Tendencias
El presidente Joe Biden, anunció que su Gobierno dará al estado de Florida “toda” su ayuda para hacer frente al huracán.
Presidente Joe Biden declara zona de gran desastre al estado de Florida - Foto: SEMANA

estados unidos

Lo último | Presidente Joe Biden declara zona de gran desastre al estado de Florida

Esta declaración hará que la ayuda llegue de manera rápida y eficiente a las zonas más afectadas.

El huracán Ian generó caos y causó varios destrozos en su paso por el estado de Florida. Con vientos sostenidos de casi 250 kilómetros por hora, varias estructuras se vieron afectadas.

Es por eso que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, declaró zona de gran desastre a todo el estado de Florida, para que los recursos que sean enviados a la ayuda de los más afectados lleguen de manera rápida y eficiente.

Ian dejó sin electricidad a cerca de dos millones de hogares al anochecer del miércoles en Florida, en especial en las zonas en los alrededores del paso del huracán, según el sitio especializado PowerOutage, que registra los cortes de energía en Estados Unidos. Muchos de los condados cerca del lugar donde Ian tocó tierra, estaban sin energía casi por completo, según la misma fuente.

La ciudad de Punta Gorda también se sumió en la oscuridad. Durante la noche, solo algunos edificios con generadores eléctricos seguían iluminados y los únicos ruidos alrededor eran el rugido del viento y la lluvia persistente.

Horas antes, la ciudad tuvo un breve respiro al quedar en el ojo del huracán. Pero los vendavales y la lluvia volvieron con más fuerza, arrancando señales de tránsito y llevándose grandes pedazos de techos y ramas de árboles.

En Naples, en el suroeste de Florida, imágenes del canal MSNBC mostraban calles completamente inundadas y autos flotando en la corriente, mientras en Fort Myers, las inundaciones eran tan grandes que algunos barrios parecían lagos. En algunas zonas, las inundaciones pueden superar los tres metros, anunció el miércoles en la noche el gobernador del estado, Ron DeSantis.

Alrededor de 2,5 millones de personas estaban sujetas a órdenes obligatorias de evacuación de una docena de condados costeros de Florida, donde se habilitaron varias docenas de refugios.

El gobernador DeSantis dijo que Ian “es uno de los cinco huracanes más poderosos que jamás han golpeado la Florida”. “Esta es una tormenta de la que se hablará durante muchos años”, ahondó el director del Servicio Meteorológico Nacional (NWS), Ken Graham, en una conferencia de prensa.

Deanne Criswell, jefa de Fema, la agencia federal encargada de la gestión de desastres naturales, afirmó que Ian seguiría siendo una tormenta “muy peligrosa” en “los días venideros”.

Por el momento se desconoce si el paso del huracán Ian dejó víctimas mortales, aunque las autoridades informaron sobre una embarcación con al menos 27 migrantes que se hundió frente a las costas de Florida, dejando al menos más de veinte desaparecidos, informó la policía de Estados Unidos.

Agentes de la Patrulla de Fronteras “respondieron a un desembarco de migrantes en Stock Island, Florida”, dijo el jefe en Miami de ese fuerza, Walter Slosar, en Twitter. “Cuatro migrantes cubanos nadaron hasta la orilla después de que su embarcación naufragó debido a las inclemencias del tiempo”, añadió.

Más tarde, la séptima división de Guardacostas de Estados Unidos informó en su cuenta de Twitter del rescate de tres personas que estaban en el agua “cerca de dos millas al sur de Boca Chica”.

*Con información de AFP.