vida moderna

Azúcar alta: los suplementos que ayudan a regularla de manera natural

El nivel de azúcar en sangre alto (hiperglucemia) afecta a las personas que tienen diabetes.


Un nivel alto de azúcar en la sangre, también conocido como hiperglucemia, significa que el nivel es más alto que el nivel deseado y, si eso se mantiene en el tiempo, puede causar problemas de salud graves de largo plazo, de acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés).

Además, señaló en su portal web que entre los de un nivel alto de azúcar en la sangre, se incluyen los siguientes:

  • Sentirse muy cansado.
  • Estar sediento.
  • Tener la visión borrosa.
  • Tener que orinar más seguido.

Por ello, es importante monitorear los niveles de azúcar y tenerlos entre los rangos estándares de la Asociación Americana de la Diabetes (ADA, por sus siglas en inglés) que son:

  • Antes de las comidas: 80 a 130 mg/dL.
  • 1 a 2 horas después de las comidas: Por debajo de 180 mg/dL.

No obstante, si se llegan a padecer niveles elevados, el portal Cuerpo Mente presenta algunos suplementos naturales que ayudan a controlarlos, como:

  1. Zinc y curcumina: La curcumina es el ingrediente activo de la cúrcuma y el zinc es un elemento necesario para la función inmunológica, la cicatrización de heridas, la coagulación de la sangre, la función tiroidea y mucho más. También juega un papel clave en el mantenimiento de la visión y podría tener efectos contra los virus, según la biblioteca de Estados Unidos.
  2. Cromo: Estimula la síntesis de los ácidos grasos y del colesterol, y también ayuda en la acción de la insulina y la descomposición de la glucosa.
  3. Vitamina B1 (tiamina): ayuda a las células corporales a convertir los carbohidratos en energía. También es esencial para el funcionamiento del corazón y las neuronas sanas.

No obstante, al igual que con cualquier suplemento que se quiera incluir en la dieta diaria, es importante consultar al médico tratante o a un nutricionista sobre cuál es la mejor manera de consumir, y si las condiciones médicas ya existentes no son un impedimento para beneficiarse de todas las propiedades nombradas, pues la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica.

Por su parte, hay que señalar que Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, indicó que con el tiempo el exceso de glucosa en la sangre puede causar problemas serios. Además, puede dañar los ojos, los riñones y los nervios. Adicionalmente, puede causar enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y la necesidad de amputar un miembro. Por ello, los hábitos diarios que ayudan a mantener los niveles de azúcar son:

1. Conseguir y mantener un peso corporal saludable. Se considera un peso saludable aquel que permite que la persona se mantenga en un buen estado de salud y calidad de vida.

2. Realizar actividad física. Las nuevas directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiendan por lo menos de 150 a 300 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada o vigorosa por semana para todos los adultos, incluidas las personas que viven con afecciones crónicas o discapacidad, y un promedio de 60 minutos al día para los niños y adolescentes.

3. No consumir tabaco o dejar de hacerlo. A los 20 minutos de haber dejado de fumar, la presión arterial y la frecuencia cardíaca se recuperan del pico inducido por el cigarrillo. A los tres meses de haber dejado de fumar, la circulación sanguínea y la función pulmonar comienzan a mejorar y, dentro de un año de haber dejado, el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca es la mitad.

4. Tomar una alimentación saludable: Una alimentación balanceada y saludable debe tener proteínas, grasas, carbohidratos y todos los nutrientes que el cuerpo necesita, sin azúcar ni grasas saturadas, y tener en cuenta que algunos alimentos que suben la insulina en la sangre son: chocolates, caramelos, mermeladas, miel, helados, gaseosas, alcohol, galletas dulces, comida rápida, harina de trigo refinada, cereales azucarados, entre otros.