salud

Cómo usar la piña y la canela para fortalecer el cartílago de las rodillas

Estos ingredientes poseen propiedades antiinflamatorias.


El cartílago es un tejido semirrígido que trabaja para dar soporte a algunas estructuras y órganos. Se considera un tejido de tipo conectivo que recubre las superficies óseas que forman parte de las articulaciones, explica el portal Top Doctors, de España.

También da forma y apoyo a otras partes del cuerpo, tales como a las orejas, la nariz y la tráquea. El cartílago sano ayuda a moverse, al permitir que los huesos se deslicen por encima de los otros. También protege la estructura ósea, impidiendo que los huesos se froten entre sí.

Un cartílago lesionado, inflamado o dañado puede causar síntomas como dolor y limitación del movimiento. También puede conducir a daños articulares y deformidad. Entre las causas de problemas en los cartílagos se encuentran: rupturas y lesiones, factores genéticos y otras enfermedades tales como la artritis, según información de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Para prevenir estas afecciones es importante controlar algunos factores de riesgo, dentro de los que se encuentra el sobrepeso. Es importante mantener un peso corporal adecuado, ya que de esta forma se reduce la carga que soporta el cartílago. Para ello, es clave la ingesta de una alimentación saludable y la práctica de ejercicio de manera regular y moderada.

En ocasiones los dolores de rodilla no son fuerte, pero si pueden ser molestos. Foto: Getty images.
Los dolores en la rodilla por desgaste del cartílago pueden ser muy molestos e incluso incapacitantes. Foto: Getty images. - Foto: Foto: Getty images.

Para cuidar el cartílago y evitar los molestos dolores que se presentan cuando se lesiona, se puede hacer uso de algunos remedios caseros. Uno de ellos es el batido de avena, canela y piña. Esto se debe a que sus ingredientes tienen propiedades antiinflamatorias.

El portal Mejor con Salud asegura que esta bebida es rica en vitaminas, minerales y otros nutrientes esenciales que ayudan a fortalecer las articulaciones para evitar su desgaste. Además, es una fuente de carbohidratos y fibra alimentaria.

“Sus principales beneficios para la salud de las rodillas se deben a su contenido de fósforo, magnesio y calcio, tres minerales que fortalecen la salud ósea y articular”, indica.

De manera individual, la avena tiene propiedades antiinflamatorias que ayudan a hacerle frente a las molestias que se presentan en la rodilla cuando el cartílago no está en buenas condiciones. Además, es rica en tiamina y otras vitaminas del grupo B, que aportan para relajar y desinflamar los tejidos que rodean las articulaciones y aliviar las molestias.

De igual forma, al ser fuente de compuestos fenólicos y vitamina E, un antioxidante capaz de combatir y proteger al organismo de los radicales libres, se considera que este alimento puede contribuir de manera positiva al tratamiento de enfermedades como la artritis, que genera el desgaste del cartílago, precisa Mejor con Salud.

Entre tanto, la piña contiene bajos niveles de azúcar y es rica en un componente llamado bromelaína, que ayuda a reducir la inflamación de enfermedades crónicas y en antocianinas, las cuales también ofrecen efectos antiinflamatorios, según información publicada en la revista Artritis y Reumatología. Además, contiene manganeso, cuya ingesta ayuda a controlar síntomas de enfermedades reumáticas como la artritis, osteoartritis y la osteoporosis, precisa la citada fuente.

Finalmente, la canela también suma propiedades antinflamatorias que pueden aliviar hinchazón en las articulaciones, tendones, ligamentos o cartílagos. Una investigación realizada por el M.S Ramaiah Medical College de India, indica que esta es una especia que pueden brindar efectos antioxidantes, antiinflamatorios, antilipémicos, antidiabéticos, antimicrobianos y anticancerígenos.

Para preparar este batido se pueden usar cuatro rodajas de piña, una taza de agua, media cucharada de canela en polvo, un vaso de jugo de naranja natural y cuatro cucharadas de almendras trituradas. Se pela y se corta la piña en trozos, se pone a hervir la avena en el agua durante unos cinco minutos y cuando esté lista se agrega al vaso de la licuadora, se mezcla con la piña y luego se agregan los demás ingredientes. Se puede consumir una vez al día.