.
Los investigadores analizaron las mediciones de la presión arterial de las pacientes desde el período prenatal hasta los 12 meses posteriores al parto. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Estudio reveló que una de cada diez mujeres puede desarrollar hipertensión por primera vez después del embarazo

Las madres con mayor riesgo tienen más de 35 años.

Un nuevo estudio dirigido por un investigador de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Boston (BUSPH) en Estados Unidos descubrió que una de cada 10 mujeres que no tenían hipertensión antes o durante el embarazo pueden desarrollar hipertensión hasta un año después de dar a luz.

Las personas sin antecedentes de presión arterial alta pueden desarrollar hipertensión por primera vez en las semanas y meses posteriores al parto, pero hay muy pocos datos sobre la hipertensión por primera vez que se desarrolla más de seis semanas después del parto.

El estudio, publicado en Hypertension, una revista de la Asociación Estadounidense del Corazón, también ha encontrado que casi una cuarta parte de estos casos de presión arterial alta se desarrollaron seis semanas o más después del parto, y las madres con mayor riesgo tienen más de 35 años, fumadoras actuales o anteriores o en mujeres pacientes que dieron a luz a su bebé por cesárea.

La hipertensión posparto puede provocar complicaciones como accidente cerebrovascular, enfermedad cardiovascular e insuficiencia renal más adelante, pero hasta ahora, la mayoría de las investigaciones han subestimado la carga de la hipertensión posparto de nueva aparición. Los estudios previos sobre este tema se centraron principalmente en las mediciones de la presión arterial tomadas durante el parto o los reingresos hospitalarios.

Además, la atención posparto estándar consiste en solo una visita clínica dentro de las cuatro a seis semanas posteriores al parto, por lo que los nuevos casos de hipertensión en el período posparto tardío (seis semanas a un año después del parto) pueden no ser diagnosticados.

Alimentos para hipertensos
Las personas que sufren de tensión arterial alta deben consumir productos bajos en sal. - Foto: Getty Images

El nuevo estudio, que contó con participantes de diversas razas y etnias, muestra que las pacientes con los tres factores de riesgo anteriores tenían un riesgo del 29 % de desarrollar hipertensión posparto nueva, y que este riesgo aumentó al 36 % entre las pacientes negras no hispanas.

Los hallazgos también subrayan la necesidad de estrategias para identificar y controlar la presión arterial alta posparto entre las pacientes de alto riesgo antes de que sean dadas de alta del hospital después del parto.

“Los hallazgos del estudio tienen implicaciones para la atención posparto, particularmente entre pacientes sin antecedentes de hipertensión”, señaló la autora principal del estudio, la doctora Samantha Parker, profesora asistente de epidemiología en BUSPH y exalumna del programa de doctorado en epidemiología de SPH en 2014.

“Nos sorprendió la cantidad de casos registrados más de seis semanas después del parto, un período que queda fuera del seguimiento posparto de rutina. El seguimiento durante este período podría mitigar las complicaciones cardiovasculares graves posparto y a largo plazo”, añadió.

Otros estudios sugieren que la aparición de hipertensión después del parto puede ser hasta 2,5 veces más común entre las mujeres negras no hispanas en comparación con las mujeres blancas, agregó.

“Comprender esta relación entre el embarazo y la hipertensión es particularmente importante para abordar las desigualdades en las enfermedades cardiovasculares maternas y la muerte de las personas de color”.

Expertos de la Clínica Mayo, organización sin ánimo de lucro, destacan que una presión arterial normal es cuando no supera 120/80 mm. Foto: Gettyimages.
Expertos de la Clínica Mayo, organización sin ánimo de lucro, destacan que una presión arterial normal es cuando no supera 120/80 mm. - Foto: Foto Gettyimages

Para el estudio, Parker y sus colegas de BUSPH y la Facultad de Medicina Chobanian & Avedisian de la Universidad de Boston (Chobanian & Avedisian SOM) utilizaron registros médicos para examinar las características demográficas y los datos prenatales, de parto y posparto de 3925 personas embarazadas que dieron a luz entre 2016 y 2018, en el Centro Médico de Boston.

Los investigadores analizaron las mediciones de la presión arterial de las pacientes desde el período prenatal hasta los 12 meses posteriores al parto, tomadas en el hospital durante las visitas al consultorio, la atención de urgencia y de emergencia y las readmisiones.

El equipo definió la hipertensión posparto de nueva aparición como al menos dos lecturas separadas de la presión arterial, comenzando 48 horas después del parto, en las que la presión arterial sistólica fue de al menos 140 mmHg y la presión arterial diastólica de al menos 90 mmHg. La presión arterial grave incluía lecturas sistólicas de al menos 160 mmHg y lecturas diastólicas de al menos 110 mmHg.

*Con información de Europa Press.