salud y bienestar

El deportólogo, un aliado para bajar de peso

La actividad física, así como una adecuada nutrición, es fundamental para enfrentar el sobrepeso y la obesidad. No se trata de correr horas y horas como Forrest Gump, tampoco de hacer el mínimo esfuerzo. Lo ideal es asesorarse de un médico deportólogo.


Creer que en una semana se va a bajar de peso haciendo ejercicio y que es suficiente, está dentro de la lista de errores que las personas con sobrepeso y obesidad cometen al intentar solos llevar una rutina de actividad física.

“Un kilo tiene mucha energía guardada” y para lograr el equilibrio entre las calorías consumidas y las gastadas se requiere de un esfuerzo extra, ojalá, guiado por un médico deportólogo.

Así lo considera John Duperly Sánchez, médico internista con doctorado en medicina del deporte, quien señala que el propósito de la consulta con los deportólogos es orientar al paciente para que incremente la actividad física y pueda, acompañado de una dieta que le recete el nutricionista, bajar de peso y crear un hábito.

Médico deportólogo, John Duperly Sánchez
Médico deportólogo, John Duperly Sánchez - Foto: Semana

Y es que al igual que las dietas flash, las personas con sobrepeso y obesidad suelen caer en la trampa de propósitos de comienzo de año, en donde se inscriben en un gimnasio al cual solo van un mes e, incluso, nunca. Lo recomendado por los deportólogos es formular un plan conjunto de actividad física sostenible de acuerdo con las capacidades de la persona, para que no tire la toalla con el primer intento y adopte un nuevo estilo de vida.

Para ello, señala Duperly Sánchez, el diagnóstico del paciente es el primer paso y consiste en evaluar a la persona con un interrogatorio sobre sus hábitos, gustos y preferencias, sus molestias, facilidades, horarios y características individuales que servirán para crear un plan de ejercicios.

Así mismo, el diagnóstico contempla un examen físico y la revisión de los exámenes básicos de laboratorio, cuyos resultados permitirán al médico proponer un plan de ejercicio con su respectivo seguimiento, mensual o trimestral, dependido de la intensidad del mismo y de la condición del paciente.

Plus size woman running in Central Park, New York during a beautiful day.
Woman running in Central Park New York - Foto: Getty Images

Cuando se habla de establecer un plan se refiere a periodos acordes a la cantidad de peso que se requiera bajar. Para quienes tienen poco sobrepeso el periodo para ver resultados reales podría ser entre uno y tres meses, y para quienes tienen obesidad entre seis meses y un año. Pero el esfuerzo no para aquí, la actividad debe seguir como un hábito saludable de vida y para toda la vida.

“Yo oriento mis esfuerzos a incrementar los niveles de actividad física y ejercicio de esa persona, tratando de entender su profesión, los aspectos socio culturales, los gustos, preferencias y horarios y entender dónde hay un espacio y una idea creativa, que ojalá vengan no solo del médico sino negociado con el paciente, para poder incrementar su gasto calórico… progresivamente”, señala Duperly.

¿Qué incluye el plan? Es una mezcla de actividad física, ejercicio y si el paciente lo prefiere deporte, que no son lo mismo.

Explica Duperly que la actividad física es aquella que los seres humanos realizan normalmente como caminar, ir a la oficina, bajar y subir escaleras, bailar y hacer aseo.

A su vez, el ejercicio es un subtipo de actividad física que se realiza con un objetivo específico y busca mejorar un aspecto de la condición física: ejercicios de fuerza, aeróbicos, cardiovascular. “Y el deporte es cuando al ejercicio se le ponen reglamentos, puntajes, ganadores y perdedores”, explica el galeno.

Plus size woman running in Central Park, New York during a beautiful day.
- Foto: Getty Images

En el plan de actividad física o ejercicios que se construya con el paciente la meta es perder entre 5 y 10 % de su peso corporal, dependiendo, claro está, del peso de partida, varía para el que tiene 50 o 100 kilos, de acuerdo con su edad, estatura y otras condiciones.

Así mismo, varía el tiempo que se le dedicará a la actividad física, para algunos bastará media hora diaria y para otras dos horas. Lo importante es dejarse guiar.

Aunque el trabajo principal lo hace el médico deportólogo, el primer paso lo da el paciente con su autoconocimiento para saber si se tiene sobrepeso u obesidad, y para ello, existen herramientas como la calculadora de Índice de Masa Corporal -IMC- que se puede encontrar en sitios web como ‘La verdad de su peso’ que son de gran ayuda cuando se trata de entender a fondo el sobrepeso y la obesidad, y enfrentarlas de la manera correcta.