vida moderna

Familia poliamorosa es reconocida legalmente: está conformada por tres padres y dos hijos

Después de una batalla sin precedentes, los tres hombres lograron ser la primera familia poliamorosa reconocida legalmente en el mundo. Sucedió en California, Estados Unidos.


Ian Jenkins, Alan Mayfield y Jeremy Allen Hodges son tres estadounidenses que comparten dos hijos en común. Los tres, luego de una batalla legal sin precedentes, lograron que junto con sus bebés fueran reconocidos oficialmente como la primera familia poliamorosa del mundo.

El caso se registró en California, Estados Unidos. Los tres hombres, que son padres de Piper, una niña de tres años, y Parker, un pequeño de apenas 14 meses, comenzaron a conformarse como pareja poliamorosa en 2003, cuando Ian y Alan iniciaron su noviazgo, y nueve años después conocieron a Jeremy, de quien curiosamente ambos se sintieron atraídos, así que tras hablarlo, iniciaron una relación tripartita.

Para llenar la casa de más amor, todos comenzaron a sentir el deseo de convertirse en padres y decidieron hacerlo a través de una gestación subrogada y un donante de esperma. Sin embargo, Jenkins dijo que desde el inicio las cosas fueron complicadas para ellos porque las leyes ponían muchos obstáculos para el uso de vientres subrogados.

Luego de varias batallas, gracias a la subrogación de vientre y un donante de esperma nacieron Piper, una niña de 4 años, y Parker, un bebé de 14 meses. Cuando nació Piper no existía ningún precedente sobre una pareja de tres que pudiera registrar a una hija, por lo que tuvieron que enfrentarse en los juzgados para que pudieran ser reconocidos como familia y poder registrar a la pequeña.

“Ella dijo (la jueza) que ‘tendríamos que hacer una nueva ley o una apelación’. Y yo estaba como ‘Solo quiero a mi hija, no una batalla legal”, contó Jenkins, uno de los hombres de la familia poliamorosa. Y agregó que lo que sí había era casos en los que un par de padres registraban a su hijo, y más tarde podrían solicitar que se agregara el nombre del tercero.

Sin embargo, cuando estaban a punto de tomar esa opción, Alan decidió detener el trámite para ir directamente a la Corte y jurar frente a un juez, para solicitar que se accediera a su petición.

“Todos dimos testimonios llenos de lágrimas sobre por qué necesitábamos ser padres. Se podía ver la emoción en el rostro del juez. Miró todas las opciones que tenía delante y encontró una manera de utilizar las leyes existentes para darnos el primer certificado de nacimiento de este tipo en cualquier lugar”, declaró Jenkins al medio HuffPost.

Según el HuffPost, Ian Jenkings es docente para médicos graduados, mientras que Jeremy trabaja en un zoológico y se encarga de cuidar aves; por su parte, Alan prefiere ser considerado la mamá oso.

La familia tiene planeado publicar un libro titulado Tres hombres y un bebé, en el que cuentan su historia, el cual saldrá a la venta en marzo de 2021, informó el HuffPost.

En sus redes sociales, la familia comparte los momentos que viven en unión y alrededor de sus dos pequeños.

El término poliamor no figura en el diccionario de la Real Academia Española y las historias de quienes lo practican no se cuentan en las típicas películas de San Valentín.

Pero el tema es materia de libros, series, y sobremesas: el poliamor y otras formas de concebir las relaciones se cuelan en el reinado de la monogamia, tradicionalmente enraizada en América Latina.

El amor romántico de pareja ha dejado de ser para muchos el único vínculo legítimo, y aunque no se trata de nada nuevo, son cada vez más los que se atreven a vivir y exponer sus relaciones alternativas.

En 2017, Manuel Bermúdez, Víctor Prada y John Rodríguez formaron en Medellín la primera unión poliamorosa de Colombia, o la inédita “constitución de régimen patrimonial de trieja”. Así, obtuvieron derechos similares a los de las personas casadas, por los que lucharon ante la justicia.

De derecha a izquierda Manuel Bermúdez, Víctor Hugo Prada y Alejandro Rodríguez, quienes conforman la trieja. Foto: Pablo Andrés Monsalve// SEMANA, Medellín
De derecha a izquierda Manuel Bermúdez, Víctor Hugo Prada y Alejandro Rodríguez, quienes conforman la trieja. Foto: Pablo Andrés Monsalve// SEMANA, Medellín - Foto:

La unión inicialmente iba a ser entre cuatro, pero uno de sus miembros murió. Un fallo que les permitió ser acreedores de su pensión los motivó a constituir la unión legal.

“Al casarnos pusimos nuestra vida íntima en público, en un acto que resonó a nivel mundial, porque no somos una familia escondida, somos una familia poliamorosa que sale a la calle de la mano”, dice Víctor.