Té verde
Té verde - Foto: Getty Images

vida moderna

Té verde: así podrá utilizarlo como mascarilla antioxidante para la piel

Gracias a sus múltiples propiedades el té verde es una de las infusiones más populares.

Como ya es sabido, el té verde es una de las bebidas preferidas para muchos gracias a sus múltiples propiedades que resultan convenientes entre muchas otras cosas, para combatir impurezas y darle un buen aspecto a la piel.

De acuerdo al portal especializado en salud Mejor con Salud, esta planta tiene una alta concentración de polifenoles vegetales que coadyuvan a proteger la piel contra los efectos negativos de la radiación, la contaminación y los radicales libres, propiedades que se suman a su efecto inmunomodulador y fotoprotector que beneficia tanto la piel como el cabello, y que se dan gracias a que cuenta con galato de epigalocatequina (EGCG) y galato de epicatequina (ECG), según un estudio divulgado en Oxidative Medicine and Cellular Longevity.

Es así que, a la hora de querer lucir un cutis más limpio y libre de bacterias, una mascarilla con té verde es la mejor opción para revitalizar la piel y con ello lograr este propósito.

Esta opción es la más indicada para quienes quieran optar por un producto natural que combine el té verde con otros ingredientes saludables. Tres de las opciones reseñadas por el sitio experto son:

*Mascarilla con bicarbonato y té verde

El bicarbonato de sodio es uno de los ingredientes naturales que tiene un sinnúmero de usos, entre ellos, ayudar a tener una piel limpia y saludable, motivo por el que combinarlo con el té verde es ideal para minimizar el exceso de grasa en la piel.

Para prepararla solo se requiere de 15 g de té verde molido, 5 g de bicarbonato de sodio, 15 g de miel de abeja y agua. Una vez listos estos ingredientes, se debe proceder a moler las hojas de té verde y combinarlas con el bicarbonato de sodio y la miel. Si es necesario, se debe humedecer con un poco de agua hasta obtener una pasta espesa, explica Mejor con Salud.

Luego, se debe limpiar la superficie de la piel con un paño y procede a aplicar la mascarilla. Una vez puesta, se deben realizar suaves masajes circulares para exfoliar y limpiar los poros.

Pasados 10 o 15 minutos, se debe enjuagar con agua templada. y secar la cara suavemente con una toalla. Esta mascarilla según el sitio experto, se puede repetir 2 o 3 veces a la semana.

*Mascarilla de té verde, avena y yogur

Esta mezcla apta para todo tipo de pieles, además de hidratar la piel, también elimina las células muertas y revitaliza, un motivo para prepararla y aplicarla 2 o 3 veces a la semana.

Los ingredientes para su preparación son: 15 g de té verde molido, 15 g de avena en hojuelas y 30 g de yogur natural. Estos productos se deben incorporan en un recipiente y mezclarlos hasta obtener una pasta homogénea. Cuando esté lista, se debe aplicar por todo el rostro, cuello y escote y dejarla actuar 20 minutos antes de enjuagar.

* Mascarilla de té verde con miel:

Por otro lado, se señala la mascarilla natural que sale de la mezcla de té verde y miel de abejar orgánica. Esta mezcla es perfecta según los expertos porque la miel de abejas también es un potente antibacteriano que hidrata la piel.

Qué se necesita para realizar la mascarilla: 1 taza de agua de 100 ml y 1/2 taza de miel de abejas 50 mg.

Para prepararla se debe introducir dos o tres bolsas de té verde en un recipiente con agua hirviendo y dejar actuar por tres minutos. Una vez transcurrido el tiempo, se deben retirar las bolsas y dejarlas enfriar con el fin de abrir y retirar las hojas.

En un bol se debe verter la miel junto con las hojas. Mientras se mezcla y se obtiene la consistencia, se debe agregar un poco del líquido preparado inicialmente.

Una vez se haya conseguido la mezcla se debe agregar sobre el rostro limpio y dejar actuar por 15-20 minutos. Cuando haya acabado el tiempo se debe retirar la mascarilla con abundante agua.