Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Opinión

  • | 2019/03/28 09:27

    Los 140 años de una guerra entre aliados

    La Guerra del Pacífico entre Chile, Bolivia y Perú dejó en el alma de los tres pueblos secuelas que difícilmente se pueden olvidar.

COMPARTIR

El próximo 5 de abril se cumplen 140 años del inicio de la llamada “Guerra del Pacífico” en la se enfrentaron Bolivia y Perú contra Chile y que tuvo nefastas consecuencias para los dos primeros. Bolivia perdió su salida al mar por Antofagasta y el Perú la rica provincia sureña de Tarapacá.

Desde entonces, como consecuencia de esta absurda confrontación, fuera de las pérdidas territoriales para Bolivia y el Perú, al menos 15.000 personas entre militares y civiles murieron y se generaron profundas heridas en el alma de los pueblos, que aún no se han restañado definitivamente. Desde entonces ha habido, además, centenares de incidentes militares y diplomáticos entre los tres países y varias veces han estado nuevamente al borde de la guerra.

Aunque los intereses por salitre y el guano, se señalan como las causas principales del conflicto.  Algunos han sostenido que la entrada del Perú en un conflicto ajeno, que era fundamentalmente entre Bolivia y Chile, fue el peor de los errores de la política exterior peruana y que se derivó de la firma, el 6 de febrero de 1873 de un tratado secreto de alianza defensiva entre Perú y Bolivia, que precipitó la declaración de guerra de Chile.

Otros sostienen que el tratado era plenamente conocido por Chile, y que Santiago manejó la tensa situación prebélica diplomática y políticamente entre 1873 y 1879, para ganar tiempo y fortalecer a sus fuerzas armadas, especialmente a la marina de guerra, con dos buques de última generación que había ordenado construir en Inglaterra.

Bolivia y especialmente el Perú infructuosamente trataron de que Argentina se adhiriera al tratado de 1873. Sin embargo, el senado argentino rechazó la aprobación del instrumento a tiempo que el Brasil se sentía amenazado, dando lugar a rumores de eventual alianza de los brasileros con Chile. Las explicaciones de que coalición de Perú-Bolivia-Argentina, era solamente respecto a la situación en el Pacífico, no tranquilizó a los brasileros.

Resulta increíble que pocos años antes, en 1865, los mismos rivales, Perú, Bolivia y Chile se habían aliado para enfrentar a España que, con mentalidad colonial, había ocupado las islas peruanas de Chincha y que posteriormente había atacado el puerto peruano de El Callao, en cuya defensa murió un olvidado héroe colombiano: José Cornelio Borda, cuyos restos reposan en la catedral de Facatativá.    

La Guerra del Pacífico, que cubrió con sangre de héroes las páginas de la historia de los tres países, dejó una huella indeleble en las relaciones entre ellos.

Siempre al inicio de las guerras los soldados son despedidos con bandas de música y vítores de las multitudes, pero, otras veces al regreso, los esperan los tribunales, el abandono y el juicio de la historia, como le sucedió al general colombiano Isaías Gamboa que defendió heroicamente “La Pedrera” en 1911.      

(*) Profesor de la facultad de Ciencia Política, Gobierno y Relaciones Internacionales de la universidad del Rosario.       

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1962

PORTADA

Duque en su laberinto

La situación para el presidente no es fácil. Puede que después de las protestas de este año consiga la paz política con los partidos. Pero llegar a la paz social con los del paro resultará mucho más difícil.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1962

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.