Tendencias
arresto mujer
El hombre fue señalado de haber estafado al gobierno estadounidense. - Foto: Getty Images/iStockphoto

estados unidos

Exasesor estatal de Nigeria fue condenado por el robo de más de 2 millones de dólares en Estados Unidos

Abidemi Rufai fue señalado de haber robado identidades para pedir dineros al gobierno estadounidense, haciéndose pasar por víctima de desastres naturales y pandemia.

Un ciudadano nigeriano, que incluso fue funcionario estatal en su país, fue condenado en Estados Unidos por fraude, siendo juzgado de utilizar hasta más de 20 mil identidades falsas para realizar fraudes cibernéticos, además de haberse pasado como víctima de distintos huracanes para obtener ayuda gubernamental en el país norteamericano.

El hombre fue identificado como Abidemi Rufai, según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, sería proveniente de Lekki, Nigeria, tendría 45 años y era el Asistente Especial del Gobernador del Estado de Ogun al momento de su detención.

En las audiencias celebradas en su contra, el hombre admitió ante la justicia el haber robado identidades con el objetivo de obtener réditos por parte del gobierno de Estados Unidos, generados para las víctimas de desastres naturales, beneficios de desempleo por la pandemia de la covid-19, presentar declaraciones de impuestos fraudulentas, entre otras.

Al parecer, Rufai se hizo pasar por una víctima del huracán Harvey, en Texas, este desastre natural tuvo lugar en 2017 y afectó al sur y este de Estados Unidos, también afirmó ser parte de los afectados del huracán Irma, en Florida, que sucedió en el mismo año.

En total, el nigeriano fue acusado de robar “casi $ 2.4 millones del gobierno de los Estados Unidos, incluidos aproximadamente $ 500,000 en beneficios de desempleo relacionados con la pandemia, anunció el fiscal federal Nick Brown”, explicó en un comunicado el departamento de Justicia estadounidense.

“El Sr. Rufai fue implacable en su plan para usar las identidades robadas de los estadounidenses para el fraude... Orquestó estafas de ‘compradores misteriosos’, intentos de compromiso de correo electrónico comercial y presentó declaraciones de impuestos falsas para dañar financieramente a individuos y empresas”, aseveró en medio de la audiencia el fiscal federal Nick Brown.

Pero cuando ocurrió el desastre, también lo hizo el Sr. Rufai. Ya sea que se tratara de ayuda por desastre por huracanes, préstamos para pequeñas empresas o beneficios de desempleo COVID, robó ayuda que debería haber ido a las víctimas de desastres en los Estados Unidos”, concluyó el fiscal sobre el caso del nigeriano.

En se sentido, Rufai fue señalado de fraude electrónico y robo de identidad agravado, por lo que fue sentenciado a 5 años de prisión por el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en Tacoma, por los delitos cometidos desde 2017 hasta 2020.

“En este caso, Rufai utilizó con éxito las identidades robadas de al menos 238 personas reales que calificaron para la ayuda por desastre y pueden haberla necesitado con urgencia. Este número no tiene en cuenta el número de identidades robadas que Rufai intentó usar pero falló”, recalcó la fiscal federal adjunta Cindy Chang sobre las acciones del funcionario estatal nigeriano.

“Al Sr. Rufai no le importaba si el desastre era la pandemia o un huracán, o si la víctima era un contribuyente estadounidense trabajador, una pequeña empresa o el gobierno de los Estados Unidos... Podría haber usado su influencia para ser un modelo a seguir en su comunidad. En cambio, robó las identidades de los residentes del estado de Washington y el dinero destinado a los necesitados”, continuando aseverando Richard A. Collodi, quien es un agente especial a cargo de la Oficina de Campo del FBI en Seattle.