Presión alta
Fumar puede aumentar el riesgo de sufrir de hipertensión. | Foto: Getty Images

Vida Moderna

Cinco consejos para evitar que se suba la presión arterial

Antes de cambiar algunos hábitos de vida se debe consultar a un especialista de la salud.

3 de noviembre de 2022

La presión arterial es una medición de la fuerza ejercida contra las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea sangre al cuerpo. Cuando esta se considera alta, es porque dicha fuerza es lo suficientemente alta para ocasionar problemas de salud.

Es decir que si el corazón bombea mucha sangre y las arterias son estrechas, es posible que se sufra de presión arterial alta, también conocida como hipertensión, según explica Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica.

La medición de presión se hace con la ayuda de un brazalete inflable alrededor del brazo y se utiliza un tensiómetro. Las lecturas de la presión arterial generalmente se dan con dos números. El número superior se denomina presión arterial sistólica. El número inferior se llama presión arterial diastólica.

Una presión arterial alta (hipertensión) es cuando uno o ambos números de la presión arterial son mayores de 130/80 mm Hg, la mayoría de las veces. Sin embargo, el especialista es quien debe determinar si una persona sufre esta afección y el tratamiento necesario para cada una de ellas.

Para disminuir o mantener controlados los niveles de la presión arterial, es necesario llevar un estilo de vida saludable. Teniendo en cuenta ello, Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, listó algunos consejos con los que es posible evitar que se suba la presión arterial:

La hipertensión arterial puede incrementar el riesgo de padecer de un infarto.
La hipertensión arterial puede incrementar el riesgo de padecer de un infarto. | Foto: Getty Images/iStockphoto

1. Hacer ejercicio regularmente: es el mejor método para bajar la presión arterial sin medicamentos, ya que la actividad física regular fortalece el corazón, y un corazón más fuerte puede bombear más sangre con menos esfuerzo.

2. Limitar el alcohol: al consumir alcohol, se causa un aumento de la presión sistólica. Adicional a ello, uno de los mecanismos que puede favorecer su aparición es que el alcohol contiene calorías que favorecen el aumento de peso a largo plazo, lo que provoca la hipertensión arterial.

3. Comer una dieta saludable: una alimentación equilibrada es clave para regular esta afección y evitar complicaciones de salud. Lo mejor es disminuir el consumo de sal y aumentar la cantidad de potasio. Además, hay que alejarse de las grasas y procurar agregar a la dieta frutas y verduras.

4. Tener un peso saludable: una persona con sobrepeso u obesidad tiene más posibilidades de sufrir de hipertensión. Lo mejor es mantenerlo controlado para alejarse de problemas cardiovasculares y otras patologías como la diabetes y el colesterol alto.

5. No fumar: eliminar este hábito puede reducir el riesgo de una enfermedad cardiaca y mejorar la salud en general. Las personas que dejan de fumar pueden vivir más tiempo que aquellas que nunca lo hacen, según Mayo Clinic.

Además de lo anterior, Mayo Clinic explicó dos hábitos más que pueden ayudar mantener a raya la hipertensión y así, evitar problemas cardiacos a futuro:

  • Reducir el estrés: controlar el estrés se presenta como un ítem positivo. Aunque no está demostrado que el estrés cause hipertensión, cuando se está estresado el cuerpo produce hormonas que aumentan la presión arterial de manera temporal, de ahí la importancia de controlar estos episodios.
  • Reducir el consumo de cafeína: causa un aumento corto, pero drástico de la presión arterial, incluso si no se tiene presión arterial alta. La causa de esta subida repentina en la presión arterial no está clara y la respuesta de la presión arterial a la cafeína varía de una persona a otra.