nutrición

El aguacate: cinco razones por las que debería estar en su plato

Gracias a que ayuda al corazón, los ojos y los músculos, esta fruta se ha convertido en uno de los alimentos más recomendados en la dieta. Una nutricionista cuenta todo lo que se sabe de él.


Para tener una buena salud, hay que comer bien, y eso significa tener una dieta balanceada. Por eso, los expertos en nutrición consideran que no existe un superalimento o comida que sea mejor que otra porque se supone que en el balance está la clave de todo. Así lo afirma la nutricionista mexicana Samantha Villaseñor para quien la dieta diaria debe tener frutas, verduras de diferentes colores y sabores y otros alimentos naturales que ayuden a proveer los nutrientes necesarios al organismo.

Aunque no cree en supercomidas ni en un alimento mejor que otro, la experta señala que hoy existe uno que cautiva a todos debido a sus grandes propiedades. Se trata del aguacate, la fruta que la mayoría confunde como verdura. Según la experta, este alimento tiene grandes propiedades que lo hacen muy completo. Estas son cinco de ellas.

Las grasas del agucate ayudan a absorber las grasas de las vitaminas solubles y ayudan a construir las celdas de las células nerviosas.
Las grasas del agucate ayudan a absorber las grasas de las vitaminas solubles y ayudan a construir las celdas de las células nerviosas. - Foto:

1. Tiene grasas saludables: se ha descubierto que el aguacate tiene beneficios porque es una fuente de grasa natural y saludable para el organismo. “Ayuda a la salud del corazón -dice Villaseñor- porque contiene ácidos grasos principalmente monoinsaturados”. Como se ha podido establecer, las grasas son necesarias puesto que ayudan a que se absorban otras vitaminas. “Si agregamos aguacate a una ensalada nos ayudará a absorber las vitaminas que están en esas otras verduras”, explica. Algunas dietas reducen la ingesta de grasa, pero según los expertos estas deben tener un espacio en el menú diario porque el organismo las necesita. La cantidad que se debe consumir depende de la constitución, peso, estatura y género de la persona. Pero a modo general se supone que alrededor del 30 por ciento de las calorías deben provenir de la grasa. “El ICBF recomienda que lo importante es preferir saludables a las que no lo son como el tocino, la manteca y los aceites. “Si le vas a echar mayonesa mejor cámbiala por puré de aguacate o si a una sopa le ibas a poner queso mejor un poco de aguacate y ya tiene una sopa con una grasa saludable”, señala.

El aguacate contiene grasas saludables para el corazón
El aguacate contiene grasas saludables para el corazón - Foto:

2. Densidad nutricional: esta fruta es una de las más densas nutricionalmente. Esto significa que cuenta con muchos más nutrientes por caloría, lo cual da muchos beneficios pues aunque es altamente calórico es un alimento que aporta muchísimas de las vitaminas y minerales necesarias. Muchas personas, por el contrario, dejan de comer o limitan la ingesta del aguacate por ser muy grasoso, pero la realidad, según dice la nutricionista, es que aun en un pedazo muy pequeño, la persona está comiendo grasa saludable y muchos nutrientes. Por ser una gran fuente de energía muchos nutricionistas lo recomiendan a la hora del desayuno pues ayuda a comenzar el día con mucho ánimo.

La microbiota intestinal es importante para el sistema de defensa. La fibra protege su balance
La microbiota intestinal es importante para el sistema de defensa. La fibra protege su balance - Foto: 123RF

3. Tiene fibra: a pesar de su consistencia suave y cremosa, el aguacate cuenta con gran proporción de fibra. Según los estudios que analizan el impacto de la fibra de los alimentos en los seres humanos, se observa que esta es muy buena para la digestión, “pero ahora también es importante para la microbiota”, explica la nutricionista. Esta palabra se usa para indicar todos aquellos microorganismos que habitan en el aparato digestivo del ser humano. Se ha podido establecer que la fibra tiene un papel fundamental en la protección de la microbiota. “Por eso, comerlo no solo nos ayuda a sentirnos satisfechos sino a sentirnos bien”. La ventaja con el aguacate es que aun cuando la gente lo prepara en forma de puré no pierde la fibra y se mantienen sus vitaminas y minerales.

4. Tiene vitaminas pero también mucho potasio: el aguacate no contiene azúcares ni sodio, pero sí potasio, vitamina C, E y K. Eso significa que es fuente generosa de antioxidantes y de otros elementos necesarios para los procesos metabólicos del organismo. “Es un estuche de monedillas -dice- y eso lo hace ser un alimento versátil, rico y con muchos beneficios a la salud“, dice Villaseñor. De todas estas bondades, los nutricionistas destacan el potasio. Las bananas han disfrutado el título de ser las mejores contenedoras de este mineral pero hoy, gracias a las investigaciones, los aguacates compiten por ese mismo título. Una porción de 100 gramos de aguacate contiene el 14 por ciento de la cantidad diaria recomendada de potasio, mientras que esa cantidad de banana solo tendría el 10 por ciento.

Por sus efectos antiinflamatorios previene las lesiones musculares cuando la persona hace ejercicio.
Por sus efectos antiinflamatorios previene las lesiones musculares cuando la persona hace ejercicio. - Foto:

5. Bueno para los ojos y el corazón: esas grasas saludables sirven para mantener el corazón sano, pero por sus efectos antiinflamatorios también son esenciales para mantener bajo control los músculos lesionados y los tendones fatigados. Incorporar más grasas saludables a la dieta puede servir para que una persona evite lesiones. Pero el mayor beneficio en este frente es, sin duda, que esta fruta es clave para la salud de las pupilas. Esto se debe a que contienen luteína y zeaxantina, fitoquímicos que los ojos requieren para proteger los tejidos de los ojos. Gracias a esto puede minimizar los daños que causaría la luz ultravioleta. “Lo mejor es que el aguacate va bien con cualquier tipo de dieta y se puede comer a cualquier hora, dice Villaseñor. Por eso su versatilidad y beneficios lo hacen un alimento infaltable en la mesa.