impacto

Secretaria de ambiente lanza protocolo para el manejo y control de la langostilla de río

Según la entidad ambiental, esta especie invasora es un riesgo para la fauna y flora de los ecosistemas en la capital.


Lejos de su hogar natal en el Estado de Florida, Estados Unidos, la langostilla de río (Procambarus clarkii) se ha convertido en una especia invasora de los espacios naturales de la capital. Por tal motivo, la Secretaria de ambiente (SDA) lanzó un protocolo para que la ciudadanía y administradores de ecosistemas sepan el actuar adecuado al momento de encontrar estos especímenes.

A través de la resolución 3919 de 2021, la SDA tiene como objetivo la adopción de un protocolo para el manejo y control poblacional esta especie invasora; definidas como aquellas especies “cuyo establecimiento y expansión amenazan los ecosistemas, hábitats y especies nativas, con daños económicos, sociales y ambientales”.

Según la autoridad ambiental, se espera que estás medidas puedan permitir la prevención de su propagación en diferentes ecosistemas de la ciudad; además, con este documento, buscan mitigar los impactos ambientales y las posibles afectaciones que esta especie puede traer para las personas y otros animales locales.

Los langostillos de río suelen encontrarse en ecosistemas de agua dulce como ríos, humedales, arroyos, entre otros
Las langostillas de río suelen encontrarse en ecosistemas de agua dulce como ríos, humedales, arroyos, entre otros. - Foto: Nicolás Acevedo Ortiz.

La langostilla de río o cangrejo rojo americano es una espécimen originaria de Norteamérica, cubriendo la zona del Golfo de México; aunque también se encuentra en países como China, Portugal o España. Según la SDA, este crustáceo fue traído inicialmente al Valle del Cauca para el cultivo y aprovechamiento comercial. Desde esa zona del país, dice la entidad ambiental, está se fue dispersando como especie invasora a otras partes del país, incluida Bogotá y sus fuentes hídricas.

La presencia de estos especímenes silvestres pueden generar afectaciones en los ecosistemas, en especial por su alta y rápida tasa de reproducción, junto a su fácil adaptabilidad a distintos ambientes y sus actitud agresiva e invasora, robando alimento a especies nativas.

Especies como la langostilla de río puede tolerar ambientes con baja calidad del agua, logra reproducirse a lo largo del año y se alimenta de una gran variedad de recursos como plantas acuáticas, artrópodos e incluso individuos de su misma especie. Precisamente, una de especies nativas que está desplazando es el cangrejo sabanero, un crustáceo nativo del río Bogotá que ha tenido una dura lucha por su supervivencia frente a estos invasores y la pesca indiscriminada.

El consumo de su carne, si bien suele ser común en otros países, puede representar un riesgo de salud para las personas, ya que esta especie suele presentar una presencia bacterias, hongos, parásitos y microorganismos. Consumir este animal puede generar enfermedades como gastroenteritis y malestar estomacal, además, de parásitos como platelmintos, que afectan la salud de mamíferos, incluyendo animales silvestres, domésticos y a seres humanos.

¿Qué hacer si encuentro una langostilla de río?

Actualmente, el cangrejo rojo americano se encuentra establecida en municipios como Suesca, Chía y Fúquene y en diferentes elementos de la Estructura Ecológica Principal de la ciudad, en especial en el parque Simón Bolívar, El Tunal y Timiza, y en humedales como Juan Amarillo.

cuarentena estricta bogotá
Parque Simón Bolívar ha sido uno de los espacios donde se ha encontrado esta especie invasora. - Foto: ALEXANDRA RUIZ POVEDA

Considerada una gran amenaza para estos ecosistemas y la salud pública de la ciudad, estas son algunas de las recomendaciones de la Secretaria de ambiente en caso de encontrar estos especímenes: 1. Evitar manipulación directa o algún tipo de contacto, 2. No arrojarle objetos que puedan lastimarlo y 3. No suministrarle alimento.

El protocolo recalca, en caso de ser una persona natural o jurídica a cargo la admiración de un ecosistema, hacer inmediata comunicación con autoridades ambientales y el uso adecuado de implementos para la manipulación y captura de esta especie.

En caso de encontrar, puede comunicarse con la Secretaria de ambiente a través del correo electrónico fauna@ambientebogota.gov.co o a las líneas telefónicas:

  • Unidad móvil de Rescate de Fauna Silvestre: 317 4276828
  • Oficina de Enlace Terminal Sur: 318 7125560
  • Oficina de Enlace Terminal Salitre: 318 8277733
  • Oficina Central: 377 8854

Por último, la Secretaría Distrital de Ambiente prepara una serie de jornadas de capacitación para la implementación del protocolo adoptado. Este programa será dirigido a la ciudadanía y principalmente a las personas naturales o jurídicas, públicas o privadas que tengan a su cargo la administración o propiedad de los ecosistemas de agua dulce en la capital.