Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/16/2014 6:00:00 PM

Claves para volverse madrugador

Muchas personas anhelan despertarse más temprano, pero no lo consiguen por repetir pequeños errores día tras día. ¿Cuál es la fórmula?

Cómo volverse madrugador La primera estrategia es dejar el teléfono celular o la alarma lo más lejos posible de la cama. Foto: Archivo SEMANA
Los científicos están de acuerdo en que aprovechar las mañanas hace a las personas más productivas y proactivas. Sin embargo, luchar contra el sueño es una de las batallas más duras que se libran a diario.
 
Aproximadamente un 50 % de los patrones de sueño están determinados por nuestros genes. El otro 50 % está en nuestras manos.

Para ganar la batalla contra el sueño hay varios tips. El Dr. Christopher Winter, vocero de la American Academy of Sleep Medicine, da una luz de esperanza a todos aquellos que no han podido ganarle al sueño y considera posible volverse una persona madrugadora en tan solo dos semanas. Estos son los consejos para lograrlo:

La alarma es su mejor o su peor amiga:
La primera estrategia, que no se puede ignorar, es dejar el teléfono celular o la alarma lo más lejos posible de la cama.

En el momento en el que se decide aplazar el despertador y volverse a meter en la cama, se ha perdido la batalla. Lo peor, dicen los expertos, es que esos sueños intermitentes que vienen después de despertarse por primera vez van a dejarlo aún más cansado para empezar el día.

Existen varias aplicaciones para smartphones, como Smart Alarm o Math Alarm, que requiere resolver un problema matemático para poder apagarla.

Establecer horarios inquebrantables: Winter recomienda levantarse, hacer ejercicio y desayunar a la misma hora todos los días. De esa forma, el cuerpo lo convertirá en una rutina y en menos de dos semanas reaccionará automáticamente a ella. Las mayores dificultades aparecen cuando se regresa a los hábitos antiguos, luego de los fines de semana o las vacaciones. Acostarse tarde los fines de semana también puede resultar un problema para el resto de la semana. Es el efecto del llamdo ‘jet lag social’.

Que entre la luz del día: La luz es importante porque le dice al cerebro que el día ha comenzado y envía señales al cuerpo para que deje de producir melatonina, la hormona que ayuda a regular el sueño. “Es lo que más afecta nuestro ritmo circadiano. Es más potente que la melatonina o cualquier otro medicamento”, dice el doctor Nathaniel Watson, codirector del Centro de la Medicina del Sueño de la Universidad de Washington, EE. UU.Watson.

Hacer ejercicio: Realizar actividad física en la mañana ayudará a mantener energía en el cuerpo durante el resto del día. Si no se hace ejercicio, por lo menos lavarse los dientes y la cara y tomarse un vaso de agua es la sugerencia de los expertos.

Buen desayuno: Las proteínas le ayudarán a estar despierto, pues incrementan sus niveles de dopamina. Deje a un lado las tostadas y opte por huevos y yogurt.

Todo está en ser disciplinado un par de semanas, después se habrá superado la primera fase, la más dura, y se empezarán a gozar de los beneficios de ser madrugador.
TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 0

PORTADA

Las 100 empresas más grandes de Colombia (…y las 900 siguientes)

En un año de altibajos en la política y la economía, el petróleo fue el gran impulsor de los resultados empresariales. El país volvió por la senda del crecimiento, aunque este todavía luce débil. Por eso se requieren señales claras que consoliden los resultados.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1934

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.