Tendencias
La cúrcuma ayuda a mitigar el hormigueo, ya sea en una preparación casera como una crema o como suplemento. Foto: GettyImages.
La cúrcuma es un alimento que puede combatir múltiples alimentos. - Foto: Foto GettyImages.

vida moderna

El alimento que ayuda a reducir el riesgo de depresión

La depresión es un trastorno que en algunos casos pasa desapercibido.

La Clínica Mayo, define la depresión como “un trastorno emocional” que puede abrumar a una persona invadiéndola de tristeza, provocando en ella, una dificultad para llevar a cabo diferentes actividades, influyendo en sus pensamientos, sus sentimientos y su comportamiento.

Es importante entender que la depresión no solo es una tristeza que aparece y desaparece, sino que cuando una persona es diagnosticada con ella, necesita estar bajo la supervisión de un terapeuta y un tratamiento.

El principal síntoma característico de este trastorno, es el cambio de humor, donde se destaca la irritabilidad, desencadenando problemas en el sueño y desinterés por la vida.

La depresión contribuye al aumento de peso.
La depresión contribuye al aumento de peso. - Foto: Getty Images

Es importante recordar que el tiempo de dormir es una de las actividades más importantes para el organismo, ya que este se restaura y el cerebro se renueva de las experiencias vividas en el día. Por lo anterior, se recomienda -si es posible- dormir entre las 7 y 8 horas, porque si no se cumple con este tiempo determinado, el cuerpo puede empezar a debilitarse.

Cualquier persona puede ser diagnosticada con depresión, incluidos los adolescentes y los niños, siendo estos últimos, quienes evidencian un rechazo para realizar actividades escolares o para asistir a su institución educativa. En cambio, los adolescentes pueden tener las mismas características, incluidas el consumo de alcohol y la inactividad social.

La depresión puede desarrollar otros problemas de salud, interrumpiendo el avance de una persona en su ámbito profesional, familiar, y social.

La entidad americana explica que aunque la depresión se asocia solo con afecciones emocionales, en algunos casos, puede provocar la aparición de problemas físicos como dolores musculares, refiriéndose a que no hay un principio, sino que uno conlleva al otro: dolor - depresión.

¿Cuál es el alimento que combate la depresión?

Tener una dieta rica en frutas y verduras, puede ayudar a mejorar el estado de ánimo de una persona, siempre y cuando, estas sean de buena calidad y tengan un aporte nutritivo.

Por esto, la lista de alimentos que contrarrestan la depresión es amplia, entre los que se pueden encontrar productos como el chocolate negro, que influye en el sistema nervioso, y quizá, en el sistema cardiovascular de una persona.

Al ser rico en antioxidantes, puede evitar o revertir los efectos que tienen los radicales libres, asegura Mejor con Salud, en uno de sus artículos escritos por Katherine Flórez. Además, añade que puede participar en la producción de serotonina, misma que se denomina ‘la hormona de la felicidad’.

Foto de referencia de una mujer comiendo chocolate
Foto de referencia de una mujer comiendo chocolate - Foto: Getty Images

La cúrcuma, un alimento con múltiples funciones

Pero aunque son muchas las ventajas del consumo de chocolate negro, alimentos como la cúrcuma, no tienen nada que envidiarle, ya que de acuerdo con el portal citado, tiene propiedades antiinflamatorias que pueden aliviar dolores producidos por la artritis, por ejemplo.

Asimismo, señala que puede actuar en el sistema nervioso combatiendo otros males como la ansiedad, la depresión y el estrés.

Todo lo anterior no quiere decir que tras su consumo, elimine los dolores y los efectos producidos por la depresión, por ejemplo, sino que puede ser un buen aliado para su tratamiento. Sin embargo, se recomienda, siempre, consultar con un médico y un nutricionista.

Se recomienda percatarse de cualquier comportamiento anormal del núcleo social de personas que se frecuentan, ya que la depresión, puede llegar a ser silenciosa y desencadenar otros trastornos, como la ansiedad y el estrés, que no solo dificultan la calidad de vida de una persona, sino que también puede colocar en riesgo la misma.

“Durante un episodio depresivo, la persona afectada experimenta dificultades considerables en su funcionamiento personal, familiar, social, educativo, ocupacional y en otros ámbitos importantes”, explica la Organización Mundial para la Salud.