vida moderna

Calambres: cuatro bebidas que ayudan a aliviarlos

Las fresas, manzanas y banano hacen parte de los componentes que pueden aliviar esta dolorosa condición.


Estar realizando actividades cotidianas como salir a correr, caminar, estar en casa o en el trabajo, se pueden ver interrumpidas por un repentino calambre muscular. Esto, sin duda, hará pasar un amargo y doloroso momento.

Los calambres son contracciones y espasmos musculares involuntarios que se pueden presentar en cualquier momento del día. Su aparición tiene ver con la equivocación en el envío de señales nerviosas hacia los músculos del cuerpo, según explica el portal digital Milenio.

“Durante el día nos movemos mucho, para lograrlo, los nervios motores del sistema nervioso periférico envíen millones de señales a los músculos para que se muevan a nuestra voluntad. Dichos nervios motores son altamente sensibles y algunas veces, envían señales equivocadas creando contracciones musculares anormales”, señala el portal web.

¿Cómo evitar calambres cuando hago ejercicio?
Los calambres pueden sorprender a cualquier hora del día, pero son más comunes cuando se realiza actividad física. - Foto: Getty Images

Para lograr identificar qué bebidas pueden funcionar en la lucha contra los calambres, es importante mencionar que estos pueden presentarse debido a un déficit de agua en el cuerpo, así como de nutrientes como el magnesio, potasio, calcio y sodio.

Por otro lado, los calambres se registran con mayor frecuencia en las mujeres embarazadas, especialmente durante las etapas más avanzadas de la gestación, esto debido a que las piernas soportan el peso del cuerpo a lo largo de la formación del bebé.

El portal especializado en salud y estilo de vida, Tua Saúde, comparte las bebidas naturales que ayudarán reducir la aparición de calambres musculares.

Dieta nórdica
Las fresas, manzanas y banano hacen parte de los componentes que pueden aliviar esta dolorosa condición. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Fresas y marañón

La fresa es rica en potasio, fósforo y vitamina C, mientras que el marañón, también llamado anacardo o merey, es rico en vitaminas del complejo B y magnesio, que aportan más energía para una buena contracción muscular y prevención de calambres. Para completar la receta, el agua de coco se utiliza como isotónico natural.

Ingredientes:

  • 1 taza de fresas;
  • 150 ml de agua de coco;
  • 1 cucharada de marañón/ anacardo/ merey.

Modo de preparación

Licuar todos los ingredientes y beber frío

Jugo de betabel y manzana

El betabel y la manzana son excelentes fuentes de magnesio y potasio, nutrientes esenciales para una buena contracción muscular. Para completar, el jengibre tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, manteniendo un buen aporte de oxígeno y nutrientes para los músculos.

Ingredientes

  • 1 cucharada rasa de jengibre;
  • 1 manzana;
  • 1 betabel o remolacha;
  • 100 ml de agua.

Modo de preparación

Licuar todos los ingredientes y beber sin endulzar.

Agua con miel y vinagre de manzana

La miel y el vinagre de manzana ayudan a alcalinizar la sangre y evitar cambios en el pH, manteniendo la homeostasis de la sangre y una buena nutrición para el músculo.

Ingredientes

  • 1 cucharada de miel de abeja;
  • 1 cucharada de vinagre de manzana;
  • 200 ml de agua caliente.

Modo de preparación

Diluir la miel y el vinagre en el agua caliente. Debe tomarla al despertarse o antes de dormir.

Batido de banano y crema de cacahuate

El banano es rico en potasio y es famosa por prevenir los calambres, mientras que el maní es rico magnesio, sodio y potasio, nutrientes esenciales para la contracción muscular.

Ingredientes

  • 1 banano
  • 1 cucharada de mantequilla de maní;
  • 150 ml de leche o bebida vegetal.

Modo de preparación

Licuar todos los ingredientes y beber sin endulzar.

En general, los calambres musculares no representan un peligro para la salud, ya que desaparecen en cuestión de minutos, sin embargo, se recomienda consultar al médico cuando se presentan con frecuencia, no mejoran con el correcto estiramiento o si vienen acompañados de hinchazón, ardor y sensación de calor.