Tendencias

Home

Política

Artículo

Presidente Gustavo Petro
Presidente Gustavo Petro - Foto: Semana

politica

Presidencia compró plumones de ganso para ‘dormir sabroso’: producto de lujo, criticado por maltrato animal

Organizaciones animalistas han denunciado que los plumones se producen mediante prácticas que causan un gran sufrimiento a las aves.

Recientemente en redes sociales se expuso que la Presidencia de la República hizo la compra de televisores de 27 millones de pesos, plumones de ganso de cuatro millones, entre otros lujos, para el presidente Gustavo Petro y la vicepresidenta Francia Márquez.

En dos compras realizadas en los últimos días, a través de la tienda virtual de la plataforma Colombia Compra Eficiente, la Presidencia adquirió electrodomésticos de lujo y lencería de hogar para el presidente Gustavo Petro y la vicepresidenta Francia Márquez. Todo se realizó a través del Departamento Administrativo de la Presidencia (Dapre).

Así las cosas, en la plataforma se reporta una compra, con el número 96479, con lencería de hogar para la Casa de Nariño y la Casa de Huéspedes de Cartagena, por un valor de 79.999.800. Dicha transacción incluye la adquisición dos plumones de ganso por 8.159.800 pesos, cuatro Duvet de 500 hilos por 11.560.000 pesos, ocho duvet king tela 300 hilos por 15.200.000 pesos, y cuatro juegos de cama de tela de 500 hilos, por 8.440.000 pesos, entre otros. El proveedor, igualmente, es la firma Polyflex.

Después de que se conocieran los montos y el carácter de las compras que la Presidencia de la República realizó, en redes sociales han surgido varios dudas sobre los productos adquiridos. Los usuarios también han generado cuestionamientos sobre el hecho de haber adquirido artículos que cuya fabricación está rodeada de varias controversias por maltrato animal, tema que Gustavo Petro ha manifestado combatir desde hace varios años.

¿De dónde provienen los plumones de ganso?

El plumón representa el producto más valorado en la industria fabricante de lencería para camas y se trata de la pluma que está ubicada en el pecho y cuello del ganso, o pato en algunos casos. Según las indicaciones que la Asociación Europea de la Industria de la Pluma ofreció para un informe del ABC, el factor diferencial entre una pluma y el plumón es que este posee una forma mucho más voluminosa versus las plumas que son planas.

Además de ser un producto sumamente ligero, el plumón puede absorber o aislar el calor humano y por ello los artículos que son rellenados con este material tienen un costo considerablemente elevado, pues se tratan de elementos con un aislamiento térmico eficiente.

Así las cosas, el plumón de mayor calidad sería el que es obtenido del ganso, pues posee una mayor densidad en comparación al plumón de pato.

¿Hay maltrato animal cuando se quitan las plumas del animal?

La obtención de la pluma de pato o ganso que es usada en la industria textil ha estado en vuelta en una aguda controversia por prácticas de maltrato animal en contra de las aves.

Pese a que en algunas zonas del mundo hay una clara normativa en la que se exige que las plumas de gansos y patos usadas el sector textil deben provenir de animales que previamente fueron sacrificados con el propósito de emplear su carne para productos de la industria alimentaria, por lo tanto, los plumones extraídos serían producto de un aprovechamiento y así se impediría que las aves sean sometidas a una tortura innecesaria.

Entidades como la Asociación Europea de la Industria de la Pluma (EDFA) afirma que las plumas usadas para la producción de artículos textiles son tomadas de aves destinadas al consumo de carne, que previamente han sido sacrificadas.

No obstante, varias organizaciones defensoras de los derechos de los animales han cuestionado a sector textil y sus métodos para obtener el plumaje que utilizan en sus productos, pues denuncian que mantienen a las aves con vida mientras les retiran sus plumas, por ello se causaría un gran sufrimiento al animal.

De acuerdo con denuncias de entidades animalistas como la organización Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA), existen casos en donde los gansos que son desplumados se mantienen con vida para repetir este proceso varias veces, además, afirman que durante ese proceso las aves deben soportar un gran dolor, problemas para respirar hasta ataques al corazón.

Un informe de la Deutsche Welle indica que el proceso de retirar las plumas se ejecuta en gansos y patos que no han llegado a una edad madura, generalmente se emplean aves que tienen diez meses de vida. Además, se trata de una práctica que se realiza en un lapso de seis semanas hasta que las aves cumplen la edad de cuatro años.

Por otra parte, este desplumado se realiza de manera manual y por ello sujeta el ave entre sus piernas y con sus manos hala las plumas que están ubicadas en su pecho. PETA afirma que a los recolectores de plumas se les paga por ave y no por el número de plumas obtenidas, por ello estas personas procuran desplumar una gran cantidad de animales para así aumentar sus ingresos.

No obstante, esta situación también incrementa el número de patos y gansos que son expuestos a este tipo de maltrato animal. Además, mientras se retiran las plumas a las aves se les causan varias lesiones que no son tratadas debidamente y por ello representa un proceso sumamente doloroso.