Tendencias
La gelatina aporta al colágeno y también ayuda a fortalecer las uñas, mejora el estado de los huesos, tendones, articulaciones.
Las proteínas que se encuentran en la gelatina, junto con el cobre, selenio y fósforo, ayudan a que los huesos se mantengan fuertes. - Foto: Getty Images

vida moderna

Gelatina: ¿qué beneficios tiene consumirla en la noche?

La ingesta de gelatina en una dieta balanceada ayuda a mejorar la calidad del sueño.

La gelatina es una proteína pura que se obtiene al extraer y procesar el colágeno de la piel y tejido óseo de origen animal. En concreto, contiene un 90 % de proteínas, un 2 % de sales minerales y 8 % de agua, aproximadamente.

Por esta razón, puede consumirse dentro de una dieta equilibrada con regularidad y no solamente en caso de alguna enfermedad, como suele ser catalogada, según el portal Mejor con Salud.

Su rica composición en glicina y prolina permiten mejorar las estructuras de varios tejidos del organismo, fundamentalmente ligamentos, huesos, cartílagos y tendones, siendo recomendados en personas con osteoporosis y artrosis, según el portal de salud y bienestar, Saber Vivir.

Además, contiene colágeno, el cual es uno de los materiales que forman el cartílago y los huesos. Por esta razón, tomar gelatina podría aumentar la producción del colágeno en el cuerpo y, por lo general, las personas la consumen para cuidar de su aparato óseo, además, de sus articulaciones y su piel, según el portal especializado en salud, MedlinePlus.

Los huesos dan soporte y  permiten la movilidad del cuerpo, además, protegen de lesiones al cerebro, al corazón y a otros órganos.
La gelatina contiene colágeno, el cual es uno de los materiales que forman el cartílago y los huesos. - Foto: Getty Images

Propiedades de la gelatina neutra para la piel y los huesos

La gelatina neutra, como se mencionó anteriormente, posee un elevado contenido en colágeno, el cual es una de las proteínas más importantes para mantener los huesos, la piel, las uñas y el cabello saludables y en perfecto estado.

  • Ayuda a mantener la piel libre de impurezas y sin imperfecciones.
  • Combate el exceso de sebo y grasa.
  • Ayuda a mantener la piel limpia.
  • Combate el envejecimiento cutáneo y retrasa la presencia de signos de la edad en el cutis. Previene la formación de arrugas y líneas de expresión y atenúa las ya existentes.
  • Aporta flexibilidad, tersura y firmeza a la piel.

Beneficios de la gelatina para la salud

Mejora la salud de los huesos y las articulaciones

  • Las proteínas que se encuentran en la gelatina, junto con el cobre, selenio y fósforo, ayudan a que los huesos se mantengan fuertes y aumentan la densidad mineral ósea del cuerpo.
  • Además, los aminoácidos de la gelatina reducen la inflamación que podría afectar las articulaciones. La gelatina también contribuye al desarrollo del cartílago, lo que refuerza las articulaciones y huesos en gran medida, según un estudio publicado en Biochemical and Biophysical Research Communications.

Mejora el sueño

Refuerza el sistema inmunológico

  • Ayuda al cuerpo a mejorar su respuesta inmunológica y evitar el contagio de enfermedades respiratorias comunes, ya que cuenta con prolina, uno de los compuestos necesarios para combatir infecciones como tos o resfriados.

Mejora la salud digestiva

  • Un ensayo publicado en International Journal of Molecular Sciences, señala que la gelatina tiene la particularidad de que se une de manera natural con el agua. Esto hace que el cuerpo asimile con mayor facilidad la fibra que contiene.

Gelatina con agua

Ingredientes

  • ½ cucharada de gelatina sin sabor (5 g).
  • ½ vaso de agua helada (100 ml).
  • ½ vaso de agua tibia (100 ml).

Preparación

  • Verter la gelatina en el agua helada y dejarla reposar toda la noche.
  • Al día siguiente, agregar el agua tibia y ponerla a calentar al baño María.
  • Cuando se haya disuelto por completo, retirarla y consumirla.

Gelatina con leche

Ingredientes

  • 2 cucharadas de gelatina sin sabor (20 g).
  • ¾ vaso de leche fría (150 ml).

Preparación

  • Primero se debe diluir la gelatina sin sabor con la leche fría y dejarla reposar durante una hora.
  • Se puede añadir un poco de miel.
  • Calentar la mezcla al baño María, sin dejar que hierva.
  • Retirarla del fuego, dejarla reposar y consumirla.
  • El tratamiento se debe hacer como mínimo tres semanas seguidas.