Tendencias
Los síntomas, según los expertos, incluyen diarrea, dolor abdominal, vómitos, dolor de cabeza, fiebre y escalofríos. - Foto: SEMANA

salud

Cómo aliviar el malestar estomacal con remedios caseros

Estos son 10 remedios recomendados por los médicos para mejorar la indigestión y dispepsia después de comer o beber.

El malestar estomacal es una de las condiciones más comunes que puede padecer una persona. Así mismo sucede con la indigestión o dispepsia que de vez en cuanto se presenta después de comer o beber. En la mayoría de casos esto no debe ser un motivo de preocupación y el asunto puede resolverse con remedios caseros.

Según el portal Medical News Today (MNT), un sitio estadounidense de información especializada y revisada por especialistas, los síntomas comunes del malestar estomacal y la indigestión incluyen acidez o reflujo, náuseas, distención abdominal, gases, eructos que en ocasiones traen un líquido o restos de alimento con sabor amargo o descompuesto, ventosidades, mal aliento o con un olor ácido, hipo o tos.

Estas son algunas de las soluciones caseras que propone MNT.

1. Beber agua para una mejor digestión

La deshidratación puede aumentar la probabilidad de tener malestar estomacal. Esto es debido a que el cuerpo necesita agua para digerir y absorber eficientemente los nutrientes de los alimentos y las bebidas. Según MNT, estar deshidratado hace que la digestión sea más difícil y menos efectiva, lo que aumenta la probabilidad de tener malestar estomacal. Las guías de la División de Salud y Medicina establecen que las mujeres beban aproximadamente 2.7 litros de agua al día y que los hombres beban 3.7 litros. Cerca del 20% de este líquido lo ofrecen los mismos alimentos pero el resto deben ser bebidas, y nada como el agua fresca. Para la mayoría de las personas, para tener una buena figura es necesario beber aproximadamente 8 tazas de agua al día o más. Los niños pequeños necesitan un poco menos de agua que los adultos. “Para quienes tienen problemas digestivos, es imperativo mantenerse hidratado. Los vómitos y la diarrea pueden causar deshidratación muy rápidamente, por lo que las personas con estos síntomas deben permanecer tomando agua”, dice MNT.

2. Evitar acostarse es bueno contra la acidez

Cuando el cuerpo está en posición horizontal es más probable que los ácidos estomacales regresen y causen acidez. Por este motivo, las personas con malestar estomacal deben evitar acostarse o ir a la cama por lo menos unas pocas horas hasta que se les pase. Si necesita acostarse lo más indicado es utilizar almohadas para apoyar la cabeza, el cuello y la parte de arriba del tórax, idealmente en un ángulo de 30 grados.

3. Jengibre para evitar la indigestión

El jengibre es un remedio natural para el malestar estomacal y la indigestión. Esta raíz contiene químicos que ayudan a acelerar las contracciones estomacales y mejoran el movimiento más rápido del estómago, por ende aceleran el procesamiento de los alimentos que están causando la indigestión. Los químicos en el jengibre también pueden ayudar a reducir la náusea, los vómitos y la diarrea. La indicación es tomarlo en los alimentos o beberlo como té. Algunas cervezas de jengibre naturales también pueden contener suficiente de este ingrediente para aliviar el malestar estomacal.

- Foto: Ingimage

4. Menta para el vómito y el dolor

Además de mejorar el aliento, el mentol ayuda a prevenir vómitos y diarrea, reducir los espasmos musculares en los intestinos y aliviar el dolor. Los investigadores han encontrado que la menta es un tratamiento tradicional para la indigestión, los gases y la diarrea en países como Irán, Pakistán e India donde las hojas de menta se usan para el consumo tanto cocidas como crudas. Pero también las usan en infusiones con cardamomo y té. También es posible hacer jugo o mezclar el polvo de las hojas de menta con otros tés, bebidas o alimentos. Comer caramelos de menta puede ser otra manera de reducir el dolor, la incomodidad y la acidez.

5. Baños de tina o bolsas calientes

El calor puede relajar los músculos tensos y facilitar la digestión, por eso tomar un baño de tina caliente puede ayudar a mejorar los síntomas del malestar estomacal. También puede ser beneficioso aplicar una bolsa de calentamiento o compresa tibia en el estómago durante 20 minutos o hasta que se enfríe.

