vida moderna

Esto es lo que le sucede al cuerpo si se bebe alcohol sin comer previamente

Conozca algunas recomendaciones para consumir esta sustancia de forma responsable.


Uno de los peores errores que se cometen al salir de fiesta, o tomar una copa de vino en la casa, es hacerlo sin comer antes. De hecho, en alguna ocasión, más de una persona habrá consumido un par de tragos en ayunas y se emborrachó más rápido de lo que pensaba.

De acuerdo con la entidad sin ánimo de lucro experta en salud, Mayo Clinic, a la hora de consumir alguna bebida alcohólica es importante conocer los riesgos, inclusive los posibles beneficios, que pueden tener estas sustancias para la salud.

Asimismo señalan que un consumo moderado de alcohol es lo más recomendado para mantener un estilo de vida saludable y no enfrentar otros problemas asociados a la bebida, como enfermedad del hígado, presión arterial alta, accidente cerebrovascular, pancreatitis, entre otras.

Según indican: la sugerencia de los expertos es que un adulto sano puede tomar hasta una copa al día, en el caso de las mujeres, y hasta dos copas al día para los hombres. Así, por ejemplo, algunas cantidades recomendadas son:

  • Cerveza: 12 onzas líquidas (355 mililitros)
  • Vino: 5 onzas líquidas (148 mililitros)
  • Bebidas alcohólicas destiladas (80 grados): 1,5 onzas líquidas (44 mililitros)

Pero ¿qué pasa cuando se consume alcohol sin comer?

José Gallardo, nutricionista especializado en obesidad y sobrepeso, consultado por el medio El Español, explica que “alrededor del 80 % de la absorción de esta sustancia se produce en el intestino delgado, de forma bastante rápida además”. Por lo tanto, cuando la persona ingiere alcohol sin antes haber comido, la sustancia llega antes al intestino delgado y tiene que acelerar el proceso para digerirlo, lo que conlleva a un pico elevado de concentración en la sangre.

De igual forma, como señala una investigación publicada por Journal of Forensic Sciences, y citada por El Español, se demostró que comer antes de consumir una sustancia alcohólica no solo ayuda a reducir la sensación de intoxicación, sino que también condiciona el tiempo en el que el cuerpo realiza el metabolismo del etanol.

Así pues, tras un experimento con diez hombres, quienes tomaron cantidades moderadas de etanol (concentración de 0.80 g/kh) en ayunas y luego consumieron un desayuno completo, los investigadores señalaron que el metabolismo del etanol fue hasta dos horas más corto luego del desayuno.

Foto de referencia sobre amigos departiendo
Así pues, tras un experimento con diez hombres, quienes tomaron cantidades moderadas de etanol (concentración de 0.80 g/kh) en ayunas y luego consumieron un desayuno completo, los investigadores señalaron que el metabolismo del etanol fue hasta dos horas más corto luego del desayuno. - Foto: Getty Images

Entre otras de las consecuencias de tomar alcohol sin comer previamente, se explica que esta sustancia provoca irritación de la mucosa gástrica, la cual es importante para cuidar las paredes el estómago de ser dañadas por el jugo gástrico.

Uno de los inconvenientes más graves puede ser una cetoacidosis alcohólica, que consiste en una alteración del metabolismo, que produce náuseas, vómitos y un fuerte dolor abdominal. Usualmente, esta molestia es acompañada por otros síntomas como sentir mucho calor, alteración de los sentidos, habla rápida, descoordinación, por mencionar algunos. En estos casos, se recomienda asistir inmediatamente al médico ya que es un malestar que puede conducir a la muerte.

Recomendaciones antes de consumir alcohol

En su blog, Los cerveceros de México, comparten algunos consejos básicos para una ingesta responsable de alcohol y no arriesgar la salud.

  • No consumir alcohol si se va a conducir: aunque parece rayar en el sentido común, es importante no combinar esta sustancia con la conducción, puesto que cuando se excede en los tragos, se pierden la capacidad de coordinar los movimientos.
  • Tomar con moderación: no es necesario llegar al punto de la borrachera para disfrutar un buen rato. También se puede ingerir una cantidad responsable de alcohol y degustar cada trago.
  • No forzar a nadie a beber: el consentimiento es clave en todo escenario. Por ello, es importante que se respete la decisión individual de abstenerse de tomar. Es una cuestión de respeto.
  • Mantener el cuerpo hidratado: tomar agua a medida que se consume alcohol facilita la absorción de esta sustancia en el organismo.