de recursos naturales, daño a la calidad de los ecosistema y afectación a la salud de las comunidades cercanas, ocasionada por el derrame de combustible en los afluentes colindantes”, aseguró el comandante.

Asesinan soldados en Tibú

Un nuevo atentado se registró contra las Fuerzas Militares en zona rural del municipio de Tibú, departamento de Norte de Santander. En la zona, un grupo de soldados fue atacado por francotiradores, dejando un saldo de dos militares muertos.

La emboscada se registró en la vereda La Florida, cuando Tropas del Grupo de Caballería Mecanizado N.º 5 se encontraban desarrollando operaciones de control militar, según informó el Comando de la Trigésima Brigada, unidad militar orgánica de la Segunda División.

“Este ataque habría sido realizado por integrantes del grupo armado organizado ELN, de forma cruel e indiscriminada con arma de fuego”, sostiene la institución.

Fernando Aragonez Nomelin y Carlos Javier Toquica Garzón, oriundos de Caquetá y Meta, pese a recibir los primeros auxilios de manera inmediata por parte de los enfermeros de combate, fallecieron en dicha zona.

Asimismo, el Ejército dio a conocer que tanto en el área rural como urbana de Tibú se adelantan operaciones militares, con el fin de dar con el paradero de los responsables de este crimen que “vulnera los derechos humanos e infringe las disposiciones del derecho internacional humanitario”.

Tras los hechos, la Trigésima Brigada envió un mensaje de condolencias a los familiares y amigos de los soldados Fernando y Carlos, quienes llevaba un año prestando el servicio como profesionales. “Nos solidarizamos con su dolor y no se escatimarán esfuerzos para dar con estos terroristas que integran las estructuras que tanto daño le hacen a la población nortesantandereana”.