6. Dieta BRAT en caso de diarrea

La dieta BRAT en inglés significa Bananas (plátanos), Rice (arroz), Applesauce (compota de manzana) y Toast (pan tostado). Todos estos alimentos tienen almidón, por lo que pueden ayudar a unir los alimentos y hacer que las heces sean más firmes. Esto puede disminuir la cantidad de heces que las personas defecan y ayudar a aliviar la diarrea. Si las heces son blandas, no contienen sustancias que irriten el estómago, la garganta ni los intestinos. Por lo tanto, esta dieta puede calmar la irritación que causaron los ácidos del vómito. Muchos de los alimentos en la dieta BRAT también son altos en nutrientes como potasio y magnesio. y pueden reemplazar lo que se perdió con los vómitos y la diarrea.

7. Evitar fumar y beber alcohol

Fumar puede irritar la garganta, aumentar la probabilidad de malestar estomacal. Además, en caso de vómito, puede irritar aún más el tejido sensible que ya está lastimado por los ácidos estomacales. El alcohol tambíen es difícil de digerir en estas circunstancias y puede causar daño al hígado y al revestimiento del estómago. Por estas razones las personas con malestar estomacal deben evitar fumar y beber alcohol hasta que se sientan mejor.

8. Evitar alimentos difíciles de digerir

Algunos alimentos son más difíciles de digerir que otros. Esto aumenta el riesgo de malestar estomacal. Quienes tienen malestar estomacal deben evitar los alimentos que sean fritos o grasosos, espesos o cremosos, salados o con muchos preservantes

9. Jugo de lima o limón, bicarbonato de sodio y agua

Algunos estudios sugieren que mezclar el jugo de lima o de limón con agua y una pizca de bicarbonato de sodio puede ayudar a aliviar varios problemas digestivos. Esta mezcla produce ácido carbónico, que ayuda a reducir el gas y la indigestión. También puede mejorar la secreción hepática y la movilidad intestinal. La acidez del jugo de lima y de limón, y otros de sus nutrientes es buena para digerir y absorber las grasas y el alcohol al neutralizar los ácidos biliares y reducir la acidez del estómago. La mayoría de recetas tradicionales recomiendan mezclar una cucharada de jugo de limón o lima fresco con una cucharadita de bicarbonato de sodio, disueltas en 8 oz de agua.

10. Algunos condimentos ayudan al malestar estomacal.

La canela, el clavo y el comino sirven para reducir los gases y la distención abdominal. La canela contiene varios antioxidantes que facilitan la digestión y reducen el riesgo de irritación y daño en el tracto digestivo. El clavo contiene sustancias que pueden ayudar a reducir los gases en el estómago e incrementan las secreciones gástricas. Esto puede acelerar la digestión retardada, que permite reducir la presión y los calambres. El clavo también se puede utilizar para reducir la náusea y los vómitos.

Una persona con malestar estomacal puede probar mezclar 1 o 2 cucharaditas de clavo molido o en polvo con 1 cucharadita de miel una vez al día antes de ir a la cama. Para la náusea y la acidez, pueden combinar clavo con 8 onzas de agua hirviendo para hacer un té, el cual debe tomarse lentamente una o dos veces al día.

Si quiere ensayar con el comino empiece por mezclar 1 o 2 cucharaditas. de comino molido o en polvo con sus alimentos. Alternativamente, puede agregar unas pocas cucharaditas de semillas de comino o comino en polvo al agua hirviendo para hacer té.

El alcohol no es recomendado si hay lmalestar estomacal o vómito.

Solo se debe ir al médico en caso de que haya vómitos o diarrea continuos o incontrolables, el estreñimiento sea crónico, tenga fiebre, sus deposiciones sean con sangre, no pueda sacar los gases, sienta mareos, dolor brazo y haya perdida de peso involutaria. También en caso de que sienta un bulto en el abdomen o el estómago, tenga problemas para tragar, haya tenido antecedentes de deficiencia de hierro, anemia o afecciones asociadas y dolor al orinar. Por lo demás, el malestar estomacal y la indigestión normalmente no son causa de preocupación. Para la mayoría de las personas, los síntomas desaparecen en algunas horas.