Expertos de la Clínica Mayo, organización sin ánimo de lucro, destacan que una presión arterial normal es cuando no supera 120/80 mm. Foto: Gettyimages.
Expertos de la Clínica Mayo, organización sin ánimo de lucro, destacan que una presión arterial normal es cuando no supera 120/80 mm. Foto: Gettyimages. - Foto: Foto Gettyimages

vida moderna

Presión arterial alta: el método natural que ayuda a controlarla

La tensión alta es una de las enfermedades más diagnosticadas en la etapa del envejecimiento.

El portal de salud y medicina de la biblioteca de Estados Unidos, MedlinePlus, explica que cada vez que el corazón late bombea sangre que se desplaza hacia las arterias. La presión arterial aumenta cuando este órgano transporta el líquido rojo por medio de sus latidos, en un proceso llamado presión sistólica. Cuando el corazón está en reposo, entre latidos, la presión arterial baja y se conoce como presión diastólica.

Para diagnosticar que una persona sufre o padece de hipertensión, es decir, de tensión alta, se requieren de chequeos médicos constantes, ya que esta enfermedad, la mayoría de veces, no presenta síntomas. Por eso, se recomienda ir, como mínimo, una vez en el año al médico o visitarlo según él lo haya recomendado, teniendo en cuentas las condiciones de salud del paciente, la edad y sus antecedentes médicos, con el fin de diagnosticar enfermedades como estás a tiempo, para darles el tratamiento pertinente.

Alternativas para mejorar los niveles elevados de tensión alta

El portal de salud, belleza y cuidado personal Cuerpo y Mente menciona algunas alternativas que pueden mejorar las condiciones de las personas que padecen de esta afección. Antes de llevar a cabo estas recomendaciones es importante contar con la aprobación del médico que está tratando dicha afección; además, es pertinente mencionar que estas alternativas no reemplazan la medicación ni las recomendaciones dadas por el profesional de la salud.

En el artículo escrito por el periodista especializado en salud, Manuel Núñez, se menciona que realizar determinados ejercicios de respiración durante cinco minutos consecutivos puede reducir la tensión alta y regular sus niveles. Entre las recomendaciones mencionadas para tratar este padecimiento se encuentran reducir a su máxima expresión el consumo desmedido de sal, practicar actividad física de manera frecuente y manejar de manera sana y pensante los niveles de estrés que se viven en el día a día.

En una investigación que se llevó a cabo por investigadores de las universidades estadounidenses de Boulder y Arizona, se le solicitó a los participantes que hicieran ejercicios de respiración haciendo uso de un dispositivo que reduce la resistencia a la respiración. “A las dos semanas se apreció una disminución de 9 mmHG en el nivel de presión arterial sistólica (el valor alto en la medida de tensión arterial)”.

Alimentos para hipertensos
Las personas que sufren de tensión arterial alta deben consumir productos bajos en sal. - Foto: Getty Images

Los profesionales que participaron en dicho estudio mencionaron que esta alternativa fue igual de efectiva que consumir medicamentos y hacer cambios en el estilo de vida, es decir, esos ejercicios de respiración surgieron el mismo efecto que las alternativas mencionadas anteriormente para tartar dicha afección.

“Se espera que el ejercicio físico reduzca la presión arterial sistólica en aproximadamente 5 a 8 mmHg y seguir una dieta saludable para el corazón puede disminuirla en aproximadamente 11 mmHg”.

Los participantes realizaron los ejercicios de respiración durante seis semanas consecutivas y posteriormente detuvieron la práctica durante seis semanas. La presión arterial de los participantes se mantuvo baja como estuvo después de haber llevado a cabo los ejercicios de respiración.

Los dispositivos de respiración profunda son usados, de manera frecuente, por pacientes que padecen de afecciones pulmonares graves; sin embargo, la investigación mencionada anteriormente y otras han determinado que estos dispositivos también sirven a la hora de tratar y mejorar la presión arterial.

“Los investigadores explican que aumentar la fuerza del diafragma y otros músculos respiratorios no es lo que causa la caída de la presión arterial. Las respiraciones profundas y enérgicas ejecutadas con un dispositivo de entrenamiento de fuerza de los músculos respiratorios probablemente reducen la actividad simpática (la respuesta de lucha o huida), que tiende a ser hiperactiva en personas con presión arterial más alta”.

“Estos aparatos son utilizados por deportistas para mejorar su condición pulmonar. Los investigadores recomiendan que se elija un aparato con un ajuste de resistencia inspiratoria máxima de al menos 100 cmH2O”.