fauna silvestre

Video | Insólito: apareció un oso de anteojos en una vereda de Bogotá

En animal fue avistado en la vereda El Verjón, de la localidad de Chapinero. Las autoridades hacen monitoreo para determinar que el animal se encuentre en buenas condiciones.


Los animales silvestres siguen dejándose ver en Bogotá y sus alrededores. Hace apenas una semana fue rescatado un venado en el norte de la ciudad y ahora es un oso de anteojos el que fue avistado en una vereda de la localidad de Chapinero.

Según informó la Alcaldía Local de Chapinero en su cuenta de Twitter, están trabajando de manera articulada con la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca y la Secretaría de Ambiente, realizando seguimiento al animal con el fin de determinar que se encuentre en buenas condiciones.

El video publicado por la Alcaldía muestra como el animal pasa por una cerca de púa y luego atraviesa rápidamente una carretera y se pierde en su hábitat.

De acuerdo con las autoridades ambientales, en las zonas rurales de Bogotá, especialmente hacia los Cerros Orientales, se pueden observar ciertas especies de fauna silvestre que aprovechan esta reserva forestal para alimentarse y refugiarse. Bogotá se caracteriza por la presencia de diferentes especies de fauna silvestre en todas sus áreas.

Para los expertos es importante la aparición de este tipo de especies silvestres, no solo porque muestran la buena salud de los ecosistemas en los que habitan, sino porque en casos puntuales como los del oso de anteojos, se trata de una especie catalogada como “Vulnerable”, por lo que observar un animal de la misma es motivo de regocijo.

Hace menos de un mes también se avistaron otros dos ejemplares: uno a través de fototrampeo y el otro de manera directa. El primero, en zona rural del municipio de Íquira, en el Huila y el otro, en el Parque Nacional Natural Las Hermosas Gloria Valencia de Castaño.

El registro del Huila se dio gracias al trabajo del Grupo de Monitoreo Áreas Protegidas Santa María Huila (APSH) y el Colectivo Red Visión Verde en articulación con el Parque Nacional Natural Nevado del Huila y el equipo técnico de la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena- CAM; mientras que en Las Hermosas fueron los guardaparques quienes tuvieron la fortuna de encontrarse de frente con este animal

Su importancia ecosistémica

En Colombia el Oso de Anteojos tiene una distribución bastante amplia. Sin embargo, actualmente se encuentra asociado principalmente a las zonas de áreas protegidas, es decir, a los Parques Nacionales. Al menos en 22 de las áreas protegidas del país hay presencia habitual de oso andino. Hay cálculos que indican que en el país habitan entre 5.000 y 8.000 osos.

Los osos de anteojos hacen un aporte importante a los ecosistemas con la dispersión de semillas. También se le atribuye la importancia de trasladarlas por grandes distancias, pues un oso en un día puede moverse en promedio entre 5 y 7 kilómetros; es decir, que si se come una semilla en el punto inicial, puede llegar a plantar un árbol a esa distancia en un día y al siguiente puede hacer algo similar con otra semilla. Por esta razón se le atribuye el nombre de ‘jardinero del bosque´.

Oso de anteojos en Colombia al que se le puso GPS
El oso de anteojos en Colombia está clasificado en la categoría de Vulnerable. Foto: Fundación Wii. - Foto: Fundación Wii.

Dentro de sus funciones también está mantener la estructura del bosque, que este ecosistema sea funcional y estructural. De igual forma, juega un papel importante en la modificación de la estructura del bosque por ser uno de los mamíferos más grandes, pues al caminar abre trochas que permiten la entrada de otras especies dispersoras y cuando se trepa en los árboles, por su propio peso, puede romperlos y abrir claros que permiten la entrada de la luz para que las plantas que hasta ahora están creciendo, puedan desarrollarse.

Desde la Secretaría de Ambiente hacen las siguientes recomendaciones para aquellos ciudadanos que observen animales silvestres:

•Evitar su manipulación directa.

•No arrojar objetos que puedan lastimarlos.

•Mantener una distancia prudente y respetar su espacio.

•No mantenerlos en cautiverio o en calidad de animales de compañía.

•No suministrar alimento de manera forzada.

•Si el animal está en riesgo, avisar a la autoridad ambiental.

De igual manera, la ciudadanía puede reportar la presencia de animales silvestres extraviados, heridos o víctimas de tráfico y tenencia ilegal en Bogotá a través de las líneas telefónicas 3174276828, 3187125560, 3188277733 y 3182616876 o el correo electrónico fauna@ambientebogota.gov.co.