entrevista

“Confianza es belleza y belleza es confianza”: los consejos de Daniela García, directora ejecutiva de Ésika

La empresa hace parte de la plataforma “Women Working for the World”. Su apuesta es ayudar a resolver las graves inequidades de género que se viven en Latinoamérica.


SEMANA: ¿Por qué vincularse con una plataforma como “Women Working for the World”?

Daniela García: Desde el 2017 Belcorp ha hecho parte del foro “Women Working for the World” buscando promover e involucrarnos en todo lo que es el debate, reflexión, y solución de las problemáticas de lo que es el género en Latinoamérica. A partir de este año, en el momento en que se movió de foro a plataforma, decidimos irnos específicamente dentro de las tres marcas que tiene Belcorp con Ésika, porque con Ésika se comparte de alguna manera el propósito de la plataforma y el foro con el propósito de la marca. La razón de ser por la que nació Ésika fue justamente para el empoderamiento de la mujer. Ésika ha ido evolucionando a través de los años de la mano con la mujer latina, y ahorita estamos partiendo lo que es la columna vertebral del empoderamiento de la mujer trabajando sobre la confianza, la confianza en ti misma.

SEMANA: ¿Qué tiene que ver la belleza con el empoderamiento?

Daniela García: Ahí es donde parte todo, y finalmente lo que queremos es promocionar todo lo que es confianza es belleza, y belleza es confianza. Porque al final, cuando sientes seguridad, es un superpoder que te impulsa como mujer a lograr lo que te propongas. Creemos que nuestros productos forman una parte integral de lo que es la confianza para la mujer. Queremos poder estar en esos momentos en donde a lo mejor amaneciste un poco cansada, entonces te puedes aplicar una crema. O a lo mejor necesitas ese boost de confianza y te aplicas un labial rojo, o lo que quieres es una fragancia que te suba los ánimos, o hasta unos aretes para poder salir y hacer lo que te propongas. De todas maneras, el modelo de negocio con el que se vende Ésika no solo te da confianza a través de la belleza, sino también confianza para tener independencia económica. De alguna manera sentimos que nosotros como marca conectamos mucho con lo que propone el foro y justamente queremos poder participar para decirle a todas las mujeres que cuando conocen su potencial, sienten confianza, y se sienten seguras, son capaces de lograrlo todo. Y además de eso, como mujeres nos inspiramos cuando vemos a otras mujeres lograr lo que se proponen, entonces así finalmente crear ese efecto domino que queremos para Latinoamérica y el mundo.

SEMANA: ¿Cómo trabaja la marca en pro de las mujeres en Colombia?

Daniela García: Ésika, desde que nació, convirtió en parte de su compromiso impulsar a cada mujer para que confíe en sí misma. Fuimos reconocidas por la ONU en los Premios de Igual a Igual. Como compañía impulsamos cada año el empoderamiento de más de 6 millones de mujeres y sus familias en la región a través de la generación de empleo, a través de la fundación Belcorp y a través de nuestro canal de venta directa de productos de belleza. Algo bien interesante que nosotros tenemos, de lo que nos sentimos superorgullosos, es que más del 70 % de nuestros colaboradores son mujeres, y eso no cambia cuando se trata de niveles de liderazgo, que eso normalmente es lo que pasa en empresas grandes. En Belcorp ya tenemos más de 50 años con el modelo de venta directa en la cual le brindamos a miles de mujeres la posibilidad de independizarse económicamente a través de la venta de nuestros productos de belleza. El modelo se ha ido transformando, incluso ahorita tenemos las herramientas digitales que permiten que muchas más mujeres puedan tener acceso a la venta de nuestras marcas. La verdad es que no importa si estas mujeres que nos están vendiendo tienen 20, 40, 60, años, es una oportunidad para comenzar desde cero a tener esa herramienta superpoderosa para fortalecer la confianza en sí misma y lograr lo que se propone. Y eso puede ser desde comprarle el vestido a la hija de 15 años, hacerse su casa, irse de viaje, alejarse de alguna situación que no la favorezca, avanzar en la educación… En fin, lograr lo que cada quien se proponga con ese modelo de negocio.

