Diabetes
La diabetes debe controlarse con una alimentación saludable. - Foto: Getty Images

salud

Diabetes: estas son las bebidas que ayudan a controlarla

El agua es la principal bebida que deben consumir las personas que tienen altos niveles de azúcar.

Muchas personas en el mundo sufren diabetes y en algunas oportunidades no lo saben, debido a que los signos y síntomas pueden aparecer de manera gradual sin que se percaten.

Según la Asociación Colombiana de Diabetes, se estima que alrededor de 4,5 millones de colombianos padecen esta patología.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), se trata de una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina, hormona encargada de regular el azúcar en la sangre, o cuando el organismo no utiliza de manera eficaz la insulina que produce.

Los síntomas de la diabetes varían según se eleve el nivel de glucosa sanguínea. Es posible que algunas personas, en especial las que padecen prediabetes o diabetes tipo 2, no experimenten síntomas. En el caso de la diabetes tipo 1, las señales tienden a aparecer rápido y a ser más intensas.

De acuerdo con Mayo Clinic, los síntomas de esta enfermedad se manifiestan por aumento de la sed, hambre extrema, pérdida de peso sin causa aparente, fatiga, irritabilidad, visión borrosa, llagas que tardan en cicatrizar e infecciones frecuentes en las encías, la piel y vaginales.

Mantener una dieta saludable y evitar el consumo de bebidas azucaradas es clave para que los pacientes mejoren su condición. Las bebidas con cero calorías o bajas en las mismas usualmente son las mejores opciones para las personas que tienen alta su glucosa.

Consumir bebidas sin azúcar agregada es clave para los diabéticos. - Foto:

De acuerdo con el portal especializado Healthline, hay cinco bebidas ideales cuando las personas tienen altos sus niveles de azúcar: agua, té sin edulcorante, café sin edulcorante, jugo de vegetales y leche baja en grasa.

Agua

Cuando se trata de hidratación, el agua es la mejor opción para las personas con diabetes. Según los expertos, tomar suficiente agua puede ayudar al cuerpo a eliminar el exceso de glucosa a través de la orina. El Instituto de Medicina de Estados Unidos recomienda que los hombres tomen aproximadamente 13 vasos al día y las mujeres, unos 9.

Si a la persona no le gusta consumir agua sola, puede agregar rodajas de limón, lima o naranja, o ramas de hierbas como menta, albahaca o bálsamo de limón.

Té verde

Investigaciones han demostrado que el té verde tiene un efecto positivo en la salud. Puede ayudar a reducir la presión arterial y los niveles de colesterol LDL (malo).

Algunas investigaciones sugieren que tomar hasta seis vasos al día puede reducir el riesgo de diabetes tipo 2. Sin embargo, se requiere más investigación. De acuerdo con especialistas, independientemente de que el té sea verde, negro o de hierbas, se debe evitar aquellos con azúcares agregadas.

Café

Un estudio realizado en 2012 determinó que tomar café podría ayudar a reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Investigadores determinaron que el nivel de riesgo se redujo aún más para las personas que tomaban de dos o tres tazas al día.

Es importante que el café sea sin edulcorante. Agregar leche, crema o azúcar aumenta el recuento de calorías y puede afectar los niveles de azúcar en la sangre.

Jugo de vegetales

Las personas diabéticas pueden probar el jugo de tomate o una alternativa de jugo de vegetales. Se puede preparar una mezcla de hojas verdes, apio o pepinos con un puñado de frutos rojos para proveer vitaminas y minerales.

Consumir mucha agua es clave para las personas con altos niveles de azúcar. - Foto: Dougal Waters Photography Ltd

Leche baja en grasa

Los productos lácteos se deben incluir en la dieta todos los días. Estos contienen vitaminas y minerales, pero agregan carbohidratos a la dieta. Siempre se deben elegir las versiones sin azúcar, bajas en grasa o descremadas. La leche de soya y arroz contienen carbohidratos, así que es importante verificar la información en la caja. Además, muchas alternativas lácteas carecen de vitamina D y calcio a menos que sean fortificadas.

Según Healthline, las tres peores bebidas para las personas diabéticas son sodas regulares, bebidas energizantes que contienen azúcar y jugos de frutas.

En el primer caso, una lata de soda tiene 40 gramos de carbohidratos y 150 calorías. Esta bebida azucarada se ha relacionado con el aumento de peso y la caries dental, así que es mejor evitarla. En su lugar, los expertos recomiendan consumir agua con infusión de frutas o tés sin azúcar.

Las bebidas energizantes pueden ser altas en cafeína y carbohidratos. Las investigaciones demuestran que estas no solo aumentan el azúcar en la sangre, sino que pueden causar resistencia a la insulina. Esto puede aumentar tu riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Por su parte, los jugos de frutas pueden agregar una alta cantidad de carbohidratos a la dieta. Esta combinación puede causar estragos en la glucosa de la sangre y aumentar el riesgo de subir de peso.