vida moderna

Hielo: así se puede usar para rejuvenecer la piel y reducir arrugas

Este tratamiento casero ayuda a regenerar la piel y a tener un aspecto joven.


Con el paso del tiempo todos los órganos del cuerpo humano se envejecen, incluida la piel, que es el más grande de todos. Algunos contaminantes en el medio ambiente, la exposición solar y diferentes factores contribuyen a acelerar el envejecimiento.

El colágeno es una de las proteínas más importante para el cuerpo, especialmente para la piel, pues es la encargada de brindar elasticidad y fuerza. Con la vejez, su producción se disminuye y empiezan a aparecer las arrugas y líneas de expresión. “Las arrugas son líneas y pliegues que se forman en la piel. Algunas arrugas se pueden volver grietas o surcos profundos y pueden ser particularmente notorias alrededor de los ojos, la boca y en el cuello”, explica Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

Las líneas de expresión pueden ser un dolor de cabeza para muchas personas. El rostro es considerado como una de las partes del cuerpo más importante, por lo que algunos priorizan su cuidado. Algunos recurren a cirugías o procedimientos estéticos para rejuvenecer el rostro. Otros, aprovechan los productos de la industria cosmética para el tratamiento de la piel y están quienes usan mascarillas caseras para el cuidado de la piel.

Lo cierto es que estas diferentes opciones pueden ser algo costosas para muchas personas. Por ello, es importante aprovechar ingredientes económicos y asequibles, que se pueden encontrar comúnmente en casa. El hielo es uno de ellos. Para adquirirlo solo es necesario un poco de agua y congelarla en la nevera.

El tratamiento facial con hielo es una de las opciones más fáciles de realizar en casa. Dentro de sus múltiples beneficios están tonificar, rejuvenecer y regenerar la piel. Según destaca el portal especializado en salud y belleza Mejor con Salud, “Se trata de una terapia de origen oriental que se ha extendido por todo el mundo para que todas las mujeres puedan cuidar la juventud de su piel sin tener que invertir mucho en ello”.

¿Cómo hacerlo?

  1. Antes de iniciar el tratamiento se debe limpiar muy bien el rostro, especialmente que quede limpio de maquillaje.
  2. Tomar el hielo y envolverlo en una prenda de vestir de algodón. El hielo no se debe poner directamente sobre el rostro.
  3. El paño se debe frotar por todo el rostro, permaneciendo en cada área alrededor de dos minutos.
  4. Se deben realizar movimientos circulares en la mandíbula y barbilla, en la frente, nariz y en las mejillas.
  5. En la zona de los ojos se debe frotar con mucho cuidado.
  6. Al finalizar el tratamiento con hielo, se puede aplicar un tónico facial.

Recomendaciones

El cuidado de la piel es importante para disminuir la prominencia de las arrugas, las manchas y, especialmente, el cáncer de piel. Según explican los expertos, para prevenir y reducir el riesgo de desarrollar cáncer de piel es vital protegerse de los rayos ultravioleta. Para ello se puede recurrir a diferentes alternativas como gorras, sombreros y fotoprotector, también conocido como bloqueador solar. Estos rayos no solo afectan cuando hay sol, sino también en días nublados y frescos, por lo que la protección debe ser permanente. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades brindan algunos consejos:

  • Mantenerse en lugares con sombra.
  • Vestirse con ropa que cubra los brazos y las piernas.
  • Usar sombreros de ala ancha que cubran la cara, la cabeza, las orejas y el cuello.
  • Usar gafas de sol que cubran los lados de la cara.
  • Aplicar fotoprotector con un factor de protección solar (FPS) 15 o más.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la mayoría de los cánceres de piel son causados por la exposición excesiva a los rayos ultravioleta, los cuales causan daño a las células cutáneas. Algunas personas creen que estos solo provienen del sol, pero también son emitidos por las camas bronceadoras y las lámparas solares.