justicia

MinJusticia no ve viable convertir la cárcel Modelo en un centro de memoria tras solicitud de Jineth Bedoya

Si bien el ministro reconoció los abusos de los que Bedoya fue víctima, aclaró que el centro penitenciario de Bogotá está hoy en pleno funcionamiento y es necesario.


Este martes se llevó a cabo, de manera virtual, la audiencia de la periodista Jineth Bedoya contra el Estado colombiano ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. En la diligencia, el director de la Agencia de Defensa Jurídica pidió perdón a Bedoya a nombre del Estado y la periodista solicitó tres reparaciones por lo ocurrido.

En primer lugar, habló sobre la investigación y sanción de todos los niveles de responsabilidad y la adopción de garantías de seguridad para su madre y para ella. También solicitó el cierre y resignificación de la cárcel La Modelo, lugar donde fue raptada, y por último, solicitó que se adoptaran medidas para la investigación de amenazas contra periodistas y la producción de datos oficiales sobre violencia contra las mujeres y la prensa.

“Debería ser uno de los memoriales como los que uno encuentra en otros países del mundo, donde la gente ha tenido que enfrentar las peores guerras y las peores barbaries. Transformar una estructura sobre la cual los cimientos tienen debajo pedazos, trozos de seres humanos que fueron descuartizados y botados por los ductos”, señaló Jineth Bedoya en la audiencia al referirse sobre la cárcel La Modelo, ubicada en la capital del país.

Este jueves, el ministro de Justicia, Wilson Ruiz Orejuela, se mostró compungido por la situación vivida por la periodista Jineth Bedoya tras el secuestro, tortura y violencia sexual a los que fue sometida. No obstante, el jefe de la cartera de Justicia dijo estar en desacuerdo ante la propuesta de la periodista de convertir la cárcel La Modelo en un centro de memoria histórica.

“La Cárcel Modelo actualmente en Bogotá tiene más de 4.000 internos, construir otro penal de estos tiene un costo de más de 650.000 millones de pesos. Si tenemos un hacinamiento carcelario con más de 20.000 internos en las estaciones de policía, estamos destinando más de 3.000 policías para que aparte de que los capturan tengan que vigilarlos para que no se escapen, es una situación muy crítica”, relató Ruíz sobre este centro penitenciario.

Frente a la solicitud de la periodista de convertir la cárcel en uno de esos “memoriales como los que uno encuentra en otros países del mundo”, como aseguró Bedoya, señaló que “desde luego que si la decisión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que hace parte del bloque de concesionalidad nuestro, así lo determina en el fallo correspondiente, el Gobierno colombiano lo asumiría como tal. Son solicitudes que ella está haciendo, son muy respetuosas repito, las vamos a valorar mucho pero esperemos cómo sale finalmente la decisión de la CIDH”.

Es de recordar que el caso de Jineth Bedoya data desde el año 2000, cuando fue secuestrada al frente de la cárcel La Modelo. En el marco de la diligencia adelantada ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos este martes, Camilo Gómez, director de la Agencia de Defensa Jurídica, indicó que “el estado de Colombia reconoce su responsabilidad internacional y le pide perdón a Jineth Bedoya y su señora madre”.

“A nombre del Estado colombiano reconozco la responsabilidad internacional por las fallas del sistema judicial que no realizó una investigación penal digna para la víctima al recaudar 12 declaraciones y le pide perdón a Jineth Bedoya por estos hechos y por el daño que le causaron, ya que vulneraron sus derechos a la integridad personal”, dijo Gómez, reconociendo que no hubo una diligencia efectiva en el caso de la periodista.

“Esta es la voz de una mujer sobreviviente de violencia sexual, como declaré ante ustedes, el daño causado a mi madre y a mi por las violaciones que hemos venido sufriendo hace más de 20 años y la impunidad en la que estas se mantienen no nos ha permitido cerrar el ciclo de violencia y recuperar nuestra vida”, señaló Bedoya en la audiencia.

La periodista concluyó diciendo que “la búsqueda de la justicia es la principal razón por la que estoy ante ustedes lo que pido es que se le ordene al Estado romper el pacto de impunidad que ha rodeado mi caso por más de 20 años”.