salud

Mitos y verdades acerca del dolor de muela: Qué hacer y qué no

Muchas veces las personas utilizan medicamentos o remedios naturales para mitigar ese dolor, pero no siempre son los efectivos.


Sin duda alguna, todos en algún momento hemos sido víctimas de un fuerte dolor de muela y la solución a primera vista sería ir al dentista. Muchas veces es necesario esperar a que llegue la hora de la cita o el dia, porque el dolor también puede llegar a una hora inadecuada para acudir a un especialista.

Disminuir el dolor es posible, pero quitar 100 por ciento el problema es muy difícil. Lo importante es primero saber si la persona que padece el síntoma es alérgico a algún medicamento y luego, si es posible, tomar algunas medicinas que pueden aliviar ese tormentoso problema. 

Existen mitos y verdades alrededor de los remedios para eliminar el dolor de muelas, remedios de la abuela, remedios caseros de los de toda la vida, remedios que se pueden comprar en la farmacia o remedios que se encuentran en internet.

La gran mayoría de estos remedios ayudarán a aliviar un poco la molestia, hinchazón u otros síntomas, pero es muy importante averiguar cuál es la raíz del dolor, porque si solo se mitiga y no se va al dentista, el problema puede complicarse.

¿Tomar antibiótico? 

Automedicarse con antibióticos no es para nada recomendable por los expertos, ya que si por ejemplo se tiene una inflamación, lo más probable es que esta desaparezca, pero esto no quiere decir que se trate la causa real y por el contrario podría agravar la situación.

En cuanto a los analgésicos y antiinflamatorios como el paracetamol y el ibuprofeno pueden ayudar a mitigar el dolor y reducir la inflamación de forma segura. 

Algunas personas también optan por moler una aspirina y ponerla en la muela afectada. Expertos aseguran que la aspirina no es un medicamento que haga efecto poniéndolo sobre la piel, diente o encías, por lo cual solo podrá calmar el dolor si se ingiere. Además el ácido acetil salicílico (su principal componente) aplicado sobre un diente puede llegar a causar lesiones en las encías.

Tratamientos naturales

Enjuagues bucales con agua salada: El agua salada es un remedio natural que puede ayudar a reducir un poco la inflamación y a mitigar levemente el dolor. Este es recomendable porque puede aliviar temporalmente y no es dañino para los dientes.

Agua oxigenada: Al igual que el agua salada, los enjuagues con agua oxigenada son bastante populares para aliviar el dolor de muelas y la hinchazón en la boca. Sin embargo, este no es recomendable cuando se tiene un dolor de muela ya que no lo mitiga y al contrario puede dañar las encías o el esmalte de los dientes.

Aceite de clavo: El aceite de clavo se ha utilizado a lo largo de la historia para tratar los dolores de muelas, puede adormecer eficazmente el dolor y reducir la inflamación. Contiene eugenol, que es un antiséptico natural.

Diente de ajo: Si bien el ajo tiene propiedades antiinflamatorias y bactericidas, este no necesariamente mitiga el dolor de muelas. La lista de ingredientes alimenticios que prometen ayudar a disminuir el dolor son raíz de jengibre, cebolla, vinagre o incluso pepino.