SEMANA: ¿Cuál cree que es el obstáculo más grande para una mujer hoy en día? ¿Cómo cree que se puedan superar esas barreras?

Daniela García: Yo creo que el obstáculo más grande de la mujer es justamente la falta de confianza en ella. Yo creo que nosotras somos nuestras propias enemigas. De donde parte todo es de que nosotras nos sintamos seguras en lo que estamos haciendo, lo que queremos y lo que proyectamos. En el momento en que verdaderamente tú te sientes segura y conoces tu potencial, puedes lograr lo que quieras. Sí considero que hay una parte importante de apoyo por detrás, y por eso es que creo que en la medida en que las mujeres aprovechemos oportunidades como la plataforma para poder hablar de casos de éxito, de las cosas que hemos logrado, de cómo hemos eliminado esas barreras, de alguna manera escucharlo de otra mujer en la que tú te puedas sentir identificada y reflejada te sirve de inspiración para ir y luchar por ello.

SEMANA: ¿Qué significa que una empresa esté vinculada con la realidad de las mujeres? ¿Cómo sirve para inspirarlas?

Daniela García: Price Waterhouse Coopers hizo un estudio en donde vio que cuando la diversidad está por encima del promedio, en comparación con otras empresas que no tenían esa diversidad, eran 20 % más rentables en sus ingresos. Siento que nosotros como marcas tenemos una oportunidad –e incluso una responsabilidad– porque cuando llegamos de manera masiva a otras mujeres y a la población en general, podemos poner esa semillita en donde empezamos a crear esa educación de las herramientas que tiene la mujer y del refuerzo de lo que son los mensajes principales para poder empezar. Así, podemos construir sobre lo que es el empoderamiento femenino y la confianza en la mujer.

SEMANA: ¿Siente que el hecho de ser mujer influyó en su carrera profesional?

Daniela García: Con lo que es Belcorp y su visión, que impulsa belleza para realización personal, me sentí muy identificada e inspirada. Yo quería seguir creciendo y aprendiendo, entonces se relacionaba mucho con lo que yo quería hacer en mi carrera profesional. No siento que como mujer haya tenido ningún tipo de privilegio, he tenido barreras pero creo que las he tenido como cualquier otra persona y es en momentos en los que dudo de mi potencial y no estoy segura de si estoy preparada que me doy cuenta que necesito confiar en mí. Yo creo que lo que las mujeres podemos tener en la carrera profesional son más obstáculos y tareas adicionales, entonces con que tú cuentes con el apoyo de una compañía que entienda tus distintos roles y, que además de ser profesional, te anime para ser mamá, amiga, hija, hermana, es superimportante. La verdad es que en el mundo en el que he crecido profesionalmente siempre se me ha prestado mucho apoyo para poder cumplir mis distintos roles y creo que como mujer lo que uno tiene que hacer es poder levantar la voz cuando necesita esos apoyos distintos en momentos clave de una carrera. De lo que sí me he dado cuenta es que en los momentos críticos, cuando he necesitado ese apoyo y me lo han dado, he estado aún más comprometida y he sido aún más creativa e ingeniosa para poder resolver los problemas que se me hayan presentado en el ámbito laboral. Creo que lo que puede ser importantísimo para poder garantizar que cada vez haya más mujeres en el liderazgo es prestar ese apoyo y poder conseguir, si bien somos diferentes en género y en las necesidades, esa equidad de oportunidades y soluciones, reconociendo que no somos iguales sino que necesitamos distintos apoyos.

SEMANA: ¿Qué mensaje tienes para las mujeres que quieren ser líderes?

Daniela García: El mensaje que quiero dejar es que como mujeres tenemos que ser muy perseverantes, y sobre todo, tenemos que tener mucha confianza en nosotras mismas. Confianza en nuestro potencial, en conocernos por dentro y por fuera. Y, finalmente, que también mientras vayan avanzando, apoyen a otras mujeres para que puedan también todas juntas crecer e ir hacia arriba. Juntas, vamos a ser imparables.