Caída del cabello - alopecia
Caída del cabello - alopecia - Foto: Getty Images

belleza

¿Cómo prevenir la caída del cabello con remedios caseros?

Estos son algunos productos naturales que pueden ayudar a fortalecer el pelo.

Las personas pierden aproximadamente 100 cabellos de la cabeza todos los días, de los 100.000 que aproximadamente tiene el cuero cabelludo según explica Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Sin embargo, cuando la pérdida se empieza a presentar de manera severa hasta provocar parches o una notable calvicie generalizada, es importante acudir al dermatólogo o al médico tratante para determinar la causa y formular el tratamiento más adecuado para cada paciente.

En muchos casos, la pérdida de cabello en proporciones normales podría estar asociada con la alimentación y puede significar que hay un déficit de minerales, como hierro, zinc, cromo, magnesio o potasio. Así mismo, podría ser consecuencia de resequedad en el cuero cabelludo por exposición al sol, motivo por el que hay que proteger el cabello de los rayos solares y otras fuentes de luz ultravioleta, factores que afectan las propiedades elásticas del cabello.

Sumado a esto, la pérdida de cabello puede ser el resultado de herencia genética, cambios hormonales, afecciones médicas o una parte normal del envejecimiento y, aunque cualquiera puede perder el pelo de la cabeza, es más común en los hombres, de acuerdo con Mayo Clinic.

Para quienes prefieran acudir a tratamientos naturales para fortalecer el cabello y prevenir su caída, estos son remedios caseros citados por el diario digital El Español para casos no severos.

1. Té verde

De acuerdo con el portal especializado Mejor con Salud, esta planta tiene una alta concentración de polifenoles vegetales que coadyuvan a proteger la piel contra los efectos negativos de la radiación, la contaminación y los radicales libres, propiedades que se suman a su efecto inmunomodulador y fotoprotector que beneficia tanto la piel como el cabello, y que se dan gracias a que cuenta con galato de epigalocatequina (EGCG) y galato de epicatequina (ECG), según un estudio divulgado en Oxidative Medicine and Cellular Longevity.

Por ese motivo, esta bebida se puede usar para combatir la caída del cabello. Para ello, solo se debe preparar una taza de té verde, dejarla enfriar y aplicarla a modo de tónico sobre el cabello después de tomar una ducha. Este remedio se puede emplear unas dos veces por semana, señala el medio español.

2. Aceite de almendras y aceite de romero

Las propiedades del aceite de almendras son amplias y brindan beneficios no solo a la piel, sino a la salud en general. Ofrece una importante cantidad de antioxidantes, además de ácidos grasos como el omega 3 y 6. Por otro lado, tiene un alto contenido de ácidos grasos insaturados (90 %) y entre un 20 % y 30 % de ácido linoleico, sustancia que la piel humana produce de forma natural.

Con respecto al romero, además de tener importantes propiedades para tratar diferentes tipos de afecciones, es una planta rica en antioxidantes a la que se le atribuyen el cuidado del cuero cabelludo y efectos rejuvenecedores, motivo por el que es beneficioso para el pelo.

Para hacer uso de estos aceites, solo se deben aplicar unas gotas de cualquiera de estos dos productos en la mano y hacerse un masaje en el cuero cabelludo. No requiere de enjuague, por lo que el cuero cabelludo tendrá todo el tiempo para absorber sus propiedades y estimular el crecimiento del pelo.

3. Aceite de oliva

Desde hace miles de años, el aceite de oliva ha sido usado como cosmético natural debido a que frena el envejecimiento prematuro a la piel, gracias a su acción antioxidante (Vitamina E) que le aporta elasticidad e hidratación y, adicionalmente, repara los tejidos dañados como heridas, cicatrices o marcas.

También es un ingrediente esencial para el pelo y esto es lo que ha llevado a que muchas personas lo utilicen como tratamiento reparador tras épocas de mucho secador, planchas y tintes.

Preparar mascarillas caseras que tengan como base el aceite de oliva puede ser clave para recuperar el cabello maltratado y fortalecerlo. También funciona como tratamiento hidratante prechampú aplicándolo tibio en raíces y puntas sobre el cabello seco 10 o 20 minutos antes de lavarse el pelo de manera habitual.

4. Cebolla

Muchos expertos en belleza han hablado sobre los beneficios de la cebolla, un alimento conocido por sus propiedades curativas en la cocina, que también brinda beneficios a la piel.

Gracias a que es rica en vitamina A, C y E, ayuda a nutrir la piel y combatir los rayos UV. El portal Mejor con Salud reseña que un estudio publicado por la Universidad de Bradford demostró que la cebolla tiene una enzima llamada catalasa, que ayuda a disminuir el peróxido de hidrógeno que se acumula en los folículos pilosos, es decir, mejora la circulación de la sangre en los mismos.

Para hacer uso de este alimento con fines estéticos solo se debe extraer el jugo de una cebolla, aplicarlo en la cabeza y dejarlo actuar unos 30 minutos. Luego, lavar el cabello como siempre. Este tratamiento se puede repetir dos veces a la semana durante tres meses, explica El Español.