Tendencias
gru
Las familias también alegaron que los artistas tocaron a sus hijos sin consentimiento y, por lo tanto, les causaron angustia emocional. (Photo by VCG/VCG via Getty Images) - Foto: VCG via Getty Images

mundo

Intolerancia racial en un reconocido parque de diversiones de Orlando, Florida

Las familias de las víctimas demandaron originalmente a Universal Orlando por 30.000 dólares que luego aumentaron a 150.000 y 75.000 dólares cada una.

Universal Orlando resolvió una demanda por discriminación racial con afirmaciones de que un personaje de Despicable Me hizo un símbolo de “OK” en dos ocasiones (en referencia del poder blanco), mientras estaba detrás de una niña negra de seis años y una niña hispana de cinco años.

Las demandas fueron presentadas por Tiffiney y Richard Zinger, y Geisy Moreno y Joel Rodríguez por dichos encuentros con el personaje Gru, quien fue interpretado por un trabajador diferente de Universal durante cada uno de los dos encuentros.

Los dos grupos de padres dijeron que sus hijos fueron víctimas de discriminación en dos incidentes separados en febrero y marzo de 2019. El primer incidente tuvo lugar dentro de un parque temático de Universal y el segundo fue durante el desayuno en un hotel turístico.

Hasta el momento, los términos del acuerdo alcanzado por las partes no se han hecho públicos, según informa Orlando Sentinel. El caso se cerró el pasado 12 de septiembre.

En contexto, se dice que formar la mano en forma de “OK” tocando las puntas de los dedos pulgar e índice, y luego separar los otros dedos es un símbolo racista.

Esto se debe a que los dedos separados pueden parecer formar la letra W, mientras que el dedo índice y el pulgar pueden verse como la punta de una P, con esas iniciales que representan “poder blanco”.

Las familias demandaron originalmente a Universal Orlando por 30.000 dólares, que luego aumentaron a 150.000 y 75.000 dólares cada una. Sus demandas se presentaron en el condado de Orange, Florida, donde tiene su sede Universal.

Esto acusó al famoso parque de entretenimiento de violar la Ley de derechos civiles de Florida de 1992, aunque uno de los dos hombres en la demanda en el momento de los incidentes negó que su comportamiento fuera racista.

Sin embargo, este no ha sido el único caso de racismo que se presenta en un parque de su categoría. En un caso similar de julio, una familia de Baltimore presentó una demanda de 25 millones de dólares contra otro parque de diversiones con el tema de Sesame Street.

La familia del caso del parque Universal acusó a los actores de ignorar a los invitados negros durante una reunión. Quinton Burns dijo que su hija sintió el desprecio: “Solo con su mirarla a la cara, me dan ganas de llorar cada vez que la veo”.

Las familias también alegaron que los artistas tocaron a sus hijos sin consentimiento y, por lo tanto, les causaron angustia emocional.

Los dos actores que interpretan a los personajes fueron nombrados por Florida Politics en abril de 2022 como Austin Walker y Joseph Saenz.

Las víctimas eran una niña birracial de seis años, que estaba en la foto con Sáenz, y la otra una niña hispana de cinco años, que estaba en la foto con Walker.

Uno de los actores fue acusado de “mostrar abierta y deliberadamente hacia ellos un símbolo de odio universalmente conocido y utilizado universalmente que indica el poder blanco”, según la demanda.

“Esta señal de mano de poder blanco se ha utilizado abierta y ampliamente para expresar odio hacia un segmento de la población en función de la raza, el color y el origen nacional de una persona, y se ha conocido predominante y comúnmente como un símbolo de odio durante años”.

Según el medio Sentinel, Universal negó las acusaciones en la corte y afirmó que sus empleados están bien capacitados y negó haber usado un símbolo de odio.

Por su parte, una abogada de las familias, Lisa Riddle, le dijo a Florida Politics: “Claramente, estos dos tipos no se capacitaron en eso o lo ignoraron”.

Hablando con Florida Politics en abril de 2022, Sáenz dijo que fue despedido en septiembre de 2019.

Le dijo al sitio web: “El gesto de la mano, comúnmente conocido como el ‘juego del círculo’ se estaba jugando en ese momento con el asistente que escoltaba a Gru ese día. También es un gesto de mano común en el carácter que se realiza como una señal de estar bien”, sostuvo Sáenz.

La niña birracial de seis años corrió hacia el actor vestida como Gru de una de sus películas favoritas Despicable Me y le pidió una foto en febrero de 2019. El actor rodeó a la joven con el brazo e hizo un gesto con la mano por encima de su hombro y lo dejó reposar, según la demanda.

En ambos incidentes, la demanda afirma que el jefe encargado del personaje o el parque no hicieron nada para detenerlo y son responsables.

Por su parte, Riddle le dijo a Florida Politics en abril de 2022 que la demanda buscaba garantizar que los actores de Universal estén debidamente capacitados y supervisados en el futuro.