Frutos secos
Las nueces aportan una serie de nutrientes y beneficios al cerebro. - Foto: Getty Images

salud

El fruto seco que fortalece el cerebro y desarrolla la memoria

El cerebro necesita de minerales, vitaminas del grupo B y aminoácidos para funcionar bien.

Llevar hábitos de vida saludables y ejercitar el cerebro son aspectos clave para minimizar el riesgo de sufrir deterioro cognitivo, mantener la memoria y reducir la posibilidad de presentar demencia.

Al igual que el cuerpo requiere de la ingesta de una dieta equilibrada y saludable, también el cerebro necesita de alimentos que lo nutran y le permitan mantenerse sano. El cerebro humano es graso y sus conexiones nerviosas necesitan minerales, vitaminas del grupo B y aminoácidos para funcionar bien. Por esta razón requiere de alimentos ricos tanto en grasas saludables como en otros nutrientes.

Información del portal Cuerpo Mente indica que los carbohidratos también son importantes, ya que el cerebro obtiene toda su energía de la glucosa. Sin embargo, es determinante priorizar los que son de alta calidad, pues los productos ricos en azúcares sencillos desequilibran la energía.

Una buena forma de alimentar bien al cerebro es ingerir mucha variedad de vegetales y colores en los platos, para conseguir más riqueza de nutrientes indispensables. De igual forma, es clave mantenerse bien hidratado para evitar el cansancio cerebral. “Beber suficiente agua, así como té verde, infusiones, zumos o caldos ayuda a la actividad mental”, precisa el mencionado sitio web.

Uno de los alimentos recomendados para cuidar la salud del cerebro son las nueces. Si bien, en algunas ocasiones, se satanizan por ser un alimento alto en calorías, estos productos también son valorados por su aporte de nutrientes esenciales.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Harvard concluye que el consumo frecuente de nueces está relacionado con una mejora de las funciones cognitivas en edades avanzadas.

De igual forma, otra investigación elaborada por Rush University Medical Center de Chicago y citada por el medio digital Business Insider, apunta a que la vitamina E que contienen estos frutos secos ayuda en la prevención de la enfermedad de Alzheimer. Esta vitamina es un potente antioxidante que ayuda a proteger las células de los efectos de los radicales libres.

Por su parte, un artículo publicado en el portal Mejor con Salud y escrito por la nutricionista Eliana Delgado Villanueva, refiere un estudio realizado por el Institutd’Investigacions Biomèdiques August Pii Sunyer de Barcelona, según el cual, las nueces aportan proteínas, ácidos grasos, fibra, antioxidantes, esteroles, minerales y vitaminas B y E.

Otras de las propiedades que se les atribuyen a estos alimentos tienen que ver con que son una importante fuente de ácidos grasos poliinsaturados como el omega 3 y el omega 6, esenciales para la función neuronal y el sistema nervioso central.

De igual forma, las nueces contienen ácido fólico, que impide que aumenten los niveles de homocisteína en la sangre, disminuyendo así el riesgo de enfermedades cerebrovasculares.

Otros alimentos favorables

Es diversa la cantidad de alimentos que pueden ayudar a fortalecer y cuidar la salud del cerebro. Uno de esos productos es la avena, un cereal rico en fibra e ideal para nutrir el cerebro con azúcares sanos y vitaminas del grupo B. Otros cereales buenos son el arroz integral, el trigo sarraceno o la quinoa, asegura el portal Cuerpo Mente.

De igual forma, los productos de mar resultan favorables. Las sardinas, las ostras, los mejillones, el salmón y el bacalao son fuentes de ácidos grasos omega-3 de cadena larga, esenciales para la salud del cerebro. Estos alimentos también son una buena fuente de vitamina B12, selenio, hierro, zinc y proteínas. Si la persona no come pescado, las semillas de chía, las de lino y las verduras de mar también son buenas fuentes de omega-3, precisa un artículo publicado en The New York Times.

También es importante incluir en la dieta frutas y hortalizas, son ricas en antioxidantes. De este grupo hace parte, por ejemplo, la zanahoria, que es rica en betacarotenos y los arándanos, que contienen vitamina C y potasio, los cuales activan las enzimas que protegen las neuronas y mejoran la memoria a largo plazo, indica un artículo del portal Hogarmanía.

Por último, el aguacate es una fruta rica en grasas saludables de gran valor para la salud del cerebro. Puede aportar un gran contenido de grasas monoinsaturadas que mejorarían la actividad neuronal y la atención, además de cuidar la salud cardiovascular por lo que ayuda a que las arterias funcionen de forma más efectiva y la sangre llegue adecuadamente al cerebro, indica información del portal Gastrolabweb, de México.